Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El tenor y gravedad de la crisis exige gestos de madurez política
El tenor y gravedad de la crisis exige gestos de madurez política
14 de Agosto de 2019 | 06:08
Edición impresa

La primera consecuencia del resultados de las PASO realizadas el pasado domingo -por la contundencia con la que se expresó el electorado- debería haber sido un claro gesto de madurez política, tanto de los ganadores como de los perdedores, encarnados en la figura de Alberto Fernández, y en la del actual Presidente de la República, Mauricio Macri. Sin embargo, todo indica que persiste en la clases política argentina un criterio meramente confrontativo, en donde lo único que importa es la denigración del otro y no la construcción de alternativas unívocas para todos.

Las declaraciones del Presidente en su conferencia de prensa del lunes dan a entender que pareciera estar más concentrado en las situaciones de coyuntura que puedan presentarse de aquí al próximo mes de octubre, y no en las medidas que resulten apropiadas para enfrentar las situaciones críticas que, teniendo a la vista el conflictivo contexto de la economía mundial, se presentarán de aquí a los próximos años.

La reacción del Presidente frente al categórico dictamen de las urnas pareció condicionada por su intención de continuar con argumentos propios de la campaña, sin que saliera de sus labios una sola palabra de autocrítica. Eligió en cambio permanecer en una dialéctica ya completamente estéril y fuera de término, que sólo se vio relativizada por declaraciones de algunos pocos integrantes del oficialismo que aceptaron errores.

Los mercados nacionales reaccionaron en forma negativa, luego de la abrumadora victoria de la formula opositora en las PASO. Y, tal como se ha dicho, el Presidente no sólo no mejoró el escenario con sus declaraciones, sino que incrementó las incertidumbres.

Se está viviendo en una época y en un mundo en donde la volatilidad económica hace estragos. Los mercados reclaman políticas claras y coherentes. La exigencia, entonces, reside en que cada país adopte decisiones serias y acordes a las nuevas realidades. Por dar un solo caso significativo: se conoce que los inversores mundiales van hoy detrás del oro, por las múltiples ventajas que ofrece.

Frente a los problemas macroeconómicos y políticos existentes, es conocido que los mercados financieros suelen sufrir variaciones o turbulencias, en situaciones que generan pánico entre quienes, finalmente, deciden, como ocurre en la actualidad, la búsqueda de activos menos volátiles que los que ofrece, por ejemplo, la bolsa. En el primer semestre de este año el oro subió entre un 8 y hasta un 15 por ciento su valor, mientras que entre 2008 y 2011 la suba fue del 150 por ciento.

En lugar de atender a esos y otros múltiples desafíos, propios de la globalización dominante de nuestro tiempo, los principales dirigentes de nuestro país parecen, en cambio, empeñados en retardar definiciones.

En esta suerte de mora se encuentra también el candidato opositor que venció en las primarias y que no ha dicho nada acerca de lo que piensa hacer, ni de las medidas que pondrá en vigencia, ni de los programas concretos que adoptará, para que de ese modo los inversores nacionales y extranjeros puedan disponer de un mínimo clima de previsibilidad y tranquilidad. El candidato vencedor está obligado a decir lo que piensa hacer.

Podrían, en todo caso, atribuirse estas reacciones a la sorpresa que causaron los resultados de las PASO, si se quiere, tan elocuentes como imprevistos. Sin embargo, ya es tiempo suficiente para que los dirigentes principales del Gobierno y de la oposición cobren conciencia de la responsabilidad que les incumbe y definan, con madurez y prontitud, los rumbos y las decisiones institucionales que los mercados y la sociedad están necesitando.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla