Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $106,17
Dólar Ahorro/Turista $175.18
Dólar Blue $201,00
Euro $119,82
Riesgo País 1872
Espectáculos |ESTRENO EN LA PANTALLA
Andrea Carballo: “Hay cambios, ahora se habla de cómo se posiciona a la mujer en un guión”

La actriz de “Las chicas del cable” y el recordado corto “Ni una sola palabra de amor” llega a Cine.Ar con su nuevo filme, “36 horas”

Andrea Carballo: “Hay cambios, ahora se habla de cómo se posiciona a la mujer en un guión”

Andrea Carballo, protagonista junto a César Troncoso de “36 horas”

27 de Octubre de 2021 | 02:18
Edición impresa

Si bien se convirtió en un rostro reconocido a los dos lados del Atlántico gracias a la ficción española de Netflix “Las chicas del cable”, la actriz argentina Andrea Carballo es para nosotros el rostro de “Ni una sola palabra de amor”, aquel corto de 2013 realizado a partir de una cinta de casete de contestador encontrada que se viralizó de forma planetaria.

“Es el proyecto que más marcó”, reconoce Carballo, en diálogo con EL DIA, aunque no solo en cuanto al reconocimiento que logró gracias al trabajo dirigido por El Niño Rodríguez: “Lo que más me gusta del proyecto es que es algo que hicimos entre amigos, desde el amor puro por el cine: lo hicimos por querer hacer un corto con lo que teníamos que fuera a festivales... y se viralizó. Y eso me permitió tener cierto reconocimiento, pero sobre todo me dejó una muy buena lección en esta carrera que es difícil, donde a veces tenés trabajo y a veces no: lo importante que es producir, luchar y generar proyectos con la gente que te gusta trabajar”.

En ese plan es que Carballo se encuentra ahora escribiendo, por primera vez, un guion de largometraje, mientras se prepara para filmar en Sevilla con Guillermo Rojas y, más adelante, en Misiones. Pero antes, la actriz que participó también en “Papeles en el viento” estrena mañana su nueva película, “36 horas”, cinta de Néstor Mazzini que protagoniza junto a César Troncoso.

Primera parte de “Autoengaño”, proyecto de trilogía de Mazzini que ya tiene su segunda parte rodada, es la historia de Pedro y Érica, una pareja que se divorcia y vive una jornada y media de vértigo: asfixiado por el fracaso económico y familiar, en el contexto de un país signado por la crisis y los constantes avatares económicos, Pedro está atrapado en una espiral de deudas, que provocan que el día previo al cumpleaños de su hija de seis años reciba un ultimátum para devolver el dinero a un prestamista; mientras tanto su ex pareja también le reclama lo que debe, todo mientras su empresa tiembla y el cumple se desmorona.

“Apenas leí la primera versión me pareció interesante participar en una película que estaba buscando retratar con mucha realidad los vínculos de los personajes: se notaba una búsqueda de mucha verdad”, dice Carballo de la película que se estrenará en el porteño Gaumont y, en simultáneo, por la pantalla on demand Cine.Ar Play.

“Estoy contenta de los roles que me tocaron. Tuve que trabajar también para pagar el alquiler, pero por momentos pude decir ‘esto sí, esto no’”

La intérprete porteña dice de su personaje, Érica, que “está en un momento controversial de su vida, tiene que asumir muchísimas responsabilidades y también tiene que estar determinada ante el caos que se presenta en la película constantemente”, y ese caos es parte del encanto del guion: la película se filmó de forma cronológica (habitualmente, en cine las escenas se filman por conveniencia de los diversos factores de producción: locaciones, momentos del día, disponibilidad de los actores, etc.) para que los actores “llegáramos a las escenas tal cual estaban los personajes en ese momento: Nestor quería que los actores sintiéramos en el cuerpo ese cansancio, ese estrés, ese caos”.

Fue “una experiencia”, dice Carballo, con rodajes que comenzaban de madrugada y se extendían por horas para que la filmación tuviera lugar a la misma hora que en el guión, lo que los involucró “físicamente en el ritmo de la película”, sigue la actriz.

Así, llevan puesto en la piel la opresión que produce el entorno, el sistema: la película tiene como eje los sistemas de endeudamiento que someten y generan violencia, estrés económico y deterioro personal, y aterriza en un momento donde la cuestión del capitalismo comienza a ser retratada cada vez más críticamente por la televisión y el cine.

“Siempre hubo ficciones que hablan sobre la situación asfixiante de la economía, del capitalismo, del sistema que te envuelve en una red de consumo y por ende de deudas, o de tener que vivir para trabajar, que te desconecta de lo que la vida es”, opina Carballo al respecto, aunque sí acepta que hay “una tendencia” en el presente, “y es lógico”.

“Y es importante que se generen ficciones que toquen estos temas”, agrega, “temas que tienen que ver con la vida real, donde la gente está luchando por salir adelante, por tener una vida que les guste. Y lo económico influye muchísimo en eso”.

El peso de ese sistema recae sobre Pedro, pero a la vez Pedro se desata contra Érica, en un relato descarnado de lo que es un divorcio en tiempos modernos: el personaje de Carballo no opera como un mero obstáculo para la trama, sino como un ser humano que tensiona la historia por derecho propio, escapando así a la forma en que tantas veces se retrata a las mujeres en cine.

“Nestor trabajó muy detenidamente en los personajes y estaba muy dispuesto a escuchar y a ir revisando”, dice al respecto Carballo, y cuenta que “estoy muy contenta de los roles que me ha tocado interpretar en estos años. He tenido suerte en ese sentido: siempre me han llegado proyectos que yo sentía que había algo muy jugoso con lo que jugar. Tuve que trabajar también por ganarme el pan, para pagarme el alquiler, pero por momentos pude decir ‘esto sí, esto no’: dentro de lo que puedo, soy selectiva con los proyectos en los que participo, y tiene que ver en gran parte con los personajes que me ofrecen y cómo están tratados”.

Para Carballo, es un momento importante: en materia de personajes femeninos, “hay cambios (en la industria del cine), y una apertura de hablar de esto: ¿cómo se posiciona a la mujer en este guión? Creo que se nota: en muchas producciones, en películas, en la televisión, hay cambios. Falta, pero está sucediendo”.

La intérprete viene de trabajar justamente en una ficción que puso énfasis en construir personajes femeninos fuertes y multidimensionales: “Las chicas del cable”. Un rol que define como “una suerte”, teniendo en cuenta que aunque la ficción tiene lugar en España, en una época remota, dos aspectos ajenos a su vida, “había algo universal: mujeres tomando un rol en voz alta, diciendo acá estamos, esto es lo que queremos, y nos pudimos unir para conseguir lo que necesitamos”.

“Las chicas del cable” fue para Carballo la confirmación de que ya se ha hecho camino en España, donde llegó hace 11 años con “Carne de neón”, una película que había filmado un poco en Buenos Aires y un poco en Madrid. “Ahí me di cuenta que era una experiencia que me gustaría tener, intentar abrir la carrera acá”, explica Carballo. “No fue un pensamiento de fines económicos, fue una necesidad personal, incluso artístico: tenía ganas de explorar eso. Y siempre me gustó viajar, viví en México durante un año, entones ¿por qué no vivir un tiempo en España?”

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla