Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,90
Dólar Ahorro/Turista $138.44
Dólar Blue $175,00
Euro $96,37
Merval 0,00%
Riesgo País 1480
Espectáculos |¿se viene el final de la era dorada del cine de superhéroes?
Futuro negro para la Justicia

“La Liga de la Justicia” no cumple las expectativas en la taquilla y podría marcar un punto de inflexión para la franquicia de superhéroes de DC. ¿Qué pasó?

Futuro negro para la Justicia

Escena de “la liga de la justicia” / outnow

3 de Diciembre de 2017 | 04:09
Edición impresa

“La Liga de la Justicia” lleva un par de semanas estrenada y es, hasta el momento, la película menos exitosa en la taquilla de la comiquera DC. Cuando hace algunos años la empresa anunció que se lanzaba de lleno al negocio del cine y planeaba hacer frente, con su equipo de superhéroes liderados por Superman y Batman, a su exitoso némesis, Marvel (el de Capitán América, Thor y compañía) construir un universo de héroes y villanos asomaba como un plan sólido, a prueba de balas, en la era de oro de las películas del subgénero. DC prometía, además, traer un poco de suciedad, ambigüedad moral y oscuridad a un mundo hasta entonces poblado por chistes y superhéroes pop.

“La Liga de Justicia” era dentro de aquel plan, que anunciaba el lanzamiento de dos cintas al año hasta 2020, el primer hito dentro del universo DC: se esperaba que la reunión de los héroes clásicos rompiera a gran velocidad el techo de los mil millones de dólares de recaudación, pero actualmente se encuentra por debajo de los 500 millones, ganancias que apenas consiguen empatar la inversión, que entre rodaje, las escenas que se volvieron a rodar por orden de los ejecutivos y marketing, habría alcanzado los 450 millones de dólares. ¿Qué ocurrió?

Ciertamente, “La Liga de la Justicia” no es una gran película. Una mejora en términos narrativos respecto a “Batman v Superman” o “Escuadrón Suicida”, verdaderos embrollos con demasiados manos en la olla, es apenas una película de aventuras entretenida, con una historia remanida (extraterrestre busca objeto que terminará con la Tierra; héroes lo vencen) y que de tan directa carece de verdadera tensión. Las nuevas adiciones a la Liga son caricaturescas, las escenas agregadas luego del rodaje para dar más protagonismo a Mujer Maravilla son evidentes, el humor de Flash no causa gracia, y los efectos... ¿Cómo pueden los efectos especiales de un tanque millonario ser tan evidentemente artificiales? La falta de dinero, a causa de las marchas y contramarchas, probablemente puedan explicar buena parte de lo que se ve en pantalla.

Sin embargo, las malas críticas fueron determinantes, hasta aquí, para las películas de DC: “Batman v Superman” pasó los 800 millones de dólares, “Escuadrón Suicida” los 700, y ambas fueron atacadas por la prensa. Seguro, no consiguieron pasar la barrera de los mil millones, pero duplican o triplicaron la inversión realizada. Hasta aquí, y contra todo pronóstico, sólo “La Liga de la Justicia”, que ha tenido críticas mixtas, ha fallado en la taquilla. Las razones asoman múltiples.

CORRIENDO DETRÁS DE LA TORTUGA

Por un lado, gran parte de lo que convierte a las películas de DC en grandes embrollos es su deseo de “alcanzar” a Marvel: el exitoso estudio rival lleva ya tres reuniones superheroicas, y se prepara para la cuarta, en mayo de 2018. Pero la compañía propiedad de Disney le lleva más de un lustro de ventaja (“Iron Man”, la piedra inicial de su universo, es de 2008, mientras que “Hombre de acero” es de 2013. Y al estrenarse la primera cinta de Superman, todavía no había planes para construir un universo alrededor), y se toma su tiempo para llegar a cada reunión, a cada evento.

DC quiso hacer todo de repente. La segunda cinta de su universo ya reunía a los tres miembros de la “Liga de la Justicia”. Su tercera cinta buscaba crear su propia “Guardianes de la Galaxia”. La quinta (en medio estuvo “Mujer Maravilla”) vuelve a reunir a sus superhéroes. El apuro ha llevado a que cada cinta no respire por sí sola, que tenga que sentar las bases para un universo gigantesco de historias y personajes, lo cual explica en parte la trama confusa de “Batman v Superman” o la apresurada presentación de los antihéroes del “Escuadrón”.

“La Liga de la Justicia”, sin embargo, marca un cambio de rumbo en este sentido: junto a “Mujer Maravilla”, ambas intentaron contar historias contenidas, más directas, aunque ambas apostaron a fórmulas demasiado obvias (que incluyeron rayos azules en el cielo, incluso). Y allí el segundo punto.

MAKING OF

Nada en DC asoma fresco, sino el producto de un amplio debate entre ejecutivos que contradicen las visiones autorales. Y la historia de “La Liga de la Justicia” es particularmente reveladora en ese sentido. Todo comenzó en 2014: DC, saliendo de “Hombre de acero”, anunciaba la creación de su universo de héroes. Le daban las llaves del imperio a Zack Snyder, quien dirigiría antes “Batman v Superman”: en aquellos tiempos nadie imaginaba que la cinta podría ser otra cosa que un éxito de masas, pero la cinta terminó diluyéndose en sí misma y “La Liga de la Justicia”, el filme de Snyder, pasó de tener dos partes (la segunda, a estrenarse en 2019) a tener solo una, el inicio del camino al que llegamos hoy, cuando todo el universo de DC está en suspenso.

Las críticas de “Batman v Superman” presentaron a DC con un dilemna: para entonces, “La Liga” ya estaba escrita, y los sets estaban listos para que comience el rodaje. Pero el universo construido por el estudio había decepcionado a sus fans. ¿Cambiar o seguir adelante? La duda consumiría a DC, que decidió entregar una cinta de aventuras más liviana que sus densas películas anteriores y eliminar la parte 2 de existencia, pero sosteniendo, por motivos económicos, buena parte de los elementos que ya estaban en su lugar.

El éxito de “Mujer Maravilla”, la cinta más taquillera de la empresa, complicó aún más las cosas, al obligar a DC a analizar su tanque de verano bajo la luz de la película protagonizada por Gal Gadot. Así es que se tomó la decisión de reescribir y volver a rodar escenas para darle más protagonismo a la actriz: esas escenas se filmaron en junio ¡de este año! A meses del estreno...

Y todo, justo en el momento en que Snyder se corrió de la dirección para atender una tragedia personal: entró en escena Joss Whedon, director de las primeras dos “Avengers”, quien se encargó de las reescrituras y de las nuevas escenas y cambió el tono de la cinta de tal manera que el presupuesto de la película explotó, superando los 300 millones de dólares: es la cinta de superhéroes más cara de la historia, y precisaba de un rendimiento en la taquilla que, a esta altura, parece muy improbable.

En medio de todos estos problemas, Batman (Ben Affleck) comenzó a cansarse de su personaje (hay fuertes rumores de que le darían salida), y Henry Cavill se comprometió a realizar una “Misión: Imposible” para la cual precisaba de un bigote: como la vuelta al rodaje lo atrapó en medio de las filmaciones de su nuevo proyecto, DC decidió quitarle el bigote por computadora... Rodadas a dos meses del estreno de la película, la gente de efectos no tuvo tiempo para hacer un trabajo digno, ni con el cabello facial de Cavill ni con buena parte de las escenas de combate de la película.

BURBUJA

En el apuro, DC ha hecho demasiadas cosas de manera desprolija, mientras que sus rivales de Marvel, aún en sus películas menos inspiradas, parecen planificar todo con cuidado y mirada estratégica, sin volantazos bruscos como los que da, al menos dos veces por año, la comiquera de Batman y Superman.

Pero el rendimiento de una de las cintas más esperadas de los últimos tiempos en la taquilla merece otra pregunta: ¿y si, más allá de la calidad y del apuro, el público se está agotando de las películas de superhéroes?

Hace rato se habla en la industria de la actual “burbuja” y los números parecen respaldar la idea de que, si bien no se pinchará de golpe, el interés está en baja: la primera reunión de “Avengers” continúa siendo la más taquillera, mientras la mera cantidad de lanzamientos del género cada año agota a la audiencia, y la inversión millonaria que se realiza en esos proyectos los obliga a ser productos en serie, sin demasiado riesgo ni alma.

La respuesta a este interrogante, sin dudas, lo aportará, el año que viene, la cuarta reunión de los Vengadores de Marvel, primera parte de dos cintas que pondrán fin al universo de esos superhéroes como los conocemos y mostrará el plan del estudio para sobrevivir al futuro.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Escena de “la liga de la justicia” / outnow

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla