Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar
Opinión |Enfoque

Eliminar el FONID, los subsidios al boleto y los programas nacionales en funciones provinciales

Eliminar el FONID, los subsidios al boleto y los programas nacionales en funciones provinciales

Los subsidios al transporte, en el foco / el dia

Jorge Colina

25 de Febrero de 2024 | 04:55
Edición impresa

eleconomista.com.ar

La eliminación del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID) y los subsidios al transporte urbano e interurbano del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y las provincias del interior causan alto revuelo.

El FONID es una transferencia que desde la Nación se hace a las provincias para que éstas les den un complemento salarial a sus docentes, equivalente al 9% del salario promedio. Cortar con este subsidio nacional significa que las provincias deberán pagar la totalidad del salario de sus docentes. Los recursos involucrados no son muchos.

En el año 2023, el FONID transfirió recursos a las provincias por $333.000 millones que equivalen al 4% del gasto provincial en educación o el 1% del gasto total de las provincias.

Los subsidios al transporte urbano e interurbano nacieron en el AMBA hace 20 años, como compensación a las empresas de trenes y colectivos por el congelamiento del boleto que se impuso en 2002.

Luego de 10 años, las provincias se quejaron de que el gobierno nacional esté subsidiando el boleto en el AMBA y en lugar de exigirle que deje de financiar con fondos nacionales el boleto del AMBA, pidieron que también se financie con fondos nacionales el boleto de colectivo en el interior del país.

En 2023, los subsidios al transporte urbano alcanzaron a $485.000 millones, lo que equivale a 1,5% del gasto total de las provincias. De nuevo, igual que el FONID, no es mucha plata en términos relativos.

¿Está bien o está mal que se elimine el FONID y los subsidios al transporte urbano?

Lo mejor es remitirse al reglamento de la República Argentina, que es, la Constitución Nacional.

En 1860, cuando se termina de formar la República Argentina, las provincias escriben en el artículo 5° de la Constitución Nacional el siguiente texto: “Cada provincia dictará para sí una Constitución bajo el sistema representativo republicano... que asegure su administración de justicia, su régimen municipal y la educación primaria”.

Esto significa que las provincias se reservaron para sí la administración de sus municipios y la educación. Lo que es lo mismo que decir que la administración municipal y la educación básica no es función del Estado nacional. Por lo tanto, según la Constitución Nacional, el FONID y los subsidios nacionales al boleto de colectivo nunca deberían haber existido. Porque los colectivos pertenecen al régimen municipal y la educación al régimen provincial.

Confusión entre federalismo y unitarismo generoso

El tema es que históricamente los funcionarios que asumen el Gobierno nacional pasan a confundir el federalismo con el unitarismo generoso.

El federalismo es lo que dice el artículo 5° de la Constitución Nacional cuando estipula que cada provincia administrará su sistema judicial, municipal y escolar. El Estado nacional debe ocuparse de las otras cosas que hacen a la organización nacional y que la Constitución le confiere, como son, la representación de las provincias en el exterior, una moneda estable, y la regulación y el desarrollo de infraestructura interprovincial.

El unitarismo generoso es distribuir dádivas desde el Estado nacional a las provincias y municipios para “ayudar” a hacer las tareas que las provincias se reservaron para sí cuando se creó la República.

En este sentido, el FONID es una “ayudita” que desde la Nación se le venía dando a las provincias para suplementar 9% del salario de los docentes provinciales y los subsidios al transporte otra “ayudita” para que los municipios se despreocupen del costo de mantener los colectivos y la gente no pague tan caro el boleto.

El FONID y los subsidios al transporte son sólo dos ejemplos de unitarismo generoso. Todos los Ministerios nacionales tienen programas nacionales de “ayudita” a las provincias y municipios para hacer política.

El Ministerio de Salud reparte medicamentos y paga parte de algunos salarios en centros de salud provinciales y municipales, el de Desarrollo Social reparte comida entre comedores ubicados en todo el país, el de Obras Públicas hace algunos cordones cunetas en algunos municipios, y el de Educación -además del FONID- tiene 6 programas nacionales más desde donde reparte pequeños arreglos en escuelas provinciales, algunos elementos educativos, algunos arreglos en jardines de infantes.

Se estima que el Estado nacional gasta casi 3% del PIB en programas nacionales de “ayudita” a las provincias y municipios.

Hay que eliminar todos los programas nacionales

El paso dado por el Gobierno nacional de eliminar el FONID y los subsidios al boleto urbano van en la dirección correcta. Es más, se queda corto. Hay que eliminar todos los programas nacionales que se entrometen (con la justificación de las “ayuditas”) en funciones que son estrictamente provinciales y municipales.

Pero este proceso de eliminación de programas nacionales debe ser hecho con planificación, con información a la sociedad y en concertación con las provincias. Hacerlo intempestivamente genera conflicto innecesario y la errónea percepción en la sociedad de que el Estado nacional se está desentendiendo de cosas que le corresponde hacer (“ayudar” a las provincias y municipios), cuando según la Constitución Nacional no le corresponde.

La eliminación de los programas nacionales es sólo un componente dentro de un ordenamiento más integral del Estado en sus tres niveles de gobierno. Hay que hacer un nuevo acuerdo entre el Estado nacional y las provincias para distribuir las fuentes tributarias entre niveles, a fin de eliminar la coparticipación, y ordenar funcionalmente a los tres niveles de gobierno dejando en claro cuáles son las funciones que debe atender cada nivel.

El FONID y los subsidios al transporte son sólo dos ejemplos de unitarismo generoso

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$120/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $2250

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$160/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $3450

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$120.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $2250.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla