Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
VERANO DIFÍCIL PARA EL CLAN

No les tienen respeto: en Punta del Este se burlan de los Tinelli por una cartera

Cande denunció el robo de su accesorio en un bar, y recibió una irónica respuesta. Ni siquiera la intervención del conductor pudo bajar el tono de sorna con el que los “acusados” siguieron contestando

1. La denuncia de cande tinelli, en su cuenta de twitter

2. La irónica respuesta del bar con una pizarra en la calle

3. Indignado por el cartel, Marce saltó a bancar a cande...

4. Los mozos “ladrones” se burlan del clan

La polémica en torno al robo de la cartera que sufrió Candelaria Tinelli en Punta del Este, ¿podría haber tenido otro final en otra época? Tal vez, en tiempos pasados, la sola acusación de la hija del conductor al staff del restaurante habría bastado para que lo tomaran como cierta y se disculparan. Sin embargo, los señalados con el dedo no sólo no se hicieron cargo de la acusación sino que, además, se burlaron (y lo siguen haciendo).

La historia empezó hace tres días, cuando la “it girl” fue a comer con amigos al local “No me olvides” en Punta del Este, y se retiró cerca de las 4 de la madrugada, en el momento del cierre del local. Al salir, se dio cuenta que no tenía la cartera, volvió a buscarla pero no la encontró.

Cande tuiteó entonces con mucha bronca: “Aprovecho este medio, para decirle a la gente de Uruguay, o a los que vienen a veranear a Punta del este, que NO vayan al restaurante ‘No me olvides’ en Manantiales. Además del mal trato característico del lugar, me robaron la cartera la misma gente de ahí. Lamentable”.

La respuesta por parte de la gente acusada fue la siguiente: “(Candelaria) es asidua clienta de todo el verano. Por eso nos llama la atención la afirmación de que ‘siempre la tratan mal’ cuando ha venido más de 20 veces”, según dijo César Villalba, encargado del restó.

Aunque también le contestó el dueño del local, Nicolás, también, de forma muy irónica: “Nos parecés un amor, Cande, y nos encantó que vinieras muchas veces a compartir. Una cagada lo que pasó acá. No está bueno acusarnos sin estar 100% seguros. Nunca nos pasó algo como esto. Tenemos la mejor con vos”. El comentario, vía Twitter, incluía varios corazoncitos rozagantes.

Pero eso no quedó ahí porque, al día siguiente, el restaurante redobló la apuesta, con un cartel alusivo: “Se puede perder un familiar. No se va a perder una cartera”, se leyó escrito en un pizarrón, en la vereda del negocio en cuestión.

La suerte de broma molestó al propio Marcelo Tinelli, quien se hizo eco de la irónica respuesta, y tuiteó en defensa de su hija: “Lamentable respuesta. Se tendrían que ocupar del tema, sobre todo el dueño, porque a esa hora solo quedaban los mozos, que lo único que hacían era reclamar por una mejor propina”.

Y Cande escribió un nuevo mensaje disculpándose por su acusación, aunque con algo de picardía: “Pido disculpas por acusar a la gente de #NoMeOlvides, está mal de mi parte... Al no haber más gente que nosotros, salvo los mozos (que nos trataron mal), no imaginé otra cosa, salvo que me la haya robado mi hermana, o no sé, se la chupo la tierra quizás”.

Después, le pidió a su hermana que le devuelva el accesorio, obviamente, en tono de broma.

Lejos de terminar ahí, la historieta sumó ayer un nuevo y creativo capítulo porque los empleados del local volvieron a tomarle el pelo a la diseñadora de indumentaria y amante de los tatuajes.

Disfrazados de ladrones, se sacaron una foto en la puerta del restaurante con el epígrafe “se roban carteras. Vengan de a uno. Shomo Noshotro”.

La foto, que fue publicada por uno de los empleados en Instagram, causó sensación en las redes sociales, por la originalidad de la respuesta. Además, fueron felicitados por tuiteros por no haberse achicado frente a tamaños adversarios como lo son los Tinelli.

Las bromas y las ironías de la gente a la que acusaron son muestras de una época en la que el clan ya no parece ser lo que era, al menos en Punta del Este, y lo que antes hubiera sido una disculpa en privado hoy se convirtió en un chiste tras otro, que convirtió a Cande y la cartera en el hazmerreír de la exclusiva ciudad uruguaya, la más elegida por las celebridades para veranear.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...