Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $110,68
Dólar Ahorro/Turista $182.62
Dólar Blue $212,50
Euro $122,63
Riesgo País 1756
Deportes |OTRO GOL PARA EL TUCUMANO, QUE LLEGÓ A DIEZ
Díaz luchó, peleó y tuvo su recompensa, pero en el final se desbocó

“Empatamos porque son cagones y somos Estudiantes”, dijo luego del clásico. Hoy se disculpará mediante un comunicado

Díaz luchó, peleó y tuvo su recompensa, pero en el final se desbocó

El festejo de Leandro Díaz junto a Franco Zapiola / Dolores Ripoll

Fernando Alegre

Por: Fernando Alegre
falegre@eldia.com

6 de Diciembre de 2021 | 05:43
Edición impresa

Ya hace un tiempo bastante prolongado que la dupla de ataque de Estudiantes viene atravesando un gran pasar, por lo que no se puede hablar específicamente de “momento” sino de una realidad. Son el Yin y el Yang. Fuerzas fundamentales que se muestran como opuestas por sus características pero que resultan, a la vez, complementarias.

Gustavo Del Prete representa la velocidad, la técnica y el toque distintivo en los últimos metros. En tanto que Leandro Díaz, con sus cosas a favor y las que también tiene en contra, es la voluntad, la entrega y la potencia incansable.

A partir de eso, que no es poco dentro de un fútbol profesional en el que se no deja resquicio librado al azar, el Loco se hizo notar ayer por la tarde en el Bosque, donde fue la gran figura de los de Ricardo Zielinski.

Sabiendo de la ventaja de altura y potencia en favor de los suyos, Díaz fue un faro al que buscaron en todo momento a través de pelotazos directos. El tucumano exigió a la dupla central Tripera y logró ganar varios duelos aéreos fundamentales para adelantarse en el campo dentro de un cruce en el que se metió mucho en cada sector de la cancha desde el pitazo inicial de Darío Herrera.

Junto con su compañero en ofensiva, con quien cada vez se entiende mejor, generó también varias faltas cerca del área, para que las torres del fondo del Pincha se aproximaran al arco defendido por Rodrigo Rey desde la pelota parada, arma predilecta y siempre peligrosa del León.

También colaboró al momento del retroceso y no dudó en molestar, cuando debió hacerlo, la salida del fondo de los centrales de Gimnasia.

Entre buenas y malas, más de las primeras que de las segundas, el Loco completó un gran encuentro, el cual coronó con gol, para dejar en claro que es un insustituible en los del Ruso.

Sin brillar ni contar con la técnica individual más pulida, el deseo y el esfuerzo son su principal motor. Y hoy por hoy, sin las dolencias físicas que lo aquejaron durante mucho tiempo (algo que remarcó Zielinski semanas atrás), puede mostrar el porqué de su contratación y la confianza de un DT que lo conoce bien de su paso por Atlético Tucumán.

Con el de ayer en el Bosque, Díaz alcanzó su décimo gol en el actual certamen y el noveno en los últimos ocho partidos, para un presente realmente de ensueño. Además, el tucumano, que bien puesto tiene su apodo, hace seis partidos que se viene anotando en las redes contrarias, algo no menor.

EL EXABRUPTO DEL FINAL Y EL PEDIDO DE DISCULPAS

Como contrapartida de su gran encuentro, su particular carácter le jugó una mala pasada al momento de dialogar con la prensa televisiva sobre el verde césped, ya con el 4 a 4 consumado.

Allí, Díaz comenzó: “Contento primero por el equipo”, aunque enseguida cambió el foco: “Pero quiero decir otra cosa”, sorprendió al entrevistador, “lo empatamos porque la gente paró de cantar cuando íbamos 4 a 2, porque son cagones. Estos son cagones. Y segundo porque somos Estudiantes. No tengo nada más para decir”, completó el delantero, dentro de una declaración que lejos está de los mensajes previos que suelen brindar los protagonistas.

Son ellos, también, los que deben entender que el presente de un fútbol argentino que se acostumbró a no tener hinchas rivales, sólo puede cambiar si se dejan de lado este tipo de cuestiones.

Al cierre de esta edición le confirmaron a este medio desde la CD de Estudiantes que el propio jugador estaba ensayando un comunicado pidiéndole perdón a los hinchas y jugadores de Gimnasia. Un buen gesto luego de su error.

19 goles
Son los que acumulan entre Leandro Díaz y Gustavo Del Prete, quienes juegan juntos en el Pincha desde hace menos de seis menos. El Tucumano lleva diez de esos 19, en tanto que el rionegrino los restantes nueve. Hay dupla en Estudiantes. Y Zielinski lo sabe.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla