Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $104,26
Dólar Ahorro/Turista $172.03
Dólar Blue $184,50
Euro $120,72
Riesgo País 1576
Los Bergoglio platenses, una familia feliz y orgullosa por el “primo Jorge”

En nuestra ciudad vive el sobrino nieto del Sumo Pontífice. Toda la familia del ahora Papa recibió la noticia con profunda emoción y sorpresa

15 de Marzo de 2013 | 00:00

Felicidad, algo de incredulidad y un orgullo sincero e inevitable son algunas de las tantas sensaciones que por estas horas recorren las venas de los Bergoglio, una familia distribuida en distintas partes de Argentina y que ahora parece unida bajo la imponente y celestial figura de quien sin duda es su representante más prestigioso: el Papa Francisco.

Uno de esos tantos parientes felices y sorprendidos vive en nuestra ciudad. Se llama Simón Bergoglio, tiene 31 años y trabaja en un estudio de fotografía. “Yo soy sobrino nieto de Jorge”, explica, y al decirlo no deja resultarle extraño saberse familiar directo del Papa.

“La verdad es que no me imaginaba que lo fueran a elegir -cuenta Simón-. En el momento del cónclave estaba editando unas fotos, sin prestarle mucha atención a lo que pasaba en la tele. De golpe veo que me empiezan a caer mensajes al celular y me llama todo el mundo para felicitarme”. Ahí, cuenta, comprendió que su tío abuelo era Papa.

recuerdo de familia

Si bien el lazo familiar es fuerte, las vivencias de este platense con el Sumo Pontífice no pasan de viejos recuerdos de la infancia. “Quien tiene más contacto es mi viejo, Hugo, que ahora vive en Azul y más de una vez se juntaban con Jorge para verse un rato. Ellos son primos y tienen una buena relación desde hace años”.

Ayer, justamente, Hugo había viajado de Azul a capital federal para dar entrevistas y mostrar su orgullo por el primo Jorge. “Es una persona con una capacidad intelectual y espiritual muy grande y seguramente le va a hacer mucho bien a la Iglesia”, decía Hugo, primo del sucesor de Benedicto XVI.

Según Hugo, su primo llegó al papado “sin buscarlo porque jamás se lo propuso”. El primo de Jorge Bergoglio admitió que, mientras miraba el anuncio del Vaticano por televisión, no tenía “demasiadas expectativas” de escuchar su apellido. Fue un impacto, y a la hora de ensayar un retrato de su pariente no dudó en recordar que, cuando Jorge era arzobispo, viaja en “colectivo de línea” a Azul para visitarlo.

Austero y siempre reservado, Jorge Bergoglio no solía hablar mucho de su familia, aunque reconocía que, como con su primo Hugo, con muchos de ellos mantenía una estrecha relación.

El nuevo papa es el mayor de cinco hermanos, tres varones y dos mujeres: Alberto Horacio, Oscar Adrián, Marta Regina, que ya fallecieron, y María Elena, quien es madre de José y de Jorge.

Francisco tiene también otros sobrinos, entre los cuales se destacan dos hijos de Marta Bergoglio de Narvaja. José Luis, que es sacerdote jesuita, y Pablo, dedicado a la gestión educativa.

El nombre elegido para su pontificado, dicen en la familia, quizá sea un homenaje a su padre, José Mario Francisco Bergoglio, además de ser una forma de ponerse bajo la protección del santo de los desprotegidos de Asís.

emocion sin fin

“Solíamos charlar mucho, y siempre fue un hombre que hizo un culto verdadero de la austeridad. Vivió toda su vida como lo predicó”, señaló Hugo, y puso como ejemplo de esto la decisión del entonces cardenal de viajar en clase turista rumbo a Italia para asistir al cónclave, pese a tener una invitación del Vaticano para ocupar los asientos de primera clase.

El Bergoglio platense, Simón, recordaba ayer que su padre Hugo siempre le hablaba de su tío abuelo de un modo entrañable. “Mi viejo me contaba que era un sacerdote de mente muy abierta, siempre dispuesto a dar una mano”.

Desde que se conoció la noticia, en la familia Bergoglio todo es emoción y hasta una pasajera pero intensa secuencia de recuerdos, charlas y anécdotas familiares. Otro pariente homónimo que ayer mostraba su orgullo es Jorge Mario Bergoglio, hijo de una prima del actual Papa y que habló también con varios medio. Coincidió con Hugo en que no tenía demasiadas expectativas sobre la designación de su primo, pero que al momento de enterarse de la noticia casi se desmaya de la sorpresa.

Los primeros Bergoglio, con la abuela Rosa a la cabeza, llegaron a la Argentina a fines de la década del vente, provenientes de Italia.

Según el relato familiar, la abuela Rosa trajo el dinero de toda la familia guardado en el cuello de un tapado de zorro. Quiso el azar o el destino protegerlos del naufragio del Principessa Mafalda. La demora en la venta de los bienes los obligó a cambiar los pasajes que tenían para ese buque por otros en el Giulio Cesare, con el que finalmente llegaron a Buenos Aires.

En el libro “El jesuita”, publicado por la editorial Vergara, el Papa Francisco tiene un recuerdo entrañable de su madre, Regina María Sívori, quien quedó paralítica después del quinto parto. “Todos sabemos hacer por lo menos milanesas”, admitió Bergoglio al contar cómo su madre guiaba a él y a sus hermanos para hacer la comida en la casa.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla