Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $87,14
Dólar Ahorro/Turista $143.78
Dólar Blue $151,00
Euro $100,83
Merval 0,00%
Riesgo País 1427
Espectáculos |TENDENCIAS
¿Qué fue de la vida de…? Dónde están los niños actores que desaparecieron de la escena

Juguetes rotos, actores que volaron demasiado alto, demasiado jóvenes, y cuyas alas se quemaron: a continuación, un repaso por algunas de las historias más conmovedoras y emblemáticas de intérpretes que brillaron de chicos y luego no se los vio más

¿Qué fue de la vida de…? Dónde están los niños actores que desaparecieron de la escena
22 de Noviembre de 2020 | 06:43
Edición impresa

Alcanzaron la fama siendo niños. Sus caras aparecían en las películas del momento tanto en el cine como en la televisión, se codeaban con las estrellas de Hollywood y se paseaban por estrenos y alfombras rojas. Pero de repente no los vimos más. Algunos se cansaron. Otros no consiguieron replicar su temprano éxito. Algunos sufrieron la fama. A continuación, las historias más emblemáticos de niños actores desaparecidos en acción.

LOS CHICOS DE “JURASSIC PARK”

Ariana Richards y Joseph Mazzello son los hermanos que escapaban de los velociraptores en “Jurassic Park”. La película, que se estrenó en 1993, fue un éxito rotundo al que siguieron sucesivas partes.

Richards se metió en la piel de Lex Murphy, la nieta de John Hammon, impulsor del parque jurásico. Este no era el primer papel de la actriz, que ya había participado en otros títulos como “Tremors”, en 1990 y “Switched at birth”, un año después. También firmó un puñado de apariciones después de “Jurassic Park”.

Sin embargo, a partir de 1997, Richards se centró en sus estudios y en otras facetas artísticas no relacionadas con la interpretación. Se graduó, según la CBS, en el Skidmore College en Arte y Drama dirigió sus intereses artísticos hacia la pintura. En 2013 volvió a ponerse frente a una cámara en la película de televisión “Battledogs”. Nunca repitió aquel pico de notoriedad.

Joseph Mazzello, en tanto, era su hermano en la ficción, Tim Murphy. Mazzello, a diferencia de Richards, siguió con su carrera como actor, aunque mantiene un perfil discreto. De todos modos, siguió ligado a grandes proyectos: su última aparición cinematográfica hasta la fecha fue como John Deacon, el bajista de la banda británica Queen, en el muy premiado filme “Bohemian Rhapsody”, de 2018.

LA POSEÍDA

Linda Blair dio vida a Regan, la niña que, bajo una posesión infernal, era capaz de dar vueltas a su cabeza y lanzaba vómitos verdes al otro lado de la habitación en “El exorcista”. La película, de 1973, fue un éxito del género y la interpretación de Blair le valió incluso una nominación al Óscar.

Pero tras dar vida a Regan, Blair siguió actuando en diferentes proyectos de cine y televisión, sobre todo durante los años setenta y ochenta, aunque sin gran éxito. Desde hace años está centrada en el activismo y la labor de su fundación proderechos de los animales, “mi verdadera pasión en la vida”, según afirmaba a un medio británico y, en la actualidad, intercala este trabajo con papeles esporádicos y cameos en cine y televisión.

LA CHICA DE “MATILDA”

Mara Wilson era otra de los niños prodigio de Hollywood, una niña carismática que daba vida a personajes que llegaban al corazón del espectador.

Wilson interpretó a la hija pequeña de Robin Williams en la recordada, y muy repetida en el cable noventoso, “Ms. Doubtfire”, en 1993, y fue la protagonista de “Miracle on 34th Street”, un año después.

Pero, probablemente, su personaje más reconocido, el que le valió la fama y amor del público, fue Matilda, la protagonista de la novela de Roald Dahl, adaptada al cine en 1996.

Pero cuando dejó de ser una niña y la industria empezaba a exigirle más que ser buena actriz, las ofertas fueron decayendo.

Wilson creyó entonces que una retirada a tiempo sería una victoria y supo huir de la etiqueta “juguete roto”. Wilson acudió a la universidad, estudió teatro y actualmente desarrolla su carrera como dramaturga y actriz de doblaje, además de haberse convertido en una poderosa activista a través de las redes sociales, donde reveló que tras la película tuvo ataques de pánico que derivaron en problemas de salud mental.

LA LEYENDA DE “E.T.”

En 2018, la serie “The haunting of hill house” fue uno de los éxitos de Netflix. Uno de sus protagonistas, Hugh Crain, tenía una cara muy familiar... Henry Thomas, que daba vida a la versión adulta de dicho personaje, era Elliot, el niño que fue protagonista del filme de culto dirigido por Steven Spielberg, “E.T.”.

Aunque nunca llegó a desaparecer de la interpretación, Henry Thomas ha sido superado por el papel que interpretó en la cinta del multipremiado director estadounidense. Y tal vez por eso mantenía una relación conflictiva con la película.

Sin embargo, Thomas siguió actuando. Este 2020, volvió a aparecer en un trabajo emitido por la plataforma Netflix, concretamente una ficción heredera de “The haunting of Hill House” que se llama “The haunting of Bly Manor”.

De aquella cinta de Spielberg fue parte también una muy pequeñita Drew Barrymore que, superada por la temprana fama, pasaría por varios años complejos, entretejidos con adicciones y proyectos de dudosa calidad. Barrymore, sin embargo, reconstruyó su carrera hasta convertirse en una de las sonrisas más queridas de Hollywood.

UN POBRE ANGELITO

“Mi pobre Angelito” fue un gran éxito navideño de los años noventa. Su protagonista, Kevin McCalllister, fue interpretado por Macaulay Culkin. Fue el niño preferido de Estados Unidos de la época, rubio, simpático y carismático.

Culkin tenía seis hermanos y provenía de una familia humilde. Su padre, un actor frustrado, fue el impulsor de su carrera y, antes de cumplir los cuatro años, ya los llevaba a castings. Aunque no fue la primera, “Mi pobre angelito” fue la que más fama le reportó a Culkin, que tenía nueve años cuando la rodó. Después llegaron otras cintas, como “Mi primer beso” o “Un ángel malvado”.

En esa primera época hizo una buena amistad con Michael Jackson y llegó a aparecer en uno de los vídeos musicales del cantante. En 1994 y tras estrenar su último éxito, “Ricky Ricón”, Culkin decidió dejar de actuar. Su vida familiar era inestable, la relación con su padre, que manejaba y gastaba el dinero de su hijo, tormentosa y el divorcio de sus padres y la lucha de los dos por quedarse con el control de su carrera, hizo que Culkin se emancipase.

Un juez prohibió a sus padres el acceso a su fortuna y desapareció de las pantallas. Ahora participa esporádicamente en algunos proyectos. Uno de los últimos, la película “Changedland”, de 2019.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla