Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
HORROR Y CONMOCIÓN

Dos ex alumnos desatan una masacre en un colegio de Brasil

Mataron a balazos a ocho personas, entre ellas cinco estudiantes, y luego se suicidaron en el establecimiento próximo a San Pablo. Polémica por la portación de armas de fuego

Dos ex alumnos desatan una masacre en un colegio de Brasil

Un adolescente herido en el tiroteo, asistido en un hospital en Suzano, Brasil / AP

SUZANO, BRASIL

Dos ex alumnos de un colegio de Suzano, en la región metropolitana de San Pablo, mataron ayer a ocho personas e hirieron a otras nueve antes de suicidarse en el establecimiento, en lo que constituye una de las peores tragedias escolares en la historia de Brasil.

Las víctimas mortales son cinco estudiantes de ciclo medio, una consejera pedagógica, una celadora de la institución y el propietario de un lavadero de autos, abatido por los agresores antes de irrumpir en el colegio Raul Brasil, precisó el secretario de Seguridad Pública del estado de San Pablo, Joao Pires de Campos.

Los atacantes, que actuaron encapuchados, fueron identificados como dos ex alumnos del centro educativo, Guilherme Tausi Monteiro (17) y Luiz Henrique de Castro (25), que actuaron por motivaciones hasta ahora desconocidas.

Según indicó el coronel Marcelo Salles, de la Policía Militar (PM), los agresores usaron un revólver calibre 38 y también portaban “un arma medieval semejante a un arco con flechas”. Todos los muertos fueron baleados, precisó una portavoz de la PM.

Políticos y usuarios de las redes sociales abrieron un debate acerca de si la matanza es atribuible a la influencia de imágenes de tiroteos en colegios y universidades de EE UU o a la prédica a favor de la portación de armas del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro.

Los atacantes irrumpieron en la escuela a primera hora de la mañana, durante un recreo. Entonces efectuaron múltiples disparos contra alumnos y trabajadores del centro de enseñanza, según explicó el secretario de seguridad pública de San Pablo, José Camilo Pires de Campo, en una rueda de prensa.

Las investigaciones preliminares revelaron que ambos individuos eran ex alumnos de la escuela y que el más joven de ellos tenía “un historial de problemas” en el centro educativo.

La escuela pública Raul Brasil tiene una matrícula de unos 1.050 alumnos de entre 11 y 17 años y unos 400 estudiantes se encontraban en el interior de la institución a la hora de los hechos.

Ocho personas, entre ellas cuatro estudiantes y una auxiliar docente, murieron en el interior del colegio, en cuyos pasillos los dos agresores se suicidaron después de efectuar al menos una veintena de disparos, además de ataques con cuchillos y un arco y flecha.

Otro estudiante murió dentro de la ambulancia de camino al hospital, mientras la segunda trabajadora de la institución falleció en el centro de salud donde había sido ingresada.

La décima víctima mortal es Jorge Antonio Moraes, tío de uno de los asesinos, dueño de una empresa de alquiler de vehículos y que recibió tres disparos minutos antes de que los agresores ingresaran a la escuela.

La policía remarcó que la pareja de asesinos disparó primeramente contra las dos trabajadoras del colegio y luego a los alumnos de manera “aleatoria” y con el objetivo de “hacer el mayor daño posible”. Junto a los agresores, además del revólver calibre 38, un arco, una flecha, cuchillos y un machete, se encontraron artefactos explosivos.

Este tipo de ataques es excepcional en Brasil, pese a ser uno de los países más violentos del mundo. En abril de 2011, un ex estudiante mató a 12 alumnos e hirió a otros 20 antes de suicidarse en la localidad de Realengo, en Río de Janeiro.

POLÉMICA POR LAS ARMAS

La matanza de ayer revivió la polémica sobre la flexibilización de la tenencia de armas decretada por Bolsonaro, ferviente defensor de su portación.

En un mensaje en Twitter, el presidente expresó sus condolencias a “los familiares de las víctimas del inhumano atentado” de Suzano, al que calificó como “una monstruosidad y una cobardía descomunales”.

El vicepresidente Hamilton Mourao comentó: “Esas cosas no sucedían en Brasil, sucedían en otros países”, pero descartó que los debates sobre las armas hubiesen podido influir en los autores del ataque.

“No veo que se trate de eso. ¿Van a decir que el arma de esos tipos era legal? Eso no tiene nada que ver. Sé que el asunto será planteado y discutido, pero es mi opinión”, agregó.

“No forman parte de nuestra cultura”, dijo el presidente de la Corte Suprema, José Antonio Dias Toffoli, sobre matanzas como las de Suzano , y alertó: “No podemos aceptar que el odio entre en nuestra sociedad”.

La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), Gleisi Hoffmann, expresó su “solidaridad con las víctimas” y agregó: “Tragedias como estas resultan del incentivo a la violencia y a la liberación del uso de armas, Brasil necesita paz”. (EFE y AFP)

Nigeria

Un edificio de cuatro plantas se derrumbó ayer en Lagos Island, un barrio popular de la capital económica de Nigeria, causando al menos ocho muertos. El último piso albergaba una escuela maternal y primaria, y los otros niveles, departamentos y comercios. “Fueron rescatadas vivas 37 personas, y hay ocho muertos”, informaron las autoridades nigerianas.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla