Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
En Tolosa ya no saben cómo parar a los delincuentes: tres casos el fin de semana

A pesar de la reunión que mantuvieron con las autoridades policiales, los vecinos dicen sentirse “desprotegidos”

En Tolosa ya no saben cómo parar a los delincuentes: tres casos el fin de semana

Los delincuentes que entraron en “proflite” quedaron filmados / video

21 de Octubre de 2019 | 02:49
Edición impresa

Los sucesivos hechos delictivos que padecen en Tolosa no se detienen y los vecinos mantienen encendida la alarma ante una situación que parece no encontrar paliativos, a pesar de las reuniones con autoridades locales y provinciales (ver recuadro) y las medidas que toman para resguardarse entre ellos.

Durante el fin de semana se registraron tres nuevos episodios, todos en un radio de pocas cuadras. Sin embargo, los atracos no se circunscriben a un área específica y sus autores no son siempre los mismos.

A principios de septiembre, una ola de vandalismo y escruches perpetrada por menores afectó a varios comercios de una amplia zona: 13 y 527; 7 y 520; 13 y 525 bis; 7 entre 530 y 531, entre otros. En mayo se dio una “explosión” de incidentes en concesionarias de venta de vehículos que tuvo una réplica hace algunos semanas atrás.

A esa modalidad se sumó una violenta entradera en 529 entre 11 y 12, donde una banda le sustrajo el auto particular a un hombre que estaba por guardarlo en el garaje. Uno de los sospechosos fue atrapado días después y sus cómplices estarían en la mira de la Policía.

Cuatro veces en dos meses

Desde agosto, un grupo de delincuentes parece haberse encarnizado con la escuela teórica de aeronáutica “Proflite”, situada en 119 entre 526 y 527, con cuatro ataques en dos meses. El último fue este sábado a la madrugada, minutos antes de las 6.

“No saben que acá no guardamos nada de valor, hay libros para los estudiantes nada más, pero siguen probando”, lamentó la propietaria del lugar, Jenny Dillon, en diálogo con este diario.

Como las veces anteriores, el accionar de los intrusos quedó filmado por las cámaras de seguridad del edificio. En las imágenes se observa a los tres jóvenes que ingresaron por la fuerza, pero que debieron escapar con rapidez cuando se disparó la alarma.

En dos meses, la escuela de aeronáutica Proflite sufrió cuatro robos

Dos jóvenes atacaron a pedradas una farmacia de la zona de 532 y 2 y huyeron con $ 15 mil

 

La “técnica” utilizada es la misma que en las otras ocasiones. Dos saltan la reja mientras un tercero se queda vigilando la cuadra. Luego recorren los metros del porche hasta la puerta de entrada al inmueble para hacer estallar la hoja de vidrio. No obstante, apenas llegan a la escalera que da a la segunda planta se activa el sistema de seguridad y deben huir a toda prisa.

Para Dillon, “hacer la denuncia ya no tiene sentido, porque al ser menores los agarran y se ven obligados a largarlos enseguida”. Asimismo, reveló que “igual que en oportunidades anteriores, no se pudieron llevar nada importante”.

De cualquier manera, identificar a los sujetos no es tarea fácil, ya que siempre usan gorras con visera o buzos con capuchas para tapar sus rostros. Como suele suceder en estos incidentes, las reparaciones de lo dañado suelen superar por mucho el valor de lo robado.

Por otro lado, Dillon refirió que “antes teníamos un sereno para cuidar las instalaciones los fines de semana, pero es muy caro mantenerlo”.

UNA CASA A POCAS CUADRAS

Una hora después, a pocas cuadras de allí, desconocidos dieron un golpe en una casa de 119 bis entre 523 y 524, cuando el dueño no se encontraba.

Fuentes oficiales le informaron a este medio que los ladrones saltaron la medianera y se metieron en el terreno.

La edificación está emplazada al fondo del predio, por eso los moradores linderos no escucharon cuando los malvivientes derribaron la puerta. “Es una calle con muy poco tránsito, tal vez por eso pudieron” actuar con tranquilidad, resaltó un frentista de la cuadra.

Por su parte, la víctima llegó con el hecho consumado y dio aviso a la Policía. Según los voceros de la investigación, entre los elementos sustraídos “había varios electrodomésticos, como un microondas, una hidrolavadora, un televisor LED de 42 pulgadas, una columna musical Sony”. También se llevaron las llaves de un Volkswagen Passat y una bicicleta tipo mountain bike de gama media.

TERROR EN UNA FARMACIA

En tanto, en la zona de 532 y 3, una farmacéutica y su cliente vivieron minutos de extrema tensión a manos de dos adolescentes, que con piedras y amenazas se hicieron con un botín de 15 mil pesos.

Al momento del ataque, la comerciante estaba atendiendo a una persona. Conforme indicaron los pesquisas, los jóvenes rompieron un panel de blíndex a pedradas para poder ganar el acceso al interior del local. Mediante gritos e intimidaciones, lograron reducir a la mujer y tomaron todo el dinero de la recaudación de la jornada que había en la caja registradora. Sin más que hacer, huyeron como habían llegado: a pie. Por fortuna la damnificada no resultó herida, aunque sí “estaba muy nerviosa” por lo vivido cuando se pudo comunicar con las autoridades.

Estos episodios se suman a otro que preocupa a la comunidad de Tolosa: la de los asaltos callejeros en las salidas de los colegios. En ese sentido, uno de los puntos más complicados es en la Escuela de Educación Secundaria Técnica Nº 8, que funciona en 526 entre 7 y 8.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla