Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Policiales |El asesinato ocurrido en mayo
Se afirma la hipótesis de que a Micaela Martínez la mataron por error y ya hay un detenido

El sospechoso, de 41 años, fue arrestado en una casa situada a pocos metros del lugar del crimen, en el barrio “Don Fabián”, de Romero

Se afirma la hipótesis de que a Micaela Martínez la mataron por error y ya hay un detenido

El operativo, en la vivienda del barrio don Fabián / el DIA

1 de Julio de 2020 | 02:01
Edición impresa

En la madrugada del 10 de mayo, Micaela Martínez (18) caminaba con amigos por el barrio Don Fabián. Cerca de la esquina de 526 y 157, recibió un balazo en el pecho. La violencia fuera de control en una zona donde el silencio y el miedo le siguen a las peleas nocturnas y los estruendos de la pólvora le arrebataron la vida. En poco más de un mes, los investigadores creen haber quebrado ese manto de protección y consiguieron pruebas para pedir la detención de un hombre de la zona, de 41 años, a quien se le imputa el crimen.

El operativo en la causa que instruye la fiscal penal Ana Medina (UFI Nº 1) se concretó luego de que investigadores lograran algunos testimonios de testigos del incidente que aportaron descripciones de la escena y del presunto tirador.

La comitiva policial volvió casi al mismo punto del crimen, una casa situada en 526 entre 156 y 157 y con una orden judicial en la mano le colocó las esposas al hombre que fue identificado como César Eduardo Sosa.

Según informó a este diario una fuente del operativo, no está claro si es un vecino afincado allí o alguien que está alojado momentáneamente en esa cuadra.

Hay varios puntos de la reconstrucción de aquella noche y de los días previos en los que se sigue trabajando. No obstante eso, las fuentes consultadas en Tribunales y la Policía consideran que hay pruebas para la imputación por homicidio que ahora pesa sobre Sosa.

Concretamente, la hipótesis judicial lo señala como autor del disparo que produjo la herida mortal en el tórax a Martínez.

El arma

Los pesquisas buscan un arma que sea compatible con el proyectil calibre 44 que dañó fatalmente el cuerpo de Micaela. Tras el crimen, en la escena se levantó una vaina servida calibre 9 milímetros.

Los investigadores calculan que la joven fue baleada en uno de los capítulos de un conflicto entre grupos del barrio Don Fabián. Se trataría de una “guerra” con una escalada de agresiones.

Así, ubican al tirador parado a un cuarto o media cuadra de distancia de Martínez, su amiga y su novio, quienes caminaban por la calle con destino a un kiosco en aquella madrugada. En circunstancias que aún se investigan, les dispararon.

Un tiro con otro destinatario

Una de las versiones que escucharon los investigadores indica que la joven víctima estaba fuera de ese conflicto y el tiro no estaba dirigido a ella, si no al joven con quien caminaba a eso de las dos de la mañana.

Martínez estaba de paso en la cuadra. Compartía una casilla en un asentamiento de El Retiro con la amiga que la vio morir aquella noche.

Esa chica dijo que iban por la calle cuando fueron sorprendidos por “un grupo de personas proveniente del Barrio Don Fabián”, quienes “sin mediar palabra comenzaron a dispararles”.

Cuando vieron caer muerta a Micaela, ese grupo escapó corriendo, según relató la joven.

Entonces, se inició una investigación en la DDI, con apoyo de un equipo de investigadores de la comisaría de Villa Ponsati. El titular de esa seccional, Juan Navatta, conoce la zona porque en mayo era todavía titular de la subcomisaría de La Unión, cuya jurisdicción termina a pocas cuadras del lugar del crimen (bajo la órbita de la seccional de Romero).

Ayer, los policías se presentaron en la zona con apoyo de un cuerpo especial anti disturbios y del Comando de Patrullas.

Unos días antes, en el área se obtuvo un testimonio que señala al acusado con un arma en la mano y disparando hacia el grupo en el que estaba Micaela.

Las amistades y la relación que mantenía con un joven ese sector de Melchor Romero eran importantes para Micaela. Tras su muerte, en la comisaría solo se presentó una tía y nadie pidió el cuerpo, indicó una fuente del caso.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla