Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Estudian cambios en la estructura y la capacitación de la Policía Bonaerense

El plan buscaría una nueva coordinación a nivel distrital de las áreas que intervienen en las investigaciones y la prevención, con la creación de un nuevo organismo regional. Abrirían centros de entrenamiento para la Local

Estudian cambios en la estructura y la capacitación de la Policía Bonaerense

el plan le apunta también al entrenamiento de la local/archivo

23 de Febrero de 2020 | 05:15
Edición impresa

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. El concepto que se atribuye a Albert Einstein quizás esté rondando por los despachos del Ministerio de Seguridad bonaerense.

La gestión que se puso en marcha en diciembre del año pasado buscaría reavivar la presencia del Estado ante el fenómeno del delito con un giro en el timón que orienta a la Policía, tanto en sus labores de investigación y control del delito como en la formación y capacitación de los mil hombres y mujeres que salen a diario a la calle.

La iniciativa ya fue planteada en al menos un encuentro del ministro Sergio Berni con intendentes y se presentaría en breve, una vez que se pulan sus alcances más finos y el informe sobre “el estado de la Policía”, que por estos días sigue preparando su equipo.

Las fuentes oficiales consultadas en la cartera Provincial prefirieron no hablar del programa en cuestión. Solo se deslizó que “algo se está trabajando”.

Este diario pudo saber que en uno de sus tramos principales, el plan contempla una nueva forma de coordinación distrital de las decisiones que involucran a las distintas especialidades dentro del mundo policial, integradas en superintendencias controladas desde La Plata.

¿estación y Descentralización?

Aparecería en el organigrama de la fuerza una base local, a la que se llamaría “estación de Policía”, en la cual pasarían a convivir los referentes distritales de cada una de las superintendencias.

El objetivo de la medida sería generar un nuevo espacio que permitiera descentralizar decisiones. Fuentes con acceso a la dinámica policial coincidieron en señalar que actualmente, ante la demanda cotidiana, los referentes de cada oficina deben reportar hacia arriba en el organigrama y luego coordinar con sus pares de otras áreas.

El camino es largo y a veces tortuoso. “El jefe del Comando de Patrulla, de quien depende el patrullaje con los móviles y las comisarías, tiene un superintendente, su jefe. Por otro lado, tengo al jefe de la Policía Local, que depende de otra superintendencia. Lo mismo con la jefa de la comisaría de la mujer, investigaciones (DDI) y la policía científica. Esto indica que todo el esquema que trabaja en un distrito responde a superintendentes distintos, quienes muchas veces no están de acuerdo y eso genera problemas”, le contó a este diario un funcionario municipal con trabajo cotidiano vinculado a la problemática de la seguridad en su distrito.

La estación policial que reuniría a cada uno de los jefes locales en una misma mesa tendría su propio jefe.

De esa figura dependerían las áreas en cuestión. La versión a la que accedió este diario con respecto al plan de cambios generaría nuevas situaciones hacia el interior del organigrama.

Por un lado, la punta de la pirámide de las superintendencias asumiría un nuevo perfil.

Por otro, la elección del jefe de la estación podría abrir una nueva instancia de tironeos con los municipios. De eso, también se comentó tras la presentación ante jefes comunales.

“En aquellos distritos donde se trabaja bien la cuestión, el Municipio conoce a los policías y puede opinar sobre la forma en que trabaja cada uno. Después, corresponderá que pasen los filtros administrativos y de su conducta en la fuerza, que analiza el área de Asuntos Internos. Es lógico que se quiera opinar”, indicó la fuente.

La mirada se apoya en el vínculo cada vez más estrecho que estableció la gestión central de la Provincia con las comunas, en particular con la descarga de obligaciones del mantenimiento de patrullas en la calle (nafta, arreglos) y de instalaciones.

Esa participación a nivel distrital quedó consagrada con la creación, en 2014, de la Policía Local.

Actualmente es la única superintendencia de la Bonaerense que tiene por escrito la obligación de coordinar con las municipalidades su estrategia de prevención del delito.

Esta fue la función que se le asignó dentro de su especificidad como una fuerza de cercanía con el vecino, dedicada a caminar y moverse constantemente en vehículos por los barrios.

En Seguridad recordaban en estos últimos días expresiones del ministro Berni en tono crítico con respecto a esa innovación en la historia reciente, cuestionada por la escasa formación de sus agentes y la creación de una estructura paralela dentro de la fuerza.

investigaciones

El presunto replanteo también incluiría un nuevo ordenamiento de las investigaciones criminales. Así, en cada distrito se crearía una oficina en la que estarían integradas las áreas de combate al narcotráfico, una delegación de inteligencia criminal, la policía científica y un gabinete de investigaciones.

Esta nueva dependencia estaría también dentro de la nueva estructura local. De nuevo, la lógica de la coordinación ante un escenario al que se le reprocharía el aislamiento: “Habrá un jefe que unifique el criterio de trabajo de cada una de las diversas ramas. Hay distritos donde se coordina con el esquema actual, pero hay otros casos, de ciudades grandes, por ejemplo, en los cuales nadie se habla con nadie”, apuntó el funcionario que contó sobre la presentación e incluso dijo recibir explicaciones del equipo de Berni con respecto a la idea que se piensa implementar.

la capacitación y el escalafón

La deficiente capacitación de los recursos humanos de la Policía es un diagnóstico transversal a las fuerzas políticas. Entre esas, la nueva gestión en Seguridad, que incluiría ese eje en la propuesta de modificaciones en la Policía.

En principio, se apuntaría centralmente al eslabón débil que halló Berni: la Policía Local.

Para eso se crearían 39 centros de capacitación en diversos puntos de la Provincia. El primer tramo contemplaría un curso de 9 meses, entre marzo y diciembre, para el plantel de ese segmento policial.

El objetivo sería ofrecer alrededor de 700 mil horas de clases en lugares de cercanía para las mujeres y los hombres de boina.

El plan de trabajo incluiría la ampliación del plantel de instructores con 125 profesionales y la adquisición de 1 millón y medio de municiones para la realización de prácticas de tiro, uno de los puntos flojos -o inexistentes según diversas quejas de los últimos años- en la formación que ofrece la Policía Local.

Para eso, funcionarios del Ministerio ya estaría realizando consultas acerca de la disponibilidad de polígonos de tiro o su instalación.

El plan de trabajo incluiría la creación de una escuela de manejo de vehículos policiales y la transmisión de experiencias y conocimientos reunidos en la Policía Federal, a partir de un convenio con el Ministerio de Seguridad de la Nación.

Además de mejorar la práctica profesional, el Ministerio buscaría generar la condiciones para el desarrollo del escalafón en la Local. “Actualmente están los jefes y la tropa. Es una fuerza que no tiene mandos medios. Entonces, para poder cubrir el déficit es necesario dar la capacitación que permita crear esos mandos medios”, apuntó una fuente vinculada a la estructura policial que conoce sobre el programa que estaría diseñando la cartera de seguridad.

La jerarquización de la Policía Local aparece como uno de los factores del nuevo modelo de gestión que busca una integración hoy sometida a tensiones de cúpula en la fuerza.

Ante los intendentes se habría mostrado una foto actual donde, por ejemplo, en Lomas de Zamora, la prevención se realiza con 1.168 policías de la Local, 15 patrulleros y 21 motos. El plan de coordinación que se propondría duplicaría los ojos en la calle: 2.240 policías. Eso, sumando los efectivos del comando de patrulla y de las comisarías.

En San Martín, se pasaría de 438 policías y 12 móviles a unos 1.100 y más de 100 vehículos. Algo similar, en San Martín, donde se pasaría de 292 policías y 7 móviles a 634 y 42.

En La Plata hay alrededor de 800 efectivos de la Local y unos 3.400 en la estructura de la jefatura distrital. Y en la Policía Local dispone de unos 45 autos y camionetas y alrededor de 70 motos.

Mientras que los uniformados de la jefatura distrital cuentan con unos 70 móviles.

Los datos se desprenden de un documento que enviado a las intendencias desde el Ministerio, con un esquema sobre las reformas. Habrá que ver cuánto de los papeles se vuelca a la realidad.

deficiencia de coordinación

En el diagnóstico oficial se reconocería que en estos días hay deficiencias entre la información que se maneja en los municipios, el ámbito de administración de los esfuerzos de la Policía Local y el Ministerio, lo que resta efectividad a la elaboración de estrategias de patrullaje, demora el envío de policías ante un llamado de emergencia.

La falta de coordinación -según esa mirada- hasta entorpece a los policías el acceso de imágenes de las cámaras de seguridad de los municipios.

Según el nuevo plan, el re diseño de la Policía a nivel distrital creará una mesa de coordinación en la que estará, junto al jefe de la “estación” el secretario de seguridad del municipio local. Por debajo de ese estamento, todos los jefes locales de las áreas específicas de la Policía y también el centro de monitoreo de las cámaras que pertenecen a las comunas.

Del mismo modo, el equipo del ministro Berni estaría evaluando los trazos finales de un nuevo esquema para el área de atención de emergencias por accidentes y catástrofes climáticas.

También se buscaría una nueva forma de integración entre el área de defensa civil de los municipios y la oficina de coordinación de gestión de riesgo y emergencia del Ministerio.

deterioro

En Seguridad, prefirieron no hablar sobre el esquema en estudio. Solo se mencionó que habrá una presentación con líneas de la gestión que se propone Berni tras la finalización del Operativo Sol.

Ahora, una porción del equipo de la cartera trabaja en la elaboración de un diagnóstico de situación de la Policía.

La conclusión, que se apoyaría en un recorrido por la historia, sería de tono sombrío.

Eso sí, se repartirían responsabilidades entre varias gestiones, ya que se hablaría de un proceso de deterioro que lleva varias décadas.

Se habla de un sostenido proceso de deterioro de la fuerza que arrastra varias décadas

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

el plan le apunta también al entrenamiento de la local/archivo

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla