Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Un Jefe para 1 y 57

El ex capitán de la Selección sería presentado con todos los honores a mediados de diciembre en el nuevo estadio del Pincha, tras cerrar su ciclo en el fútbol chino. Los detalles

Un Jefe para 1 y 57
13 de Noviembre de 2019 | 03:40
Edición impresa

Tres fechas restan para que el presente torneo oficial de Primera, la Superliga, se interrumpa hasta enero del año que viene, y por información que se dejó filtrar, la dirigencia de Estudiantes está en condiciones de adelantar lo que será una contratación que sacudirá un mercado futbolístico que, a raíz de la actualidad económica del país, parece más propenso a las salidas de jugadores que a los regresos desde el exterior.

Todo está dispuesto para que Javier Alejandro Mascherano, el volante de largo recorrido en Europa y la Selección nacional, a los 36 años vuelva a la Argentina, procedente de China, para incorporarse al equipo albirrojo que está en manos de Gabriel Milito, y que tras completar frente a Colón, Atlético Tucumán y Argentinos, el actual segmento de la competencia, retomará la programación a fines de enero como visitante de San Lorenzo.

Lo único que falta a esta altura de los acontecimientos es el anuncio oficial, que se demoró a raíz de la inauguración del nuevo estadio, y que cuando se haga efectivo confirmará que Masche será presentado a mediados de diciembre, justamente en 57 y 1, cuando ya se haya despedido del fútbol chino, donde está comprometido hasta el 1 de diciembre, cuando el Hebei Fortune, al que se incorporó luego de varias temporadas en Barcelona, justamente donde fue compañero de Milito, ahora técnico de Estudiantes.

Mascherano, nacido en San Lorenzo, provincia de Santa Fe, el 8 de junio de 1984, surgió en River, donde Marcelo Bielsa lo descubrió con nivel de Selección cuando ni siquiera había debutado en Primera, donde jugó entre 2003/2005. De ahí en adelante vistió las camisetas de Corinthians de Brasil (2005/2006), West Ham de Inglaterra (2006), Liverpool de Inglaterra (2006/2010), Barcelona de España (2010/2018) y Hebei Fortune de China (desde 2018), y el seleccionado, a través del cual representó a la Argentina en el Mundial Sub-17 de 2001, Mundial Sub-20 de 2003, Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y Pekín 2008, con medalla de oro, y en los Mundiales de mayores 2006 (Alemania), 2010 (Sudáfrica), 2014 (Brasil) y 2018 (Rusia).

Completar la carrera en Argentina fue una idea que maduró, y a la hora de elegir club, Estudiantes se instaló por encima de River, en cuyos planes no figura, y de Central, su preferido en Rosario. Ni siquiera la posibilidad de ser parte del Inter de Miami, el de David Beckam en la Liga de los Estados Unidos, pudo desviarlo del camino que lo hará viajar hasta City Bell, donde fijará su residencia.

Aprovechando una serie de situaciones que vincularon al volante central con referentes del Pincha, como Alejandro Sabella, Mariano Andújar, Gastón Fernández y el propio Juan Sebastián Verón, por estos días presidente, y quien habría terminado de convencerlo, cristalizando un viejo anhelo de Julio Alegre, quien allá por el año 2013, en una entrevista con el programa “Firma y aclaración”, por Imagen Platense, había reflexionado que ni bien dejara el fútbol, Mascherano al primer equipo que debía dirigir era Estudiantes.

“Traelo de técnico que no fracasás”, dijo por aquel entonces el directivo que también estuvo ligado a la Selección nacional, imaginando a Masche como una reedición del éxito que significó la contratación de Diego Simeone.

Repasando los últimos tiempos, Mascherano confesó en su entorno íntimo que no se veía jugando en el exterior no bien terminara su contrato con Hebei Fortune de China y que salvo la gravitación negativa de una lesión se sentía con ganas de terminar su carrera en la Argentina. En esos mismos días, entonces, vía WhatApps dos jugadores de Estudiantes, Mariano Andújar y Gastón Fernández, le formularon la pregunta retórica: “¿Y por qué no venís al Pincha?”.

Masche respondió que lo dejaran pensar, pero la idea le supo bien: después de todo, a la amistad con el arquero y la Gata se sumaba su buena relación con Verón y el respeto y la valoración hacia otro verdadero prócer del club albirrojo: Alejandro Sabella. Cuando en marzo Gabriel Milito comenzó su segundo ciclo en el club la posibilidad se robusteció de forma significativa, toda vez que se trataba de alguien con quien trabó una amistad en Barcelona y la Selección.

El perfil de club, su proyecto futbolístico... Todo le cerró a Mascherano, quien ya viene en camino.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

Foto emblemática de Masche en la Selección: cuando salvó un gol cruzando notablemente a Robben en la semi del Mundial 2014 / AP

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla