Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Los Urabeños, la agrupación más peligrosa

Consolidada como la agrupación criminal más grande de Colombia, “Los Urabeños” es una compleja y estructurada organización compuesta por unos dos mil hombres, que participa del conflicto armado que desde hace años se desarrolla en ese país. Henry de Jesús López Londoño está considerado el mayor “financiador de drogas” y uno de los líderes del cartel.

Según las autoridades de Colombia, entre las actividades delictivas a las que se vincula a Los Urabeños aparecen el tráfico de droga, las masacres y asesinatos a la población civil y miembros de la Policía, los atentados terroristas y el desplazamiento forzoso de la población civil.

Los orígenes de la agrupación se remontan a la localidad de Urabá, cerca de Antioquía, desde donde extendió poco a poco su influencia y, según las autoridades de colombia, la banda llegó a operar en 181 municipios del territorio de ese país.

Los Urabeños trabaron alianzas estratégicas con distintas agrupaciones guerrilleras para consolidar su poder, aunque mantienen una fuerte rivalidad con bandas como Los Paisas y Los Rastrojos.

De acuerdo a datos de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR), el grupo cuenta con 560 redes criminales distribuidas por todo el país.

La metodología implica que grandes comandos del grupo despliegan a sus hombres, previamente entrenados y armados, “con el objetivo de invadir zonas rurales que sirven como corredores para el tráfico de droga”, fundamentalmente en los sectores más próximos a los puertos, lo que facilita la distribución de la droga.

GOLPES A LA ORGANIZACION

En enero de 2012 el accionar de la Policía concluyó con la muerte de uno de los máximos jefes de la organización, Juan de Dios Úsuga David, apodado Giovanny, allegado a “Mi Sangre”.

El operativo fue realizado por un comando especial de la policía, el 1 de enero en una zona selvática, luego de un enfrentamiento con las autoridades. Sobre el acusado recaían quince órdenes de captura por múltiples delitos.

La muerte de Giovanny significó un debilitamiento directo sobre la estructura de la organización, pero a pesar del golpe, el grupo continuó con sus actividades.

Y Henry de Jesús López, reforzó su presencia como el “mayor financiador de drogas” de la banda, según las autoridades.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...