Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
VANDALIZARON UN CLUB EN LA CUMBRE

Piquete y otro capítulo de tensión en la sede de la Uocra, en medio de la interna gremial

Un grupo vinculado al detenido Juan Pablo “Pata” Medina reclama elecciones en el sindicato. Denuncias y amenazas

Un grupo se movilizó ayer frente a la sede de 50 entre 3 y 4, con Bryan Medina a la cabeza / Roberto Acosta

Vandalismo en el centro de fomento La Cumbre, de 531 y 31 / EL DÍA

Al menos tres puntos de la Ciudad fueron ayer escenario de la tensa interna gremial que atraviesa por estas horas la Uocra, de la que facciones a favor y en contra de la actual gestión “normalizadora” realizaron piquetes frente a la sede sindical de 50 entre 3 y 4 y en Tolosa, y actos de vandalismo en el centro de fomento de La Cumbre.

Durante la mañana, y en el marco de una fuerte custodia policial que se desplegó frente a la sede local del gremio de la construcción, unas 300 personas que, entre otros dirigentes, se referencian en Bryan Medina -nieto del ex secretario general Juan Pablo “Pata” Medina- se movilizaron para reclamar la “elección de los delegados gremiales” y el reconocimiento del Frente de Agrupaciones Unidas, que nuclean.

El reclamo se da en el marco de las denuncias por “amenazas” que viene realizando el actual interventor de la filial, Carlos Vergara, quien asumió el rol en el marco de un “proceso normalizador” iniciado en septiembre de 2017, con la detención de Medina, entonces titular del gremio.

En diálogo con EL DÍA, Bryan Medina denunció que los trabajadores se encuentran en “malas condiciones” y que en la Región “se contratan cooperativas truchas con mano de obra foránea”, cuando “hay 3 mil personas desocupadas” en el rubro.

En ese marco, la alianza de distintas agrupaciones gremiales que se convocaron ayer presentaron a la gestión interventora un petitorio para reclamar las “elecciones democráticas” en el gremio, con “delegados de obra en lugar de veedores”. Y lanzó: “Nos estigmatizan pero nosotros somos gente de trabajo, también”.

En ese marco, una asamblea de “autoconvocados” de la Uocra se reunió ayer en Tolosa para manifestar el acompañamiento a la gestión actual, y otro tanto lo hizo en la zona de 31 y 531, aunque en ese lugar desde el centro de fomento La Cumbre denunciaron el vandalismo a las instalaciones con pintadas alusivas a la interna del sindicato.

“EN ESTAS CONDICIONES, NO”

Consultadas por este diario, fuentes cercanas a la actual conducción advirtieron que ésta no se trata de una “intervención” sino de un “proceso normalizador” y afirmaron que en frente a ese clima de tensión “no están dadas las condiciones para llevar adelante una elección”.

Además de rechazar las acusaciones de los dirigentes vinculados a la gestión anterior, evaluaron que “están manipulando a la gente por carecer de trabajo, cuando todos saben que en este rubro las obras comienzan y terminan”.

Y atribuyeron la movida a “un séquito (de Medina) que sigue latente: hay varias células (vinculadas al ex secretario general) que siguen vigentes”.

Al mismo tiempo, advirtieron que si bien pasaron dos años desde la detención del sindicalista acusado por “asociación ilícita, lavado de dinero e intimidación pública”, en la Región “aún se sufre de modalidades de coerción a los trabajadores y las empresas”.

E insistieron que en esta filial se normalizará el sistema de representación gremial “cuando esté dada la situación de democratización y se pueda realizar un reempadronamiento y la correspondiente elección de delegados de obra”.

Desde la conducción designada por el titular de la Uocra a nivel nacional Gerardo Martínez, afirmaron, en ese marco que “no están dadas las condiciones para llevar a cabo esa elección en este contexto”.

Al mismo tiempo, rechazaron cualquier vínculo con los militantes que se proclamaron “autoconvocados” en defensa de la actual gestión, en Tolosa y en La Cumbre. “No tenemos nada que ver”, lanzaron.

DENUNCIA POR AMENAZAS

El 22 de junio pasado, el rosarino Carlos Vergara había denunciado un “apriete” por parte de un grupo al que, según afirmaron, estaría vinculado a Agustín Medina (hijastro de Juan Pablo, el “Pata”), mientras comían en un restaurante. Sus allegados afirmaron que el interventor debió trasladarse escoltado hasta la sede del gremio, a quien desde el sector de Medina acusan de “contratar barrabravas” como presuntas fuerzas de choque.

De un lado están los hijos del primer matrimonio del “Pata”, Any (la joven que incursionó en la música y en la política) y su hermano Cristian “El Puli”; y por otro, Fabiola (la actual mujer del gremialista preso, ella con arresto domiciliario) y su hijo Agustín (el hijastro que adoptó el apellido Medina). Al parecer, tras la detención del “Pata” fueron los hijos de “Any”, Brian y Kevin (incondicionales a Puly, también preso), los que asumieron una suerte de liderazgo paralelo al de la intervención que ahora pugna por las elecciones para la conducción del gremio.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla