Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Niegan falta de dosis

Un centro de salud en el barrio El Carmen no pudo vacunar por problemas en la heladera

Un centro de salud en el barrio El Carmen no pudo vacunar por problemas en la heladera

el cartel, en la unidad sanitaria del barrio el carmen / whatsapp

“Por problemas de refrigeración debimos trasladar las vacunas; por lo tanto está suspendida la vacunación”. La leyenda -en letras azules sobre papel blanco- sorprendió a la comunidad que asiste al Centro de Salud Nº 35, en el barrio El Carmen, de Berisso, y fue dada a conocer por una vecina que se comunicó con la redacción de EL DIA.

“No tienen heladera para refrigerar las vacunas, entonces suspendieron la atención”, advirtió la lectora, que se identificó como Yésica.

Tal como narró, la contingencia lleva ya varios días y priva a la unidad sanitaria de una de sus funcionas principales en la populosa barriada berissense: aplicar vacunas a quienes no cuentan con obra social o recursos económicos suficientes para atenderse en sanatorios privados.

Al respecto, el secretario de Salud de Berisso, Alberto Augstaitis, reconoció que las fallas en la heladera obedecen “a problemas de tensión eléctrica y llevan una semana. La reparamos y se volvió a romper”. Por esto, aseguró, en la tarde de ayer “se decidió trasladar una heladera de otra salita a la unidad sanitaria 35”.

De acuerdo a lo anticipado por el funcionario, la vacunación se retomaría hoy, “una vez que probemos el funcionamiento de la refrigeración. Si el equipo no enfría bien no podemos poner vacunas” e insistió en que “no hay faltante de dosis”.

Junto con la falla puntual descripta, el reclamo recibido por este diario apuntó a la serie de falencias que aquejan al centro de salud situado en calle 37, entre 126 y 127: “Es un desastre; el techo se viene abajo, las paredes tienen los azulejos rotos, poniendo en riesgo a los chicos, ya que se pueden cortar o agarrar cualquier enfermedad”, expresó la vecina, que también alertó por falta de insumos, medicamentos y escasez de personal.

Para Augstaitis, se trata de “problemas que surgen, como ocurre en otros hospitales y unidades sanitarias, pero vamos arreglándolos de a poco”. En ese sentido, el secretario de Salud de la localidad vecina admitió que la salita de El Carmen “tenía el techo destruido, se arregló la mitad, pero es cierto que la otra mitad quedó vieja. Tratamos de solucionar lo que podemos”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla