Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Piñera busca frenar ahora la violencia con un paquete de beneficios sociales

El presidente de Chile se disculpó anoche tras no conseguir el apoyo político de la oposición. Ya son 15 los muertos desde el comienzo de las revueltas callejeras. El toque de queda y la emergencia aún no se levantó

Piñera busca frenar ahora la violencia con un paquete de beneficios sociales

Un opositor al gobierno arroja un retrato de Piñera a las llamas, en una barricada en Santiago / AP

23 de Octubre de 2019 | 01:51
Edición impresa

SANTIAGO

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, pidió perdón anoche por su “falta de visión” para anticipar el extendido estallido social que golpea a su Gobierno desde hace cinco días, con saldo al cierre de esta edición de 15 muertos. Fue en un mensaje al país en el palacio presidencial de La Moneda, cuando las mayores protestas sociales en décadas no bajaban en intensidad en todo el país.

En ese sentido, para intentar frenar esos picos de violencia, Piñera anunció un paquete de medidas sociales, que van desde mejoras del 20 por ciento en los sueldos mínimos y jubilaciones, además de una rebaja en las tarifas del servicio de electricidad y en los medicamentos. También mayores impuestos a los que más tienen y la reanudación en la circulación de líneas del subterráneo, foco inicial del conflicto por la suba del boleto.

De todos modos, el mandatario ratificó que seguirán los estados de Queda y de Emergencia hasta que el “orden público esté garantizado”.

Más temprano, Piñera comenzó a jugar la carta política para intentar acallar las masivas protestas ciudadanas con un acuerdo social pero los principales partidos de oposición le dieron la espalda y en la calle las revueltas -que suman 15 muertos- mantenían su intensidad.

El partido Socialista (PS), el más grande de la oposición, el Frente Amplio (izquierda radical) y el Partido Comunista se abstuvieron de participar en la reunión convocada por Piñera para buscar un acuerdo social.

“Nosotros creemos que el diálogo es indispensable y urgente, pero debe ser un diálogo abierto y nosotros creemos que el llamado del presidente no cumple esas condiciones”, afirmó Manuel Monsalve, jefe de bancada del PS, que gobernó durante tres períodos tras el retorno a la democracia en Chile, en 1990.

El ejército anunció toque de queda por cuarto día en Santiago, en medio de protestas que dejan 15 fallecidos, cuatro por balas disparadas por las fuerzas de seguridad. El resto, murió en medio de incendios y saqueos, de acuerdo con la Fiscalía. La lista incluye un ciudadano peruano y otro ecuatoriano.

Las protestas, en tanto, se mantenían antes del toque de queda en intensidad en lugares como Plaza Italia, Plaza Ñuñoa o el parque Araucano, en el este de Santiago, hasta donde habían llegado miles de chilenos.

Con cánticos de “Oh, oh, oh, Chile despertó, Chile despertó” y al ritmo de cacerolazos los jóvenes pasaban al frente al palacio de La Moneda, en momentos en que Piñera se reunía con los líderes políticos.

Santiago y la mayoría de las 16 regiones de Chile se encuentran en estado de emergencia y 20.000 militares y policías contienen las violentas protestas.

UN ESTALLIDO ANUNCIADO

Las manifestaciones comenzaron por el alza del precio de la tarifa del metro en Santiago, pero derivaron en un mayor movimiento que pone sobre la mesa otras demandas sociales.

“Lo que ocurre no es porque hayan subido el subte por 30 pesos. Viene ocurriendo desde hace 30 años. Tenemos el tema de las AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones), de las colas en las clínicas, listas de espera en hospitales, el costo de los remedios, los bajos sueldos”, dijo Orlando, un hombre de 55 años.

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT), el sindicato más poderoso de Chile, y otras 18 organizaciones sociales convocaron huelgas y movilizaciones para hoy y mañana jueves. Tras los anuncios de Piñera se desconocía si lo mantenían.

Con un transporte público limitado, el comercio y los bancos funcionando a media máquina y las protestas colapsando las calles, los chilenos salieron a trabajar o estudiar ayer soportando nuevamente largas filas y esperas.

El subte de Santiago, que recibe a cerca de tres millones de personas diarias, funcionaba solo con una de sus siete líneas y apoyado por 4.300 micros públicos y taxis.

Las clases escolares se mantenían suspendidas en cerca de 50 comunas de la capital chilena, mientras que una decena de universidades cerraron. Hospitales y policlínicas funcionan con normalidad. (AFP, EFE y AP)

4
muertos por disparos. Cuatro de los 15 fallecidos hasta ahora en las protestas sociales en Chile murieron por armas de fuego disparadas por las fuerzas de seguridad que resguardan el país desde el estallido de las revueltas el viernes pasado.

 

 

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla