Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $110,08
Dólar Ahorro/Turista $181.63
Dólar Blue $219,00
Euro $122,97
Riesgo País 1961
El Mundo |Claros y sombras luego de ese punto de partida
A un año de la primera vacunada en el Reino Unido

El 8 de diciembre de 2020 inició la inoculación contra el coronavirus en Occidente, adelantándose a sus vecinos en Europa y a EE UU

A un año de la primera vacunada en el Reino Unido

Margaret Keenan

8 de Diciembre de 2021 | 03:06
Edición impresa

El 8 de diciembre de 2020 el Reino Unido administró la primera vacuna contra el coronavirus en Occidente, adelantándose a sus vecinos en Europa e inclusive a Estados Unidos, lo que no dejó al Gobierno del primer ministro Boris Johnson libre de críticas por minimizar el virus en el inicio de la pandemia y las idas y vueltas con las restricciones.

Así fue como Margaret Keenan, de 90 años por entonces, se convirtió en la primera persona en recibir un inoculante como parte del programa destinado a poner fin al Covid-19.

La decisión del Gobierno británico de aprobar el fármaco del gigante farmacéutico Pfizer impulsó a los reguladores de medicamentos del resto de los países a acelerar también el visto bueno a ese y otros desarrollos.

El 30 de diciembre y con el objetivo de acelerar la campaña, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios británica (MHRA) aprobó el inmunizante de AstraZeneca, lo que le permitió al país ser el primero también en tener una vacuna más barata y de más fácil distribución.

A fines de enero el Reino Unido había administrado más dosis que Alemania, Francia, Italia y España juntas, consiguiendo doblegar la curva impulsada por la variante Alfa que en ese momento se había extendido rápidamente.

Pese a este inicio, el país es el más golpeado por la pandemia en Europa con más de 10 millones de casos confirmados de coronavirus y más de 145.000 fallecidos a causa del virus, y al Gobierno de Johnson se lo culpabilizó por esta situación.

Según un informe de los comités de Salud y Ciencia del Parlamento, el Gobierno cometió “una de las fallas de salud pública más importantes” de la historia británica durante la primera parte de la pandemia, debido a que tardó demasiado tiempo en imponer un aislamiento.

Fue además el primer país europeo en cruzar el umbral de los 100.000 muertos y su programa de rastreo de contactos a través de una aplicación móvil fue todo un fracaso.

También la cantidad de idas y vueltas con las restricciones desconcertaron a los británicos, como por ejemplo la cancelación de las reuniones del período de Navidad en gran parte de Inglaterra, después de haberlas permitido nuevamente dos semanas antes.

Sin embargo, la campaña de vacunación en el Reino Unido comenzó siendo un absoluto éxito y continúa así un año después: actualmente se utilizan tres fármacos, los de los laboratorios BioNTech, AstraZeneca y Moderna. Estos inoculantes siguen siendo la mejor manera de proteger a las personas contra el virus.

Los beneficios esperados en la prevención de la enfermedad de la Covid-19 y las complicaciones graves asociadas superan con creces cualquier efecto secundario, insistieron desde el principio las autoridades sanitarias británicas.

Con la aparición de las variantes como Delta y Delta plus que desataron nuevos picos de la pandemia, el Reino Unido comenzó en septiembre con los refuerzos de la vacuna a los mayores de 50 años que habían tenido la segunda dosis seis meses antes.

Pero el reciente descubrimiento en Sudáfrica de la variante Ómicron, extendió la aplicación a todos los mayores de 18 años y redujo el tiempo de espera a tres meses.

Actualmente casi el 70 por ciento de la población británica está vacunada completamente con las dos dosis y se prevé inmunizar a unas 500.000 personas por día con el refuerzo.

La aparición de Ómicron aceleró también que el Reino ordene 114 millones de dosis más para usar en 2022 y 2023 de las vacunas Pfizer y Moderna.

La nueva cepa “no es una sorpresa”, dijo el exprimer ministro Gordon Brown, quien aseguró que el hecho de que los países más ricos no compartan las dosis está “volviendo a atormentarnos”.

El Reino Unido aprobó también un nuevo tratamiento para tratar el coronavirus que reduce la hospitalización y muerte en un 79 por ciento en pacientes de alto riesgo.

Se trata de Xevudy, la marca del tratamiento con anticuerpos monoclonales llamado sotrovimab, desarrollado por GSK y Vir Biotechnology.

Sotrovimab se administra mediante goteo durante 30 minutos y está aprobado para personas mayores de 12 años que pesen más de 40 kilos.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla