Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,85
Dólar Ahorro/Turista $138.35
Dólar Blue $195,00
Euro $96,37
Merval 0,00%
Riesgo País 1425
Espectáculos |El nuevo documental de netflix
En las redes los usuarios no son los clientes, son el producto a vender

“El dilema de las redes sociales” hace una fuerte crítica sobre las lógicas con las que se manejan estas plataformas

En las redes los usuarios no son los clientes, son el producto a vender
Lautaro Segura

Por: Lautaro Segura
lsegura@eldia.com

23 de Septiembre de 2020 | 02:25
Edición impresa

En una parada de micro, en una sala de espera de un médico o hasta en una juntada entre amigos, el celular siempre está presente en las manos de las personas. ¿En verdad todo lo que nos muestra la pantalla es más interesante de lo que está a nuestro alrededor? ¿Por qué las redes sociales generan tanta adicción? ¿Hay conciencia en relación a lo que está sucediendo?

Netflix estrenó en las últimas semanas “The Social Dilemma” (“El dilema de las redes sociales”, en español), un documental con pasajes de ficción que muestra el impacto de las redes sociales en nuestras vidas. Lo más interesante de esta producción audiovisual es que quienes brindan testimonio son especialistas de la industria tecnológica que crearon o desarrollaron las herramientas que cuestionan. La dependencia que generan las nuevas tecnologías, los peligros en niños y adolescentes y las “fake news” son algunos de los temas que toca, aunque los realizadores buscaron ir más allá: ¿cuál es la lógica que tiene el mercado tecnológico para que todo esto ocurra?

No hay dudas de que las redes sociales, las cuales hoy son parte del cotidiano, han traído beneficios: desde acortar distancias con personas que están lejos físicamente hasta la posibilidad de generar contenido propio contenido, pasando por la visibilización de problemas que antes permanecían en las sombras, entre otras miles de cosas. Pero por otro lado, las empresas detrás de estas plataformas se encargaron de generar adicción a ellas por una simple razón: el dinero. ¿Alguna vez te preguntaste por qué la mayoría de las redes sociales son gratuitas? Tal como señala el documental, las personas no son sus clientes, sino el producto que le venden a quienes pagan los anuncios.

Es por eso que buscan que estén el mayor tiempo posible mirando el celular y, por ende, consuman una mayor cantidad de publicidad. Las estrategias para lograr esto son múltiples y, en “El dilema de las redes sociales”, hacen hincapié en algunas de ellas: que las notificaciones sirvan como carnada (no mostrar la foto en la que nos etiquetaron, por ejemplo); que en cada “scrolleo” -deslizar hacia abajo la pantalla- aparezca contenido nuevo; las recomendaciones según los “intereses” de cada usuario; entre otras tantas. Esto en parte los sujetos lo saben y, por este motivo, siempre están esperando en encontrar algo nuevo, sea la hora que sea.

EL TIEMPO

Que las formas de captar la atención sean cada vez más agresivas, pero a la vez persuasivas, también va de la mano con la pelea entre las empresas por quedarse con el tiempo de las personas. Facebook (quien compró WhatsApp e Instagram, por ejemplo) y Google (encargada de YouTube, Gmail, entre otras tantas aplicaciones) son, sin dudas, las dos principales empresas en el mercado de las redes sociales. Pero tampoco hay que dejar de lado a Twitter o Tik Tok, por ejemplo, u otras plataformas que día tras día buscan que le dedicamos una buena parte de nuestras horas a ellas.

Esta adicción conlleva peligros, algunos preocupantes. El documental pone el foco en los adolescentes, quienes nacieron con “un celular bajo el brazo” y están más vulnerables ante los mundos que se abran en las pantallas. Jonathan Haidt, especialista en el tema, indica en la película que tras un estudio observó un aumento enorme de la depresión y la ansiedad entre las niñas preadolescentes y adolescentes estadounidenses desde 2011, coincidiendo con el auge de las redes sociales. Además, y a partir de los datos brindados por los Centros de Control y la Prevención de Enfermedades del país norteamericano, hubo un incremento del 62 por ciento en niñas de 15 a 19 años que ingresaron a hospitales por auto lesiones… y del ¡189 por ciento! en las de 10 a 14 años.

En relación a este tema, Justin Rosenstein cuenta en el film que fue el creador de los “Me gusta” de Facebook (idea que luego se replicó en otras redes sociales) y se muestra sorprendido cómo “una idea que se creía que esparciría positividad por el mundo” llegó a convertirse en una “aterradora métrica para millones adolescentes”.

La adicción que generan las redes sociales conlleva peligros, algunos preocupantes

¿Alguna vez te preguntaste por qué la mayoría de las redes sociales son gratuitas?

 

Otro punto en el que hace énfasis “El dilema de las redes sociales” es en el poder de manipulación que tienen las redes sociales, que va de la mano en la cantidad de información que dan los usuarios sin darse cuenta. Cada “Me Gusta” o cada nueva cuenta que las personas siguen es información que le brindan a las empresas, las cuáles están capacitadas para armar el perfil de cada una y brindarle publicidad personalizada.

De esto se dieron cuenta quienes asesoran a los políticos hace tiempo y, por este motivo, las campañas electorales ahora van buscando ganarse el voto de los ciudadanos uno por uno. En relación a esto, hay otro documental interesante en Netflix: “Nada es privado”.

Algo similar ocurre con las noticias que aparecen en las redes: las plataformas, y gracias a la información que tienen, intentan brindar publicaciones que van acorde a los intereses y pensamientos de cada uno de quienes habitan las redes.

Y acá aparece uno de los grandes problemas de nuestros tiempos: las “fake news” (noticias falsas). Nadie puede asegurar que lo que se lee a diario, y que puede tener un gran número de comentarios y compartidas, sea cierto o no. A las empresas, por el momento, solo les interesa que las personas accedan a los contenidos que coinciden con su perfil (sea o no falso) para que estén más tiempo conectados.

¿TODO ESTÁ PERDIDO?

Si bien en gran parte del documental puede quedar la sensación de que esta situación es un laberinto sin salida, sobre el final aparecen elementos para asegurar que no todo está perdido. Cada uno de los especialistas que habla deja alguna recomendación, aunque todos coinciden en que se debe dar un debate ético sobre la lógica que tienen hoy en día las empresas que manejan las redes sociales.

En relación a qué prácticas se pueden implementar, los expertos hablan de “reconocer la dependencia” hacia estas plataformas para reducir la adicción que generan; de “desactivar las notificaciones” para evitar el llamado de atención constante; y de “constatar la información que se comparte” para evitar la divulgación de información falsa, además de no dejar de lado la búsqueda de una pluralidad de voces a pesar de no estar de acuerdo con alguna de ellas.

Cada una de estas acciones les permitirá a las personas, aseguran, tener un mayor control sobre las mismas. La idea no es eliminarlas, algo que en el mundo de hoy parece imposible, sino generar conciencia de sus lógicas para no quedar (tan) atrapado en sus redes. En este sentido, tanto grandes y chicos deben aprender al respecto.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla