Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $105,13
Dólar Ahorro/Turista $173.46
Dólar Blue $197,00
Euro $121,08
Riesgo País 1664
Opinión |PANORAMA BONAERENSE
El número mágico que imagina Juntos para ponerse a cubierto de la embestida del PJ

José Picón

Por: José Picón
jpicon@eldia.com

10 de Octubre de 2021 | 01:47
Edición impresa

Cuando alguien le acerca una encuesta que lo muestra manteniendo o en algunos casos ampliando la ventaja que la oposición en su conjunto obtuvo en las Primarias, frunce el ceño. Achina sus ojos y dibuja en el aire algún ademán que denota desinterés. Diego Santilli no quiere saber nada con que le hablen de que las elecciones del 14 de noviembre puedan serán un trámite, un mero pase por ventanilla para cobrar dividendos y confirmar la foto electoral del mes pasado.

Cerca del candidato a diputado nacional opositor se respira un clima de tranquilidad medida. Descreen, o al menos así lo dejan trascender, de que la diferencia de 4 puntos con el Frente de Todos se estirará a 5 ó 6 como vaticinan desde el ala dura del PRO. Lejos de eso, están convencidos de que el peronismo ha puesto en marcha una maquinaria electoral aceitada que empujará la boleta que lidera Victoria Tolosa Paz.

“Se están moviendo fuerte, se los ve mucho más activos”, anotan dirigentes que transitan a diario el Conurbano. No sólo se trata de militancia y fervor partidario. En el PRO aseguran ver un despliegue fuerte de recursos en varios distritos. Hay quienes incluso dicen conocer que estarían apareciendo adelantos del tesoro provincial para comunas gobernadas por el FpV. Se habla de unos 10 mil millones de pesos.

En el equipo de campaña de Santilli se han trazado una serie de metas en procura de neutralizar aquél envión peronista. Todas confluyen en el número mágico de 900 mil. Esos son los votos que buscan sumar y que, aseguran, los pondría a salvo de la arremetida oficialista.

El rastrillaje pos PASO realizado por gente de confianza del ex vicejefe de Gobierno porteño arrojó como resultado que hay tres canastas donde ir a buscar. Contra la certeza que muestra el peronismo de que la mayoría de los que no fueron a votar son votantes propios desencantados con el Gobierno, en Juntos dicen contar con análisis que indican que esa convicción no se asienta en bases firmes. “Hay 350 mil votantes que en la Provincia tanto en 2015 como en 2019 nos votaron y tenemos que ir a buscarlos”, señalan.

“En la oposición aseguran que la Provincia está asistiendo a distritos peronistas con adelantos del tesoro por 10 mil millones de pesos”

 

La apetitosa segunda cesta es la que representa a los votantes que se quedaron huérfanos tras las Primarias porque las fuerzas por las que optaron no alcanzaron el piso del 1,5 por ciento de los votos para saltar la valla rumbo a noviembre. De los 650 mil votos sin dueño, en Juntos se entusiasman con capturar 300 mil. Los cañones apuntan principalmente a los votantes de Juan Manuel Gómez Centurión y Cinthia Fernández, que creen afines a la principal coalición opositora.

La tercera y más modesta canasta es la que tiene que ver con el denominado “voto útil” y la posibilidad de que, en la búsqueda de la polarización con el Frente de Todos, puedan drenar hacia Juntos apoyos que tuvieron en las PASO Florencio Randazzo, José Luis Espert y Cynthia Hotton. La cuenta opositora arroja 230 mil votos que acaso podrían cambiar de mano.

La sumatoria arroja 880 mil votos, los “900 mil” de los que se habla como ferviente objeto de deseo en Juntos. Están convencidos de que ese número mágico haría estéril cualquier arremetida del oficialismo. Entre Santilli y Facundo Manes obtuvieron 3.260.051 votos. Si sumaran los ansiados 900 mil romperían el récord de votos opositores que consiguió Graciela Ocaña en las legislativas de 2017 con 3.930.406 sufragios. No parece, a priori, una empresa sencilla.

Pero Santilli y la lista que encabeza afrontan un desafío primario: retener la totalidad de esos 3,2 millones de votos, de los cuales Manes y el radicalismo aportaron casi 1,3 millones. “El 80 por ciento de esos votos están seguros, el resto hay que trabajarlos”, dicen en el PRO.

Acaso esa sea una de las razones por las que el neurocientífico, que va tercero en la lista, seguirá profundizando su propio perfil en especial en distritos del interior en los que ganó con notoria comodidad. Y coincidirá en actividades puntuales con Santilli. En amplios sectores de Juntos concluyen por estos días en que Manes terminó transformándose en una especie de tercera vía electoral pero por adentro de la coalición opositora. Un rol que alguna vez representó Massa por afuera del peronismo.

La necesidad de retener buena parte de esa cosecha de votantes que se mueven fuera de la grieta impone para Juntos un desafío adicional. Porque por un lado, Santilli deberá salir a fogonear el voto útil para restarles a Randazzo y Espert. Y por el otro, Manes, con un discurso más moderado, procurará evitar que se fugue la porción de electores que lo eligió cansado de la pelea que monopolizó la política en los últimos años.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla