Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Crece la tensión en un punto neurálgico para el comercio del petróleo internacional

El heredero del trono saudita advierte a Irán con una guerra

Mohamed bin Salman dijo que no busca una confrontación armada, pero que tampoco la rehuirá, haciendo crecer la inquietud. También los Emiratos acusan a Teherán

El heredero del trono saudita advierte a Irán con una guerra

Mohamed bin Salman, el heredero del trono saudita/AFP

RYAD

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, afirmó que su país no busca la guerra pero que tampoco rehuirá enfrentarse a alguna amenaza, en referencia al conflicto que mantiene con Irán, al que acusa de atacar a dos petroleros en el mar de Omán el jueves.

En una entrevista con el diario saudí Asharq al Awsat distribuida por Arab News, el príncipe heredero pidió una posición internacional contra la República Islámica, cuyas autoridades, sin embargo, negaron su implicación y responsabilizaron ayer a Estados Unidos y sus aliados en la región de la creciente inestabilidad.

Los ataques tuvieron como blanco dos barcos cisterna con 44 personas a bordo, uno propiedad de un armador noruego y otro japonés, que sufrieron el jueves impactos y explosiones cuando salían del estrecho de Ormuz, a unas 30 millas de la costa de Irán.

La tripulación de uno de los barcos fue rescatada por un buque iraní y, la del otro, por el comando de la Quinta Flota de Estados Unidos, con base en Baréin.

El príncipe Bin Salman dijo en la entrevista que el régimen de Teherán ni siquiera respetó la presencia del primer ministro japonés, Shinzo Abe, en esa capital que coincidió con el ataque a los dos petroleros, uno de ellos portando la bandera japonesa.

LA POSTURA IRANÍ

Para Irán, es “sospechoso” que los ataques ocurrieran en el estratégico estrecho de Ormuz justo cuando el primer ministro japonés se encontraba de visita en Irán.

La República Islámica también fue acusada por el presidente de Estados Unidos Donal Trump, el viernes del ataque contra los petroleros.

El heredero al trono saudí dijo, por otra parte, que su país seguirá apoyando a Sudán y sólo desea cosas buenas para Yemen, aunque advirtió de que Arabia Saudíta nunca aceptará tener una milicia al servicio de la agenda iraní en su frontera.

Hacía así referencia a los rebeldes chiítas hutíes, a los que Arabia acusa de estar tutelados por Irán y que han aumentado sus operaciones desde Yemen contra el territorio saudí en las últimas semanas.

Emiratos Árabes Unidos cuenta con evidencia que demuestra que los recientes ataques contra buques petroleros en aguas del país fueron “patrocinados por un estado”, dijo el sábado el canciller emiratí.

El jeque Abdullah bin Zayed Al Nahyan no especificó qué país, pero indicó que Emiratos quiere trabajar con otras naciones para evitar que aumenten aún más las tensiones en la región.

El viernes, el ejército de Estados Unidos difundió un video que dice que parece demostrar que las fuerzas militares de Irán quiso esconder la evidencia de que estuvieron detrás los ataques. Irán ha negado su participación (AP, EFE y AFP).

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla