Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 23 °C
Nublado
Humedad: 85 %
21.4.2018
Un “error humano” que investiga la justicia

Responsabilizan al piloto por muerte de la médica que cayó del parapente

Responsabilizan al piloto por muerte de la médica que cayó del parapente

Natalia Vargas

La empresa de parapente Loma Bola, a quien había contratado la joven que murió al desprenderse del arnés en pleno vuelo en Tucumán, señaló ayer que “la principal causa del accidente fue la omisión por parte del piloto en el momento de preparar al pasajero”.

Eduardo Deheza, manager de la empresa, aseguró que “la principal causa del accidente fue la omisión, por parte del piloto, debido a una distracción en el momento de preparar al pasajero, de anclar las cintas de seguridad siendo el piloto, en definitiva, el responsable de acuerdo a la lista de chequeo preestablecida”, escribió Deheza desde la cuenta de Facebook de Loma Bola Parapente.

El 29 de diciembre pasado, Natalia Vargas, una médica tucumana, falleció al caer desde unos 120 metros de altura durante un vuelo junto al piloto Ariel Salazar.

“Este lamentable hecho -agregó- fue reconocido por el propio piloto luego de ver el video (principal evidencia) presentado por el amigo de Natalia, Mario Zermoglio, filmado al momento de despegar”.

En el comunicado, Deheza asumió la responsabilidad de “ser quien hizo el contacto con Natalia para realizar el vuelo y habérselo derivado a mi amigo y colega Ariel, siendo esto una práctica de costumbre entre los pilotos, cuando llegan grupos para realizar un vuelo ya que la idea es hacer vuelos simultáneos”.

Y respecto a su colega, admitió conocer “su capacidad, su seriedad y su experiencia, aunque lamentablemente nadie está exento de cometer un error alguna vez. Si bien el sistema del auto chequeo por el propio piloto funcionó correctamente hasta este fatídico suceso, se puede concluir que el error humano se presenta en algún momento”.

Por su parte, el propio Ariel Salazar admitió luego de hablar con el padre de Natalia que “pudo haber un error humano, una distracción. Estoy consciente y asumo las consecuencias que esto puede traer para mí. Ha sido una fatalidad, pero estuve y estoy a disposición de la Justicia, de hecho ayudé con la búsqueda desde un parapente en el que volé como pasajero el día de la caída”, resaltó.

A su vez, el padre de la médica dijo que tiene confianza en la justicia, luego de mantener un encuentro con la fiscal a cargo del caso, que será tratado durante la feria judicial.

“Vine a interiorizarme sobre como está avanzando la investigación y le pedí a la fiscal a cargo, María del Carmen Reuter, que llame a declarar a los instructores Ariel Salazar, quien acompañó en el vuelo a mi hija, y Eduardo Deheza, manager de la empresa”.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...