Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Emprendimiento de voluntariado para visitar hogares para chicos y adultos mayores

Jóvenes dejan su huella solidaria con la donación de tiempo y creatividad

La Ong Huellas propone compartir con el otro y pensar actividades lúdicas y productivas, con elementos básicos. Por ejemplo, crearon instrumentos musicales para chicos que necesitan agudizar el sentido auditivo

Jóvenes dejan su huella solidaria con la donación de tiempo y creatividad

los voluntarios de huellas festejaron semanas atrás los 12 años del proyecto por el que ya pasaron 1.400 jóvenes que dieron su solidaridad para más de 5.000 personas

Por: Gustavo Papa
 

gustavopapa@eldia.com

Donar tiempo. Dos horas por semana. Sin dinero de por medio. Sólo acciones solidarias que cobijan gestos de contención, compañía, y, fundamentalmente, pensar en el otro. Hacer por el prójimo. Es una idea que desde hace 12 años lleva a cabo Huellas, una Ong que se presenta como un pequeño proyecto de servicio y se concreta sábado a sábado en hogares para niños, instituciones para adultos mayores y otras entidades. Voluntariado puro que mejora la calidad de vida de miles de personas al año y no necesita un sólo billete. El combustible principal es la solidaridad.

“Desde Huellas creemos que es muy importante incorporar el hábito de pensar en los demás en nuestra vida cotidiana y queremos ayudar a que todos puedan vivenciar la alegría de hacerlo en nuestro voluntariado. Cada sábado se pueden dedicar 2 horas de la tarde para formar parte de una idea que consiste en posibilitar que todos: niños, abuelos y otros jóvenes, hagan algo por un tercero”, aseguran en la entidad.

La idea se desarrolla en nuestra ciudad, como así también en San Isidro, Pilar, Quilmes y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La Ong fue creada hace doce años por un ingeniero platense, Ezequiel Rodríguez. No tiene un lugar físico y tampoco lo busca, ya que a través de una página web organiza cada iniciativa que se desarrolla los fines de semana.

En el último año sumaron tres ciudades, 31 instituciones, participaron 637 voluntarios y toda la movida solidaria impactó en beneficio de más de 2.500 personas.

La página que moviliza la solidaridad es “tengounsabado.com”. Desde allí se anotan los voluntarios, unen ideas, juntan el material para acompañar a adultos mayores, niños y jóvenes. La idea es tener un momento de alta calidad afectiva, de dedicación por el otro. Hacer sentir bien a una, dos, cien personas o más. Con una idea que impulsa un círculo virtuoso, en el camino de ayudar.

Desde la entidad cuentan que en “uno de los hogares se hicieron, con rollos de papel higiénico y granos, instrumentos musicales para que en una entidad con chicos que necesitan agudizar el sentido auditivo puedan entrar en el mundo de los ritmos musicales, suavemente, como llevarlos de la mano a indagar en otro mundo, para experimentar nuevas sensaciones”. De una idea a otra, un puente hacia el bienestar y sólo con un elemento: voluntad, más otro componente, actitud.

Se creó una plataforma web que permite a los voluntarios anotarse entre el domingo y el miércoles para el voluntariado del sábado siguiente. Lo bueno es que los equipos se conforman en forma aleatoria, por lo que cada sábado te toca un lugar y compañeros diferentes”, explican en la Ong.

“Los proyectos de voluntariado son propuestos por los voluntarios más antiguos, pero también van rotando. Al finalizar la actividad, los compañeros ponen puntajes en la página para evaluar cómo salió todo y sí el coordinador cumplió con su papel en forma correcta para llevar adelante al grupo”, agregan en Huellas.

La página además tiene un muro donde los voluntarios pueden expresar sus inquietudes y cuando se forman los grupos en forma aleatoria se genera una sala de chat con todos sus integrantes para arreglar los detalles de la actividad. Los interesados pueden inscribirse sólo como voluntarios o pueden elegir si en un futuro quieren ser coordinadores.

Los proyectos son similares en instituciones para adultos mayores como en comedores. El año pasado trabajaron en juegos didácticos para donar en el Hospital Sbarra (ex Casa Cuna).

MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA

La idea es donar tiempo, ganas, objetivos y aunar fuerzas para que todos ayuden a mejorar la calidad de vida, apuntan en la Ong.

Rodríguez cuenta que “desde los 14 años hago voluntariado y algo que pasaba es que nosotros íbamos y le dábamos algo a esas personas, pero nunca le pedíamos a ellos que hagan algo por otro. El día del Niño íbamos y regalábamos cosas, con los abuelos lo mismo; pero nunca dábamos la oportunidad de que ellos hicieran algo por otra persona”.

El joven ingeniero y programador para facilitar las inscripciones a la ONG diseñó una página web innovadora que distribuye a los voluntarios en las instituciones que los necesitan.

Para la Ong lo importante es contar con la voluntad de donar tiempo. No se queda en la donación de un juguete, ropa u otro elemento. La idea es darle sentido a la compañía, compartir momentos y acciones. No sólo llevar una ayuda, saludar y salir. Sino comprometerse en ese momento con el otro en toda su dimensión, dejar la huella con el afecto, el tiempo y la creatividad.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla