Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Espectáculos |LA CARTELERA ON DEMAND
“Free Chol Soo Lee”: todo preso es político

Julie Ha y Eugene Yi dialogaron con EL DIA sobre su documental, retrato de una injusticia racial con ecos en el presente

“Free Chol Soo Lee”: todo preso es político

“Free Chol Soo Lee”, la historia de un hombre condenado injustamente, se estrena hoy en MUBI

Pedro Garay

Pedro Garay
pgaray@eldia.com

7 de Octubre de 2022 | 06:19
Edición impresa

Un hombre es condenado por un crimen que no cometió: es el principio de buena parte de las historias del género policial, que enfrenta a un hombre, un individuo, frente a un sistema inamovible, impersonal e implacable. Pero en “Free Chol Soo Lee”, documental de Julie Ha y Eugene Yi que llega hoy a la plataforma Mubi, el sistema no es tan impersonal: hay algo definitivamente personal en la forma en que eligen a un joven inmigrante coreano para ser el chivo expiatorio de un crimen. Y la resistencia no es individual: el protagonista del documental conseguirá la libertad tras años encarcelado y enfrentando incluso la pena de muerte gracias a la resistencia de un grupo de activistas.

La historia del documental que ya suena entre las candidatas al Oscar a mejor filme de no ficción transcurre en la San Francisco de 1970: Chol Soo Lee, un inmigrante coreano de 20 años, es acusado y condenado por un asesinado en Chinatown. Lo señalan como culpable dos hombres blancos, turistas, incapaces de reconocer un chino de un coreano (“todos son iguales”, ese tipo de argumentos) y, rápidamente, con ese afán tan político de demostrar que “se está limpiando Chinatown”, lo condenan a perpetua.

Es la historia del racismo institucionalizado, contada a través de una persona, de un cuerpo atravesado por las instituciones, por los prejuicios, por la sociedad, que vuelve a contarse en un mundo donde el racismo ha vuelto a ser tolerado (o quizás nunca se fue). Mientras, en Estados Unidos, se desata una ola de violencia anti-asiática, y mientras muchas minorías vuelven a darse cuenta cómo “nuestro sistema judicial ha victimizado a muchos”, dice Ha, en diálogo con EL DIA.

LA MEMORIA

La encarcelación de Chol Soo, de hecho, podría haber sido el silencioso final de una vida como tantas anónimas. Pero un periodista, K.W. Lee, se interesa por su caso, y despierta la resistencia de un grupo de activistas. Es una película sobre periodismo, sobre activismo, resistencia, sobre el sesgo y el abuso de poder de las instituciones judiciales. Aunque, reconoce Ha, “esos son temas que hacían que esta historia fuera atrapante, pero decidimos hacer esta película por razones personales”.

Ha y Yi son periodistas que llevan años relatando la experiencia asiática en Estados Unidos, “en particular las historias complicadas”, dice la documentalista, y cuenta cómo la semilla de este proyecto se plantó en el funeral de Chol Soo, “aunque nadie lo sabía: yo fui a su funeral para escribir su obituario, y también para acompañar a K.W. Lee, que es mi mentor, la razón por la cual me convertí en periodista. Y él estaba completamente angustiado por haber sobrevivido a Chol Soo, algo que no esperaba. En un momento, Lee se paró y casi enojado se preguntó por qué esta historia seguía escondida, habiendo sido un hito para los activistas asiáticos-americanos que peleaban por la justicia social, un hito que que fue exitoso, que logró revertir dos condenas por asesinato, algo imposible en nuestro sistema de justicia. ¿Por qué se había olvidado esta parte de la historia?”

Algunos meses después, junto a Yi comenzaron a pensar una película juntos. Y apareció aquella imagen de K.W. Lee furioso. “Era un relato demasiado importante para dejar que siguiera dormida en la historia”, dice Ha.

EL OLVIDO

La historia de Chol Soo dormía en el olvido, principalmente, porque no tiene final feliz. Es la historia mayormente trágica de un personaje que tras convertirse en la encarnación de la injusticia racial tuvo que seguir viviendo, atravesado por las mismas dificultades que lo persiguieron toda la vida. Exonerado finalmente, volvió a caer en el crimen.

 

La historia de Chol Soo no tiene un final de cuento de hadas, y por eso ha sido olvidada

 

“Es una historia compleja, sin ese final de cuento de hadas que todos esperaban”, afirma Ha.

“Hay otros momentos en la historia asiática en Estados Unidos, de ese momento, que sí son recordadas, que tienen narrativas menos complicadas, más limpias. Chol Soo lo mencionaba hacia el final de su vida, incluso: su historia involucró su criminalidad, sus errores, no tuvo un final feliz”, lanza Yi.

Pero para el cineasta “ver sus errores permite reconocer su humanidad” y, sobre todo, revela que su encarcelación injusta fue solo un síntoma. Así, es una película que “celebra el movimiento, este momento de resistencia”, dice, “pero también reconoce lo que había que resistir, la fuerza que había que tener, solo para sobrevivir siendo Chol Soo siendo un inmigrante asiático en Estados Unidos”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla