Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Policiales |Por homicidio y narcomenudeo
Atraparon a dos integrantes de un clan familiar que mete miedo en El Palihue

Se trata de una mujer y un hombre. Iban en una Toyota Hilux e intentaron evadir a la Policía. Dieron identidades falsas

Atraparon a dos integrantes de un clan familiar que mete miedo en El Palihue

El momento en que la pareja era detenida en un operativo de la comisaría Decimosexta / el dia

4 de Julio de 2020 | 04:55
Edición impresa

En El Palihue, la guerra entre clanes familiares, sellada con los asesinatos de los dos “patriarcas” en la plaza central del barrio, suma capítulos sangrientos aún en épocas de aislamiento obligatorio. El estruendo de las armas de fuego retumba todavía en la noche y se entremezcla con el sonido de las sirenas policiales. El microtráfico, la venganza y el territorio impulsan a estas dos bandas que tienen a toda la vecindad atemorizada, al punto de que los habitantes los calificaron como “la verdadera pandemia”.

Ayer por la madrugada, una pareja que circulaba en una Toyota Hilux negra quedó detenida en el marco de un operativo llevado a cabo por personal de la comisaría Decimosexta. Los cargos por los cuales fueron puestos a disposición de la Justicia tienen estrecho vínculo con lo que pasa en ese sector de Villa Elvira. “Se estaban matando entre ellos”, sentenció una fuente que participó del procedimiento nocturno.

Cayeron porque la Policía sabía en qué vehículo se trasladaban e incluso intentaron fugarse a toda velocidad. Lo lograron por unos 200 metros, pero el cerco tendido por los uniformados terminó por cortarles el paso.

En las causas que los tienen como sospechosos intervienen la UFI N° 17, en la que instruye la fiscal María Eugenia Di Lorenzo; y en la UFIJ N° 18, especializada en temas de narcotráfico, a cargo de Hugo Tesón.

Como se dijo, a la 1.15 del viernes, una Toyota Hilux SRV 3.0 TDI 4x2 doble cabina cruzó rápido por 122 bis y 80. La camioneta no pasó desapercibida por los efectivos que cumplían tareas en la calle. “Estamos con máxima disponibilidad de recursos humanos en la calle”, le reveló una fuente policial a este diario. Les ordenaron el alto, pero el conductor no acató el mandato y aceleró con la pretensión de escapar.

Durante dos cuadras creyeron que iban a poder eludir a los móviles. Eso no ocurrió y se vieron obligados a frenar la marcha y descender del vehículo. Eran una joven de 22 años y un hombre de 26 que, en principio, “dieron identidades falsas”, según los investigadores. Él tenía un pedido de captura activo por el homicidio con arma de fuego de Jorge Mujica (44), cabecilla de uno de los presuntos grupos narco, a requerimiento del Juzgado N° 4 de La Plata. Ella también, aunque por el delito de tenencia ilegal de estupefacientes con fines de comercialización. La causa “se la inició la comisaría de Magdalena” y data “de cuando bajaron los búnkers de venta de droga en el barrio”, detalló el portavoz. La Hilux, en tanto, está a nombre de Mauro José Núñez y tiene dos multas.

Quien todavía está prófugo es el hermano de la mujer aprehendida, también por el crimen de Mujica.

LAZOS DE SANGRE

Si bien esta historia comenzó hace años, en esa cronología los puntos álgidos de la disputa entre “los Núñez y los Mujica” podrían marcarse con dos fechas: el 11 de mayo de 2019, cuando mataron de un tiro a Mauro Núñez (44); y el 29 de marzo del corriente, día en que ultimaron de un disparo en el pecho a Jorge “Arielito” Mujica, presuntamente en represalia por el primer hecho. El escenario de ambos crímenes es la zona donde se emplaza el espacio verde situado en 99 y 600 entre 122 N y 121 bis.

En definitiva, la placita se transformó en el núcleo donde se dirime la suerte de los miembros de cada familia, los de sangre y los que fueron aceptados como parte de las mismas. Allí, por ejemplo, el 20 de mayo último, por la tarde, balearon en la cabeza a un chico de 14 años. Al menor lo llevaron al Hospital San Martín y “así como llegó, dio media vuelta y se fue”, indicaron voceros de la pesquisa. La bala le rebotó en el cráneo y le lastimó el cuero cabelludo. En esta batalla no faltan “los soldaditos” (siervos descartables que los narcos usan para cuidar los kioscos de microtráfico y en los enfrentamientos armados) y los robos en los que “estos jóvenes asaltan o hieren a los vecinos para poder despojarlos de sus pocas pertenencias y comprar sus drogas”, sostuvieron.

En esos búnkers que ellos cuidan y que entre 2018 y 2019 fueron derribados por las autoridades, entre los escombros hallaron -a fines de mayo de este año- armas, municiones y vestimenta de la Fuerza. Uno de los grupos antagónicos que maneja el narcomenudeo lo utilizaba como depósito y entre lo incautado había un maletín con dos cargadores calibre 9 mm, tres cargadores calibre 22, tres cargadores de ametralladora UZI, 10 cartuchos de escopetas 13/70 y otras municiones, además de chalecos antibalas.

“Hasta hace un mes, todas las noches se escuchaban tiros, hasta de ametralladora. Es una guerra entre dos banditas y todo pasa por la droga”, le contó a EL DIA un vecino. Tras las últimas capturas la intensidad de esos episodios “bajó mucho”. Sin embargo, en El Palihue todavía el miedo sigue en la calle: él no hace cuarentena.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla