Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Por homicidio simple con dolo eventual

Indagan al hermano del hombre que mató a puñaladas a su vecina en 29 y 59

José Tito Ojeda está internado en un neuropsiquiátrico. Y el fiscal le apunta al familiar que estaba a cargo de la guarda

Indagan al hermano del hombre que mató a puñaladas a su vecina en 29 y 59

La fiscalía a cargo de la investigación del feroz ataque a puñaladas que terminó con la vida de la vecina Silvia Ricci (61) solicitó una serie de medidas de prueba y se apresta a tomarle indagatoria al hermano de José Tito Ojeda, el ciudadano peruano de 34 años, detenido en un instituto psiquiátrico, autor de este homicidio ocurrido el 5 de enero último en 29 entre 59 y 60.

Así lo revelaron ayer a este diario fuentes judiciales, quienes precisaron que el fiscal Juan Mennucci requirió una serie de informes y que hoy se pondría la fecha de indagatoria para Walter Tito Ojeda, sobre quien había pedido la detención, aunque fue denegada por el juez de Garantías que interviene en el caso, Juan Pablo Masi.

El representante del ministerio público entendió que el hermano del hombre que atacó a la mujer cometió “homicidio simple con dolo eventual”.

Al pedir la detención, argumentó que “si bien la muerte de Ricci no fue consecuencia de una agresión directa del ahora imputado (hermano del agresor) sí creó, conscientemente, por su propia voluntad y con conocimiento, un escenario concretamente riesgoso, manteniéndose cuanto menos indiferente frente a la posibilidad cierta y patente (más que latente) de afectación de la vida de otras personas”.

“Esquizofrenia desorganizada”

En otras palabras, para el fiscal, Walter estaba a cargo de la guarda de su hermano, que presenta un cuadro de “esquizofrenia desorganizada” y sabía que si lo dejaba solo podía ocasionarle un daño a alguien, pero no le importó nada y continuó con su conducta de omitir el cumplimiento de sus obligaciones de posición de guardador, y esto se conoce como ‘dolo eventual’, construcción jurídica que se equipara al homicidio simple (Art. 79 del Código Penal) que castiga con penas de 8 a 25 años de prisión al que matare a otro”, con intención.

Sin embargo, para el juez Masi, “el fiscal efectúa apreciaciones que no se corresponden con las constancias probatorias de la causa, pues de ninguna de ellas surge fehacientemente que Walter Tito Ojeda se encontrara exclusivamente a cargo de la guarda y el cuidado de su hermano ni que haya incumplido obligación alguna al respecto”.

De todas formas, el fiscal podría avanzar con el proceso sin detención, indagar y luego, si considera que hay pruebas suficientes, pedir que el caso sea ventilado en audiencia oral y pública.

Para el fiscal, el hermano “sabía que si lo dejaba solo podía ocasionarle un daño a alguien”

 

Voceros judiciales precisaron que el fiscal considera que el atacante padece de un trastorno mental y que debe ser declarado inimputable, en los términos del artículo 34, inciso primero, del Código Penal, que reza: “No es punible el que no haya podido en el momento del hecho, ya sea por insuficiencia en sus facultades, por alteraciones morbosas de las mismas o por su estado de inconsciencia, error o ignorancia de hecho no imputable, comprender la criminalidad del acto o dirigir sus acciones”.

El hannibal lecter platense

El acusado había quedado al cuidado de una pensión de estudiantes. Todos, el dueño incluido, habían viajado a Perú a pasar las fiestas y Tito Ojeda estaba solo en la casa, junto a un perro de raza Rottweiler.

El 5 de enero, a primera hora de la tarde atacó a Ricci con un cuchillo. La mujer, que vivía pared de por medio a la pensión, fue sorprendida mientras charlaba con una vecina. Estaba a punto de subir al auto para ir de vacaciones con su esposo.

Ahora está internado en la Unidad Nº 34 de Romero y abrió un debate en la Justicia sobre un supuesto vacío legal para afrontar casos como éste, con un sospechoso “extremadamente peligroso para sí y terceros”, que no está en condiciones de afrontar un proceso y ni siquiera pudo entrevistarse con su defensor oficial Ernesto Ferreira.

El caso es analizado y comentado en Tribunales, donde hasta han llegado a comparar a esta persona con “Hannibal Lecter”, el personaje central de “El silencio de los inocentes”, por la peligrosidad y porque sólo podría comparecer ante la Justicia atado y enjaulado como en la película que protagonizó Anthony Hopkins.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...