Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar

Salió la tarjeta del Cartonazo, con un pozo de $100.000 que se puede duplicar

Dólar Oficial $123,91
Dólar Ahorro/Turista $204.45
Dólar Blue $204,00
Euro $129,36
Riesgo País 1942
Opinión |PANORAMA NACIONAL
Tensión con el Fondo, el endurecimiento del discurso oficial y el posicionamiento opositor

En medio de la incertidumbre por la marcha de las negociaciones por la deuda de US$44 mil millones con el organismo crediticio, se radicaliza la postura del Gobierno de evitar el nivel de reducción del gasto del Estado que piden desde Washington. El rechazo de “Juntos” a la estrategia del Frente de Todos mientras busca ubicar a sus figuras

Por: Emiliano Russo
efrusso@eldia.com

23 de Enero de 2022 | 02:21
Edición impresa

El endurecimiento que viene mostrando el Gobierno en las tratativas con el FMI han puesto en duda la concreción de un acuerdo antes del vencimiento del 22 de marzo próximo -casi US$ 3 mil millones imposibles de cancelar con las actuales reservas del Central-, y no sólo disparó el valor del dólar blue o el riesgo país sino que puso en guardia a los arietes del oficialismo: organizaciones sociales alineadas preparan una multitudinaria marcha hacia el centro porteño en repudio a las exigencias del organismo de crédito multilateral y también hacia la deuda contraída por el macrismo, en 2018.

El fracaso de la cumbre entre el ministro Martín Guzmán (Economía) y los gobernadores y jefes de los bloques parlamentarios de Juntos por el Cambio no sólo expuso el agrietamiento en el vínculo entre las partes sino que fue el preanunció la presión del oficialismo hacia el staff de Washington para garantizarse condiciones que no pongan en riesgo la continuidad del rebote de la economía en 2022. El posterior comunicado de la coalición opositora pidiendo un plan económico creíble que favorezca la inversión y la baja de la inflación, pero sigue ausente en la dirigencia política la búsqueda de soluciones para reducir el gasto del Estado, que es la dura hipoteca que los argentinos pagan. Ni siquiera se está estudiando si no resultaría menos costoso para el Estado pagar un subsidio a cada desocupado en lugar de disponer de planes y subsidios que implican la necesidad de muy costosas administraciones y el clientelismo a través de las llamadas organizaciones sociales. Los países desarrollados, ante la crisis y el desempleo causado por la pandemia el año pasado, eligieron ese camino, al que se oponen en Argentina todos los beneficiados por el poder, que ganan al ser los que distribuyen persona por persona los dineros y alimentos que paga el Estado. Tampoco se encara el despilfarro del gasto político del que la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires es uno de los tantos ejemplos.

MENSAJE

El funcionario norteamericano apoyó la negociación argentina con el Fondo pero hizo esa aclaración. También, en un elíptico mensaje, dejó ver su preocupación por la presencia del Mohsén Rezaí, uno de los acusados por el atentado contra la AMIA, en la asunción del nicaragüense Daniel Ortega, de la que también participó el embajador argentino Daniel Capitanich. Días después la Cancillería avisó a la justicia que Rezaí “podría desplazarse a Rusia en una comitiva” por lo que alentó el pedido de captura a través de Interpol.

Se trata, a la postre, de uno de los tantos gestos ambiguos del oficialismo. Si Guzmán muestra la mejor predisposición a seguir negociando con el Fondo, otros actores del oficialismo eligieron endurecer su postura. En las últimas horas, el presidente Alberto Fernández replicó un video de su par mexicano, en el que planteó que “como afirma Manuel López Obrador, es necesario que el FMI actúe con honestidad y ética, y no le exija al pueblo argentino mayores esfuerzos a los muchos que ya viene haciendo”.

ESCOLLO

El principal escollo que hoy muestra el acuerdo es en cuánto tiempo Argentina debería llegar a equilibrar sus cuentas. En 2021, el déficit fiscal primario resultó menor al previsto, un 3% del PBI, en un año con un saldo comercial de casi US$ 15 mil millones por el precio récord de las materias primas. En un 2022 donde no se prevén los mismos términos del intercambio y donde ya no habrá giros del FMI por US$ 4 mil millones de dólares como ayuda por la pandemia, los vencimientos de deuda se siguen acumulándose y los intereses aumentan en todo el mundo. Es este escenario el que le pone urgencia a las definiciones sobre un pronto entendimiento.

Pero el fracaso del diálogo con la principal coalición opositora no sólo dejó en falsa escuadra el fluido vinculo entre el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el presidente de la UCR, el gobernador jujeño Gerardo Morales. Sembró dudas, más allá de las interna de la propia coalición opositora como azuzaban desde Casa Rosada, sobre cuál fue la real intención del oficialismo de dar un gesto de consenso político hacia el organismo crediticio.

LA REACCIÓN DEL MERCADO

El mercado, consciente de las idas y vueltas en torno las negociaciones, reaccionó con terror: hubo bajas en las cotizaciones de los bonos argentinos y una disparada del dólar paralelo hacia los $219 y del riesgo país, superando los 1900 puntos. Esa volatilidad no pareció conmover a los negociadores de Hacienda que siguen dialogando con los técnicos de Washington y no descartan firmar una carta de intención antes del multimillonario vencimiento de marzo próximo.

Algunos sectores del oficialismo endurecieron su postura contra el Fondo Monetario

 

Pero el endurecimiento del discurso oficial parece haber prendido entre los sectores con mayor poder de movilización callejera. Según se pudo averiguar, el Movimiento Evita y Barrios de Pie preparan una “marcha contra el FMI” probablemente a plaza de Mayo para los próximos días dependiendo “de las condiciones epidemiológicas”. Es decir, apuestan a que se aplaque el rebrote de Covid tal como especulan en Salud. La decisión de acompañar la nueva estrategia del Ejecutivo en la calle está resuelta pero quieren evitar el costo político de llevar adelante una aglomeración a metros de la Casa Rosada en medio de la emergencia sanitaria.

La oposición, en tanto, no sólo le dio la espalda a la convocatoria oficial para conocer las tratativas con el Fondo sino que, a través de una denuncia de la diputada Graciela Ocaña, intentó seguir machacando con la polémica por las vacaciones en una isla caribeña de la titular y el subdirector del PAMI, Luana Volnovich y su pareja, Martín Rodríguez, por haber dejado acéfala a la mayor obra social de Latinoamérica. No en vano realizó la presentación judicial el último jueves cuando el Ejecutivo dio por “cerrado” el episodio. Es que a comienzos de semana en el oficialismo aún amagaban con eyectar a Rodríguez de su cargo por el dilema ético que supone esa relación. La presión de La Cámpora pudo más y acá no ha pasado nada.

ARMADO OPOSITOR

La temporada veraniega no puso freno en el principal armado opositor que, más allá de la compulsa con el oficialismo, trata de apaciguar sus propios chispazos. Con Mauricio Macri en su reducto patagónico, Horacio Rodríguez Larreta no dejó lugar a dudas sobre el virtual lanzamiento de su precandidatura presidencial. Convocó a una suerte de mesa política a Diego Santilli, Jorge Macri y Christian Ritondo y deja saber que a la misma podría sumarse como armador Emilio Monzó, quien entró a Diputados en alianza con el radical Facundo Manes.

Patricia Bullrich, la otra precandidata fuerte del PRO, comenzará a desandar desde mañana una gira por los balnearios de la Costa Atlántica bonaerense para intentar posicionarse en la interna del partido amarillo. La ex ministra de Seguridad dedicó el año pasado a recorrer el interior del país y viene de entrevistarse con su par de la UCR, el gobernador Morales. El gran objetivo de ambos dirigentes es evitar el desgaste de la coalición opositora por los cruces entre halcones y palomas. Las idas y vueltas en torno a la convocatoria del oficialismo por la negociación con el Fondo pusieron a prueba esta estrategia.

RECHAZO A LA MARCHA

Sí hay un cerrado rechazo a la marcha que el kirchnerismo duro promueve para el 1° de febrero contra la Corte Suprema de Justicia. También se ha unificado el discurso por la cuestión tarifaria habida cuenta de los masivos cortes de luz que se vienen registrando en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA). No sólo es un intento de escudarse en las renovadas críticas a los tarifazos que llevó adelante el ex ministro Juan José Aranguren durante la administración de Cambiemos sino que pone en foco en la actual negociación que entabla el oficialismo con las prestadoras, en otro gesto hacia los burócratas de Washington para intentar reducir los subsidios.

El último martes se llevó a cabo la audiencia pública de las distribuidoras de gas en la que reclamaron un 35% de suba con las boletas de marzo. En el gobierno habían dado a entender que aceptarían una pauta del 20%, muy por debajo de la inflación esperada para este año. Ahora, fuentes del sector energético, anticipan que el oficialismo también postergaría esta definición. “Y se va a autorizar un 10% de aumento”, completó una fuente gubernamental alejada del Palacio de Hacienda. Como quedó dicho, los gestos de ambigüedad ya son un clásico de esta administración.

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla