Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Son seis imponentes estructuras que eran parte del paisaje del predio ferroviario

Desmantelan las grúas de los talleres de Gambier para venderlas como chatarra

Una de ellas se desplomó hace un mes. El resto está siendo desmontada por estos días en 52 y 140 para rematar los metales

Desmantelan las grúas de los talleres de Gambier para venderlas como chatarra

las colosales estructuras, utilizadas para tareas de logística, eran un punto de referencia para una amplia zona de los hornos y gambier/ d. alday

El último día del mes pasado, a merced del viento, una de las imponentes grúas que le otorgaban su característico perfil a los talleres ferroviarios de Gambier se desancló. Rodó sobre sus guías hasta encontrar un tope, y cayó oblicuamente sobre una de las naves del predio, destrozando su techo. Fue el último acto de una de las seis colosales estructuras amarillas que permanecían en el predio; las demás también se están despidiendo del paisaje, pero no con un estallido sino con el rechinar de pernos y roldanas. Fueron rematadas como chatarra.

A fines del año pasado, el ministerio de Transporte nacional implementó, a través de Trenes Argentinos Infraestructura, un régimen de subastas online con el que espera vaciar de material en desuso una veintena de complejos ferroviarios. Se calcula que hay 65.000 toneladas de metales y maderas cuya venta puede reportar al erario público más de 300 millones de pesos.

Esa decisión aceleró un proceso que en los emblemáticos Talleres del Provincial, comprendidos entre 52, 55, 131 y 140 de Los Hornos, se venía dando de manera menos organizada desde varios años atrás; las grúas “pluma” o “torre”, cuya presencia algo abrumadora daba una idea de la magnitud que alcanzó el lugar en épocas de esplendor eran ocho, pero desde hace cinco años apenas quedaban seis.

Actualmente, esos almacenes y playones en los que llegaron a trabajar centenares de personas tienen un modesto papel secundario en la logística ferroviaria; reciben formaciones destinadas al “corte” final, y acopian viejos vagones, aparatos de vía, durmientes, bastidores, bogies, ruedas, eclisas, agujas, rieles, tanques.

También, sobre una superficie de 325 mil metros cuadrados totales, de los que 30 mil son cubiertos -incluyendo doce naves de cien metros de largo por 25 de ancho-, albergan instalaciones esenciales para el subte porteño -las de la firma francesa Alstom, donde se renuevan vagones-; una escuela de oficios y centro de formación profesional del gremio UOM; dependencias de Desarrollo Social y la Justicia Electoral; otra empresa de insumos ferroviarios; una cooperativa de reciclado de residuos domiciliarios; y una sede de la Unión de Mujeres Platenses (UMUPLA).

remate y desguace

“Las grúas torre de los talleres de Los Hornos ya fueron subastadas como chatarra, y es inminente la entrega de los materiales al comprador” confirmaron desde la sociedad estatal Administración de Infraestructura Ferroviaria (ADIFSE) y Trenes Argentinos Infraestructura: “por ese motivo se está finalizando con los trabajos de desmonte, que le aportarán al predio mayor seguridad y limpieza”.

Desde la cartera de Transporte también se formuló un llamado a licitación para los interesados de prestar el servicio de “carga y descarga de insumos ferroviarios”.

Las grúas ya fueron subastadas como chatarra, y es inminente su entrega al comprador”

Con el número 510/2018, la convocatoria apunta a reclutar dos maquinistas, otros tantos ayudantes, y un autoelevador de dos toneladas. Ese equipo se encargará, todos los días entre las 7 y las 18, de la manipulación de insumos ya existentes para permitir “su relevamiento e inventario”, y acomodará los que “ingresen y/o se despachen”.

En los últimos tiempos, varias versiones empezaron a rondar en torno al gigante en letargo. Se habló de la instalación de un centro de compras, de un campus administrativo rodeado de espacios verdes, y de un polo tecnológico ferroviario, entre otros destinos. Por ahora, lejos de ese pasado en el que estuvo entre los cinco más grandes del mundo, es poco más que un depósito.

Los talleres de gambier, un pasado de gloria

Puesto en marcha en la primera mitad del siglo pasado, el Taller Almacén de Vía y Obras, Zona Sur, llegó a tener la capacidad de ensamblar tramos de vías de hasta 300 metros de largo, recuperar rieles usados, volviéndolos a pulir y perfilar, y trabajar en una cadena de producción continua todo tipo de aparatos de vía.

Se dejó de usar durante los ‘90, cuando nuestra región perdió decenas de kilómetros de ramales que estaban operativos, y resucitó parcialmente en 2003 con la llegada de Alstom. Está conectado con el flamante ramal eléctrico Roca y, por ende, con la mayoría de los demás, por medio de las vías de trocha ancha que recorren la avenida de Circunvalación.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla