Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temor a que la fórmula Fernández-Fernández cierre la economía argentina

Dudas en el Mercosur por el avance K

Dudas en el Mercosur por el avance K

Sao Paulo

Waldheim García Montoya

EFE

La victoria del candidato peronista Alberto Fernández en las elecciones primarias de Argentina despertó en Brasil el temor del retorno del proteccionismo y sembró algunas dudas sobre el Mercosur, según dijeron representantes del sector industrial y analistas.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, transmitió su preocupación con el retorno del kirchnerismo y “la consecuente implementación de una ideología contraria a los intereses de integración”, así como su temor de un “retroceso” en el recién firmado acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.

El ministro de Economía de ese país, Paulo Guedes, fue un paso más allá y amenazó con dejar el Mercosur (bloque que también integran Paraguay y Uruguay) si el peronismo gana las elecciones del próximo 27 de octubre en Argentina y decide oponerse a la apertura comercial del bloque.

“El Mercosur, claro, es un vehículo de inserción de Brasil en el mercado internacional. Pero, ¿y si Cristina Kirchner entra y cierra su economía? Si la quieren cerrar, salimos del Mercosur. ¿Si quiere dejarla abierta? Bien, continuamos”, afirmó Guedes. Argentina es el tercer mayor comprador de las exportaciones brasileñas y la preocupación, según analistas, es saber cómo quedará la relación entre ambos países en caso de una victoria de Fernández.

El especialista en Relaciones Internacionales Arnaldo Francisco Cardoso, de la Universidad Mackenzie, dijo que Argentina “siempre será importante para Brasil, independiente del tinte político de su Gobierno o aún estando en crisis”.

El economista-jefe de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP), André Rabelo, por su parte, reconoció la cautela que existe frente a un eventual cambio de Gobierno en Argentina, “un importante aliado comercial y con el que se tiene negocios en productos sensibles como los automóviles o el trigo”.

“Felizmente Brasil pasa por un momento en el que el equilibrio de fuerzas conduce reformas que estaban en agenda y consiguieron avanzar y esperamos que Argentina consiga implementar la suya. Brasil prefiere una Argentina creciendo”, agregó.

Ya el presidente de la Asociación Brasileña de la Industria de Calzados (Abicalçados), Haroldo Ferreira, comentó las dificultades ya enfrentadas en los últimos meses en el mercado argentino por la crisis en el país vecino.

Entre enero y julio, los ingresos por exportaciones de calzado a Argentina, su segundo destino después de Estados Unidos, cayeron un 11,1%, a pesar de un aumento del 21% del volumen vendido.

De acuerdo con Ferreira, los Gobiernos que antecedieron a Macri eran “más proteccionistas” y el sector tuvo “resultados negativos porque las licencias no automáticas impedían que el calzado no pasara las fronteras”.

“Brasil está en proceso de apertura comercial. Brasil exporta para más de 160 países y si Argentina reduce sus importaciones buscaremos otros mercados. La implementación del acuerdo con Europa será más complicado pero seguiremos haciendo todos los esfuerzos porque Argentina sigue siendo importante”, apuntó.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla