Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $92,44
Dólar Ahorro/Turista $152.53
Dólar Blue $154,00
Euro $109,93
Merval 0,00%
Riesgo País 1444
Policiales |Trece policías imputados
Una agente confesó que se plantó un arma para cubrir un crimen en Córdoba

Se trata del asesinato de Blas Correas, ocurrido el 6 de junio, cuando iba en un auto con amigos y habrían evitado un control policial

Una agente confesó que se plantó un arma para cubrir un crimen en Córdoba

Blas correas

24 de Noviembre de 2020 | 04:19
Edición impresa

Una de los 13 policías imputados en el caso del crimen de Valentino Blas Correas (17), en la declaración indagatoria confirmó que se “plantó” un arma con la intención de justificar un “tiroteo” cuando los efectivos policiales dispararon contra el automóvil ocupado por la víctima y cinco amigos, porque presuntamente había evadido un control en la capital de Córdoba en la madrugada del 6 de agosto último, informaron hoy fuentes judiciales.

Una fuente judicial manifestó que la policía Wanda Esquivel declaró ante el fiscal José Mana que cuando se trasladaban en un móvil policial, el oficial Javier Alarcón sacó un arma de su chaleco y le pidió que la tirara por la ventana, en una zona cercana donde presuntamente los chicos evadieron un control policial.

El abogado Hugo Luna, defensor de Alarcón, confirmó que ese relato de Esquivel consta en el expediente. No obstante, dijo que “no se ajusta a la realidad” y que va a “ofrecer elementos de pruebas para demostrarlo”.

Al respecto añadió que Esquivel, con lo que relata en la indagatoria, “busca atenuar su situación procesal y evitar la prisión preventiva, pero no le resultó”, consideró Luna al restarle importancia a las declaraciones de la mujer policía que participó en los operativos de control cuando ocurrió el crimen.

En el proceso de investigación ya fueron indagados los 13 efectivos policiales imputados y los tres empleados de un sanatorio que se negaron a atender a Blas cuando llegó, presuntamente con vida, luego de recibir el balazo que ingresó por la luneta e impactó en su omóplato.

Los policías Alarcón y Lucas Gómez son los dos principales imputados como los autores de los disparos que mataron al adolescente, a quienes se les adjudica el delito de “homicidio calificado agravado por el uso de arma de fuego y por la condición de policías” y también en grado de “tentativa” por el riesgo de vida que significaron esos disparos para el resto de los ocupantes del automóvil.

El hecho ocurrió el 6 de agosto pasado cuando Correas se movilizaba en un auto con cinco amigos y habrían evadido un control policial en la zona sur de la ciudad de Córdoba, por lo que los policías dispararon varios tiros, uno de los cuales ingresó por la luneta y se incrustó en el omóplato de Valentino Blas Correas.

El joven iba en la parte de atrás y murió a causa de la herida, mientras que otro joven recibió heridas menores por el impacto de otro proyectil.

La investigación del caso derivó en la detención de cinco policías.

El fiscal Mana, dictó la prisión preventiva para los cabos primeros Lucas Damián Gómez y Javier Catriel Alarcón, a quienes acusó de ser los autores de los disparos que mataron al adolescente y los imputó del delito de “homicidio calificado agravado por el uso de arma de fuego y por la condición de policías”.

Además, dictó la prisión preventiva para la oficial ayudante Yamila Martínez, por el delito de “encubrimiento agravado” y de la agente Esquivel, por “omisión de los deberes de funcionario público y encubrimiento agravado”, ya que consideró que fue quien “plantó” un arma de fuego para simular que se había tratado de enfrentamiento.

Fuentes judiciales aseguraron que tanto la policía Martínez como Esquivel, quienes eran compañeras de Gómez y de Alarcón, podrán continuar con el arresto domiciliario por tener hijos de corta edad a cargo.

El quinto policía con prisión preventiva es el jefe de los cuatro anteriores, el subcomisario Sergio González, quien está imputado por “omisión de los deberes de funcionario público y encubrimiento agravado”.

También están bajo la lupa otros cuatro policías, tres por omisión de los deberes de funcionario público y uno por lesiones leves contra el conductor del Fiat Argo en el que se movilizaba con sus amigos Blas Correas.

Además, otros cuatro agentes fueron imputados por falso testimonio y encubrimiento agravado a principios de octubre.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla