Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $106,88
Dólar Ahorro/Turista $176.35
Dólar Blue $198,00
Euro $120,62
Riesgo País 1693
Policiales |La versión de dos de los cuatro detenidos
Crimen en Romero: “Fue un linchamiento”

Aseguran que el fallecido fue atacado por “vecinos que reaccionaron a los robos y las agresiones”. Denuncian también “inacción policial”

Crimen en Romero: “Fue un linchamiento”

Uno de los detenidos. SU padre discapacitado habría sido agredido antes

26 de Noviembre de 2021 | 03:32
Edición impresa

A casi dos semanas del salvaje asesinato de Julio Fernández Villalba (34), en Melchor Romero, la defensa de dos de los acusados promete presentar pruebas de que “ellos fueron agredidos en un incidente que se dio por etapas” y, dicen, escaló porque “la policía no intervino a tiempo”, a pesar de que “varias personas llamaron al 911”.

Como ha venido informando este diario, el crimen ocurrió en la noche del día de las elecciones legislativas, el 14 de noviembre pasado, en 178 entre 531 y 532, donde varios hombres atacaron a otro a golpes y puñaladas.

Villalba fue trasladado de urgencia al hospital Alejandro Korn, de Melchor Romero, donde los médicos trataron de salvarlo, pero no pudieron: las lesiones que recibió, sobre todo en el cuello y en la espalda, fueron múltiples y gravísimas.

Policías acudieron al hospital para entrevistarse con los familiares de Villalba y en eso estaban cuando el hermano de la víctima se alteró al ver que ingresaban a la guardia dos sujetos que identificó como los agresores de Julio. “Tenían heridas cortantes en sus cuerpos y fueron a atenderse”, dijo una fuente del caso.

Esos sospechosos, de 24 y 27 años, fueron aprehendidos y quedaron a disposición de la fiscal Betina Lacki. Se trata de José Andrés Gordillo y Carlos Samaniego, quienes son defendidos por los abogados Christian Parodi y Fernando Palazzo.

“Nuestros asistidos no tuvieron nada que ver con el crimen”, aseguró Parodi a este diario, “al contrario, ellos estaban heridos por golpes y machetazos que recibieron en una de las dos o tres tandas de peleas que hubo antes del homicidio”. Según el defensor, el ataque a Villalba fue “un linchamiento de justicia por mano propia”.

“Este hombre asaltó el merendero del barrio hace dos meses y ese día (el domingo) prometió robar alguna casa del barrio y hasta abusar de una mujer”, aseguró Parodi, detallando que en medio de esos incidentes golpeó a un muchacho y su padre, que está en sillas de ruedas, se lo recriminó.

“Villalba le dio dos trompadas que lo tiraron de la silla de ruedas y eso terminó de levantar al barrio”, argumentó. Siguiendo con su relato, explicó que “unos 20 vecinos fueron a apedrearle la casa hasta que irrumpieron” en ella y agredieron a “Villalba y a su hermano”. El primero, siguió el abogado, “perdió un machete en la refriega y escapó a la calle”, pero a una cuadra algunos vecinos lo interceptaron y “atacaron a golpes de caño y le dieron 8 puñaladas”. Este diario accedió a videos de los instantes posteriores al asesinato. Son irreproducibles. “El problema es que la policía no intervino en ningún momento”, completó Parodi. Días atrás la justicia arrestó a otros dos acusados del homicidio, uno de los cuales es el hijo del discapacitado agredido.

Gordillo y Samaniego declararán en los próximos días.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla