Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Análisis

Otra severa disyuntiva política para la Casa Blanca

¿Responder o esperar? ¿Endurecer las sanciones? ¿Negociar? Estados Unidos parece sumido en una disyuntiva, entre los “halcones” de la administración que alientan un conflicto y el presidente Donald Trump que no quiere una nueva guerra, y con el deber de definir una estrategia clara frente a Irán, como dejó en evidencia la reacción frente a los ataques a barcos petroleros en la región del Golfo.

A pocas horas de conocerse la noticia de los ataques, Washington acusó directamente a Teherán de ser el “responsable”. Los ataques llevan la “firma” de Irán, insistió Trump. Pero a pesar del tono belicoso, la administración Trump no ha anunciado aún ninguna medida en represalia. “La situación se está volviendo cada vez más peligrosa, por decir lo menos”, escribió en Twitter Colin Kahl, exasesor de la administración de Barack Obama. “Los dos bandos podrían muy fácilmente caer en una guerra que ellos dicen que quieren evitar”, dijo.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla