Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $100,39
Dólar Ahorro/Turista $165.64
Dólar Blue $158,00
Euro $119,70
Riesgo País 1466
Espectáculos |EN DIÁLOGO CON EL DIA
Leo Deluglio: el argentino condenado por matar a Sara

El joven actor que fue parte de “Patito Feo” se luce en el thriller de Netflix en la versión adolescente del protagonista. Desde México, donde está radicado desde hace siete años, cuenta sus sensaciones sobre este proyecto y adelanta lo que vendrá en la segunda temporada que llega el 19 de mayo

Leo Deluglio: el argentino condenado por matar a Sara

Leo Deluglio es Alex de joven, el hermano de Sara, cuya muerte dispara la trama de la serie de Netflix

María Virginia Bruno

Por: María Virginia Bruno
vbruno@eldia.com

9 de Mayo de 2021 | 08:32
Edición impresa

Leo Deluglio tiene 31 años y siente que en su todavía breve pero ya intensa carrera como actor se acaba de ganar el “gran premio” de la lotería. Sin demasiada información pero con la intuición de que era para algo grande, hace poco más de un año se presentó en un casting para interpretar a un personaje pero, antes de su audición, le pidieron cambiar de papel por uno que daba mejor con su physique du rol. Aunque tenía un par de días para prepararse otra vez, no dejó pasar el tren y, poniendo a prueba su memoria y su oficio interpretativo, se probó en ese momento: no solo quedó sino que en una semana ya estaba rodando. En “¿Quién mató a Sara?”, una de las series de Netflix más vistas de las últimas semanas en diferentes partes del mundo, el argentino interpreta al protagonista (Alex Guzmán) en versión adolescente; un personaje al que está listo para retomar cuando, el 19 de mayo, llegue al gigante on demand la esperada segunda temporada en la que, según adelantó, se responderán todas las preguntas que quedaron resonando.

Radicado en México desde hace siete años, Deluglio dialogó con EL DIA a través de una videollamada y se refirió al fenómeno de esta serie y lo que implica para su ascendente carrera que comenzó en Argentina, de la mano del éxito juvenil “Patito Feo” y que continuó en el país azteca con telenovelas explosivas que lo llevaron a trabajar con figuras populares como la primera actriz Aracely Arámbula o la estrella juvenil Danna Paola (“Elite”), entre otras.

-¿Cómo estás viviendo todo el fenómeno de “¿Quién mató a Sara?”?

-Es muy raro. Estoy muy contento pero, al mismo tiempo, es muy complicado disfrutarlo porque todavía estamos en este encierro y en esta situación de no poder salir, o salir poco. Todavía no he tenido un contacto real directo con la gente. No hemos podido celebrar con el resto del elenco o hacer alguna alfombra roja, que era lo que esperábamos. Entonces, estoy re contento, re feliz, pero también disfrutándolo desde casa, desde la distancia. Es la primera vez que me pasa pero bienvenido sea.

-De todos modos debés tener muchos mensajes y menciones en las redes, sobre todo teniendo en cuenta que la serie se ha visto en tantas partes del mundo.

-Sí. Lo bueno fue que, a pesar de la situación, tenemos medios de comunicación y las redes sociales se han disparado, me han llegado mensajes de todos lados del mundo. Me escriben en todos los idiomas y es muy loco eso porque sí me había pasado en algún momento con alguna novela que hice en México pero no así, tan masivamente. Entonces, lo recibo con una alegría enorme porque uno siempre espera poder llegar a tantos lugares y tener una serie en el streaming más visto que es Netflix es como ganar el gran premio.

-Habías hecho el casting para otro personaje pero terminaste quedándote con el del protagonista de joven. ¿Cómo fue esa situación?

-Me invitan a hacer este casting hace más de un año y no me habían dicho ni para qué era ni nada pero sí sabía que era algo importante. Llego y me dieron para preparar el personaje de Chema (su amigo gay), que lo termino haciendo Polo Morín, y cuando llego los directores me dicen “no, no, cambiemos todo, necesitamos que hagas escena de otro personaje porque te pareces mucho a Manolo Cardona, que es nuestro personaje de Alex grande”. Y me ofrecieron volver otro día para poder aprenderme la escena bien y en el momento dije “no, no, la hago ahora”. Porque uno nunca sabe y por ahí otro día los directores no estaban o pasaba algo. Entonces, me la aprendí como pude en el momento, en cinco minutos, porque estaban apurados que se iban a comer, y así fue. Fue muy rápido. Automáticamente me dijeron que sí y una semana después empezamos a grabar. Y fue muy loco pero se dio así y son esas cosas que pasan en esta carrera que de repente es estar en el momento y el lugar indicados.

“Esta serie es lo mejor que he hecho, lo que más justicia le hace a mi actuación”

 

-¿Qué fue lo más desafiante de interpretar a Alex?

-Es la primera vez que me toca interpretar a un personaje junto con otro actor. Creo que lo desafiante fue empatarnos con Manolo Cardona que, además, él es colombiano y encontrarle una forma a Alex en común, con él, fue muy difícil tal vez pero la verdad que resultó que con Manolo nos parecíamos mucho. Incluso, no sólo físicamente sino como persona. Él tiene una energía parecida a mí. Lo que sí tuvimos que controlar mucho fue el tema de la nacionalidad que, como te digo, él es de Colombia, yo soy de Argentina y el personaje es mexicano. Ese fue el reto de este personaje que, por suerte, nadie se da cuenta cómo es cada uno de nosotros.

-Supongo que en la construcción de las diferentes épocas del personaje ha pesado el hecho de que Alex de adolescente es muy diferente al Alex de adulto y con tantos años de cárcel en sus espaldas. Son casi dos personajes diferentes.

-Lo único que cambia es el contexto del cual él se rodea y las situaciones que lo modifican. Pero no puede ser otra persona. Alex tiene su forma de pararse, su forma de utilizar las manos, su forma de expresar su amor que es algo que de grande él sigue haciendo. Eso sí no puede cambiar y está en la esencia de nosotros como personaje. Pero sí había que marcar que Alex era una persona antes y después de la cárcel para que se notara mucho más el cambio, la transformación. Yo siempre digo que el protagonista de las historias es el personaje que cambia totalmente. Y sí, para que Alex sea el protagonista de esto y la historia tenga que ver con él, tiene que haber un cambio, tiene que modificar su forma de pensar, tiene que dejar de ser el ingenuo, el inocente, el bueno en todo y pasar a ser un poco diferente para poder resolver el problema que tiene el protagonista que es la inquietud sobre quién mató a su hermana y por qué. Cambia su conducta pero su esencia es la misma que cuando tenía 18 años.

Leo Deluglio, en una escena de “¿Quién mató a Sara?” / Netflix

-Tenés una participación muy importante en la primera temporada. ¿Cómo será tu participación en esta segunda parte? ¿Y qué nos podés adelantar sobre lo que vendrá en los nuevos capítulos?

-La segunda temporada está mucho más enfocada en el personaje de Sara, lo cual está bueno porque Alex es su hermano. Entonces, vamos a ver un poco más sobre su relación, cómo Alex en el pasado tenía algunas dudas con respecto a algunas actitudes de su hermana. No quiero adelantar mucho pero Alex siempre fue un chico muy observador y familiero pero había muchas cosas que él no sabía sobre su vida. Vamos a descubrir por qué Alex es el hombre de la casa, por qué no hay un padre ahí. Y va a girar un poco en torno a estas cosas que no son datos para nada menores. Al contrario, son muy importantes. Vamos a seguir viendo a este Alex protector pero también había algo investigador en él, incluso de chico. Entonces, todas las preguntas que quedaron sin resolverse de la primera temporada, como por ejemplo el motivo por el que Alex sabe tanto de informática, ahora lo van a saber... y eso va a justificar muchas cosas.

-¿La serie cierra en la segunda temporada o hay posibilidad de una tercera?

-La verdad es que no lo sé. Esa pregunta no sé qué responderte porque con el éxito que fue, por ahí hay comentarios de más temporadas pero no me han confirmado nada. Se están hablando cositas ahí... y uno quiere creer que por el éxito que tuvo, y suponemos que la segunda también va a tener, pues, bueno, probablemente pasen más cosas. Pero no podría confirmarte nada.

-Hace muchos años que están en el mundo de la actuación. Empezaste en Argentina con “Patito Feo” y en México llegaste a ser parte de telenovelas exitosas como “La Doña”. ¿Sentiste alguna diferencia en las formas de trabajar de un gigante del streaming como lo es Netflix?

-Sí, absolutamente. Netflix, al generar un contenido que va online, que va a través de personas que en su casa tienen que ver, buscar y elegir el contenido y si no les gusta, lo dejan de ver, porque todo lo que hay ahí es de suma calidad, nos hicieron sentir muchísima responsabilidad en cada escena que quedaba grabada. Recuerdo tener que regrabar escenas porque Netflix no las había aprobado, algo que nunca me había sucedido. Ahí es cuando me di cuenta que eso estaba bien, que eso sucede mucho en Hollywood, cuando están grabando películas, y no están convencidos de lo que está quedando y graban toda la película otra vez. Y eso me pareció una movida de una industria muy norteamericana, donde se toman las cosas muy en serio, donde nada de lo que queda es al azar. Están en todo. Nunca me había pasado de ser parte de un proyecto que esté tan amarrado por todos lados, que tiene que ser por acá y no hay otra opción. Y luego a uno le toca estar en proyectos donde todo se está haciendo medio sobre la marcha y eso no es siempre la mejor opción con lo cual creo que como Netflix es como hay que empezar a hacer las cosas y a mí, en mi carrera, siento que es lo mejor que he hecho, lo que más justicia le hace a mi actuación, a mi sensibilidad.... Es la primera vez que estoy en un proyecto que se toma tan en serio esas cosas.

-Has hecho infantiles, después telenovelas y ahora te toca este híbrido que tiene mucho de thriller, dramas familiares y hasta romance. ¿Cómo te sentiste en cuanto al género?

-Para mí fue muy divertido porque creo que el punto principal de la serie gira en torno a una pregunta que hace que toda la serie sea un thriller, un misterio, un suspenso, una cuestión detectivesca donde estamos todos, incluso los personajes, jugando a descubrir un secreto. Eso está bueno. Que todos los personajes ocultan algo, que todos los personajes quieren saber algo que es muy relevante para sus vidas, necesitan la respuesta a algo que es determinante y cuando eso es así, lo que pasa con nosotros que la actuamos, es muy divertido; es muy divertido leer el cuento porque es como leer un cuento de Agatha Christie. Es un misterio hoja tras hoja, capítulo tras capítulo. Es muy lindo trabajar con un material que te divierte, que te da intriga, que te da ese motor de poder actuarlo con toda la verdad del mundo. La crudeza con la que tuvimos que encarar cada escena fue súper lindo.

“México es el Hollywood de Latinoamérica, te abre muchas puertas”

 

-¿Cuánto hace que estás en México y cómo empezó tu vida laboral allá?

-Son siete años en México. Empecé en Argentina en 2008, hice “Patito Feo” y algunas otras series juveniles pero después, lamentablemente, el país comenzó a dejar de producir cosas y yo como actor recibí ofertas de México para venirme para acá y las tomé. Me subí a un avión, dejé atrás familia, amigos, que fue muy costoso, muy doloroso, pero me vine a México siendo muy joven, tenía 24 años, y con todo el mundo y la vida por delante descifré eso y me vine y no me pude volver a ir. Todos los años estuve trabajando, hice novelas, y México fue mi conexión con Estados Unidos para poder trabajar ahí también. Como actor, está bueno que a uno le pasen esas cosas, como poder viajar para trabajar por ejemplo, que son diferentes a las que pasan en el país de uno. O por lo menos a mí me divierte mucho interpretar a personajes de diferentes nacionalidades. Porque podría haber venido acá y seguir interpretando a personajes argentinos pero no fue así. Para mí no era una opción. Y vine a México y no me pude ir: es un país que amo, que considero el Hollywood de Latinoamérica y que se te abren puertas tan importantes como Netflix, Telemundo, Nickelodeon en Miami. Acá sigo y estoy muy contento.

-¿Qué viene después de “¿Quién mató a Sara?”? ¿Dónde te veremos?

-Nuestra obra teatral, “La naranja mecánica”, sigue suspendida por la pandemia. Para mediados de año voy a lanzar mi primera canción, mi primer single, donde canto y toco instrumentos. Y hay algunos proyectos para más adelante que tienen que ver con Netflix. Pero por ahora no puedo adelantar nada.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla