Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Diferencias que saltan a la vista en la relación de la Nación con la Provincia

Diferencias que saltan a la vista en la relación de la Nación con la Provincia
Mariano Spezzapria

Por: Mariano Spezzapria
@mnspezzapria

12 de Febrero de 2020 | 02:21
Edición impresa

Forman parte de un frente político que tuvo la virtud de unirse cuando olfatearon la ruptura de gran parte del electorado independiente con el macrismo, pero eso no saldó las diferencias que los distintos sectores del peronismo tuvieron en los últimos años. Y que ahora, en plena función gubernamental, amagan con a salir a la luz.

El Frente de Todos lleva sólo dos meses a cargo del país y de la provincia de Buenos Aires. En ese breve período quedó en claro que el estilo del presidente Alberto Fernández, con al diálogo, no cuadra con la dureza del kirchnerismo.

El Presidente dice que busca tender puentes con la oposición. Al menos, no tuvo problemas con la sanción de leyes económicas importantes. El kirchnerismo, expresado en la gestión bonaerense de Axel Kicillof, tuvo, hasta el momento, dificultades para encarar negociaciones en la Legislatura.

De hecho, sigue sin poder articular con Juntos por el Cambio el nombramiento de los directores del Banco Provincia. El hermetismo de Kicillof lleva el ADN político de Cristina y logró conservar para el frente los votos del kirchnerismo. Ese caudal electoral –del que no puede presumir Alberto F.- es decisivo en la interna oficialista.

De ahí que, aunque parezca insólito, el ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni argumente que su única conductora política fue y será Cristina. Ante lo cual, Alberto F. no esconde su malestar pero mantiene prudente distancia de los rumores sobre una renuncia de Berni y envía a domicilio a su ministra de Seguridad, SabrinaFréderic para hacer las paces.

En la Casa Rosada, no obstante, deslizaron ayer que Berni tuvo que ceder a su pretensión de manejar de hecho a las fuerzas federales con asiento en la Provincia, ya que Kicillof accedió ante Alberto F. a firmar un convenio idéntico al que ya rubricó Santa Fe, por el cual la Gendarmería se desplaza al territorio provincial bajo responsabilidad nacional y coordinación con el distrito.

“Axel se está empezando a ocupar de la seguridad, porque se da cuenta que dejarlo libre a Berni no le da buenos resultados”, le dijeron ayer a EL DIA desde el primer piso de la Casa Rosada. Se trata, en rigor, de un área caliente para cualquier Gobernador y que involucra la relación no sólo con el poder nacional sino también con los intendentes, que no quieren ser convidados de piedra.

Los jefes comunales operan, y mucho, en la interna del Frente de Todos. Varios de ellos dejaron trascender, en los últimos días, su bronca con la cerrazón que atribuyen a Kicillof y manifestaron, en forma paralela, que se sienten contenidos por el Gobierno nacional. Algunos pronosticaron que si esta situación se mantiene en el tiempo, habrá ruido político antes de las legislativas de 2021.

La existencia –o no- de “presos políticos” es otro elemento diferenciador entre el “albertismo” y el kirchnerismo. Para el Presidente es un asunto delicado: es negativo que desde el propio oficialismo se denuncie que, bajo su gestión, hay dirigentes en esa condición. Ayer se lo explicó a Kicillof y el Gobernador le hizo un guiño: al término de la reunión, dijo que eran temas que “debe resolver la Justicia”.

Desde la cárcel, ex ministros y ex funcionarios como Julio De Vido o Luis D´Elía desafían al mandatario. Y Cristina, desde Cuba, insistió con la teoría del “lawfare”, una supuesta conspiración que no le impidió el acceso a la Vicepresidencia. En La Habana, antes de regresar al país, también pidió una “quita sustancial” a la deuda con el FMI y calificó de “inefable” a Donald Trump.

Como se sabe, el aval del presidente norteamericano es determinante para que el directorio del Fondo Monetario acepte reprogramar los vencimientos de la deuda argentina. Casi al mismo tiempo, Alberto F. concluía la gira europea en la que buscó el apoyo de influyentes líderes globales. Y que un colaborador directo del Presidente calificó de “fundacional” ante este diario. Las diferencias en el mensaje de unos y otros, saltan a la vista. Y por ende, la desorientación política empieza a permear en las propias filas del frente oficialista. Además genera incertidumbre en los acreedores con lo que, una vez más, se deberá acordar para que los factores de peso de la economía crean que algún día podrán cobrar.

“En la Casa Rosada deslizaron que Berni tuvo que ceder en su pretensión de manejar de hecho las fuerzas federales”

Seguridad, agua, electricidad. Los vecinos saben que somos la tribuna para que el reclamo sea atendido. Invertí para que la tribuna siga siendo independiente
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla