Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Certezas e incertidumbres en el primer mes de gestión
Certezas e incertidumbres en el primer mes de gestión

Por: Ricardo Rosales
prensa.rosalesr@gmail.com

13 de Enero de 2020 | 05:11
Edición impresa

El elogio del mexicano Alejandro Werner, jefe del Departamento del Fondo Monetario Internacional que sigue la negociación con la Argentina, de que la administración del presidente Alberto Fernández va “en una dirección positiva” abrió la puerta a un veranito financiero en los mercados bursátiles, con suba de la paridad de los bonos y caída del riesgo país, y cierto alivio de que el país no iría a la repetición de otro default de su deuda. Sin embargo, las dudas sobre el futuro económico y el programa que implementaría el ministro Martín Guzmán se mantienen, siendo pocas por el momento las certezas del desempeño fiscal que tendría la Argentina este año y si las medidas oficiales lograrían alguna reactivación, generación de empleo y la recuperación de las inversiones.

Los interrogantes son varios, pero el más significativo tiene que ver con el gasto público, si habrá algún tipo de reducción o continuará sin mayores cambios. Una señal en la primera dirección es con las jubilaciones que el Presidente anunció que cambiará la fórmula de actualización y eliminará algún privilegio, como el no pago de ganancia por la Justicia. Pero por otro lado han aumentado las partidas de planes sociales y, en especial los subsidios a la energía y el transporte luego de que se hiciera efectivo el congelamiento de las tarifas. Igual con las naftas, en forma casi simultánea con la intención oficial de reactivar las inversiones en Vaca Muerta, lo cual lleva a reconocer a valores internacionales, y al Estado a reconocer las diferencias de precios con una suba de la partida de subsidios.

Por ahora hubo una prórroga del presupuesto anterior y la intención oficial sería presentarlo en los próximos meses, de manera que con los datos oficiales hoy disponibles no es posible realizar una proyección del gasto público, aunque la declaración del ministro Guzmán es la de ir hacia el superávit fiscal, aunque quizás no este año, sino el próximo.

Una parte importante del mercado y los especialistas suponen que este año el desequilibrio fiscal debiera ser similar al del 2019, entre 0,7/0,8 por ciento del PIB. En el aspecto monetario también existen muchas dudas sobre el rumbo que llevará adelante el Banco Central, en particular con respecto a la expansión monetaria. Aunque el mercado considera que con respecto a la baja de la tasa de interés, el gobierno se ha mostrado prudente y no provocó una fuerte caída, lo cual habría incrementado las presiones sobre el dólar y la inflación.

De todas maneras, la semana pasada el Banco Central informó que las entidades financieras no podrán ofertar en las subastas de las Letras de Liquidez (Leliq) un monto mayor a la suma de: el saldo de cuenta corriente en el BCRA (que excede la exigencia mínima diaria), el saldo de pases neto con la entidad monetaria, y el vencimiento de Letras del día. De manera que la autoridad monetaria perseguiría una baja de tasas de interés más rápida para antes del mes febrero. En los últimos días el Banco Central concretó la licitación de la Leliq, adicional a las anteriores colocaciones de Letras del Tesoro en pesos, con lo cual se abrió una financiación en moneda local que permitiría pagar los vencimientos en los primeros tres meses del año. Y en los hechos, que la administración de Alberto F. logrará renovar los vencimientos, permite que la base monetaria no se expanda fuertemente y con esto limitar las presiones inflacionarias y sobresaltos en el precio del dólar.

La negociación de la deuda

Respecto de la negociación de la deuda y los contactos con el Fondo Monetario Internacional, sigue el silencio de radio y se desconoce el tenor de la presentación que realizará la Argentina. La declaración del funcionario del organismo internacional dio pistas respecto de que la administración de Alberto F. buscaría un paraguas protector, sin embargo en comentarios semioficiales se sostiene que la Argentina no iría a un acuerdo de Facilidades Extendidas con el FMI, ya que eso supone el compromiso de reformas estructurales. Con lo cual no es conocido la manera en que se arreglarán las conversaciones el organismo internacional, el mayor acreedor del país.

Otra noticia favorable para la actual gestión proviene también de los EE UU. La jueza Loretta Preska del segundo distrito de Nueva York falló a favor de Argentina en una demanda presentada por el fondo Aurelius vinculada al Cupón PIB. La magistrado neoyorkina desestimó la demanda del fondo pero dejó abierta la posibilidad para que se amplíe la presentación. La demanda se había iniciado a principios de 2019 por el fondo Aurelius por la supuesta “mala fe” del país al alterar la medición del PIB del Indec para el ejercicio 2013.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla