Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El ataque a una familia cuando llegaba a su casa, en Ringuelet

Piden 25 años de condena para el menor involucrado en el asesinato de Abril Bogado

La fiscal consideró que junto a otro ladrón cometieron un crimen para garantizar la impunidad durante un robo, en la madrugada donde fue baleada la nena de 12 años

Un pasaje del terrible ataque que terminó con el asesinato de Abril Bogado / Captura de TV

Abril bogado, tenía 12 años

La fiscalía del primer juicio por el crimen de Abril Bogado, en el que debe rendir cuenta ante la Justicia un joven que era menor de edad cuando fue ejecutada la chica de 12 años, hace un año, pidió que se lo condene a 25 años de cárcel como protagonista de ese hecho, aún cuando no fue quien apretó el gatillo.

A la chica la mató la bala de una pistola que empuñada el segundo ladrón en la escena de la madrugada del 5 de noviembre de 2017. La investigación ubicó en ese lugar a José “Pepito” Etchegaray, un ex convicto de 33 años quien espera fecha para ser juzgado por otro tribunal penal.

Los juicios van por separado porque, según las acusaciones, había un menor. Así, en este caso interviene el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil con un tribunal conformado por los jueces Juan Carlos Estrada, Florencia Butiérrez y Juan Pablo Masi. Si bien los últimos dos magistrados pertenecen al fuero penal de mayores, en Tribunales se informó que actúan en este caso por ausencia de jueces en el de Menores, a raíz de la falta de designaciones tras varios retiros.

Las audiencias se desarrollan a puertas cerradas por aplicación de la normativa de protección a menores. Sin embargo, fuentes de tribunales indicaron que la fiscal pidió la condena más dura. Los abogados que patrocinan a los padres de Abril, quienes se presentaron al juicio como particulares damnificados, pidieron se condene al acusado a 22 años.

En tanto, la defensa del entonces menor, a cargo del defensor oficial Ricardo Berenguer solicitó a los jueces que lo absuelvan de responsabilidades en el asesinato de la nena de 12 años, por considerar que estuvo ajeno a la secuencia del disparo y que solo pretendía participar de un robo.

No obstante eso, indicó que en caso de que los jueces lo encuentren responsable en la escena del crimen, solo le podría caber la condena mínima para el homicidio simple con el atenuante fijado en la legislación para menores. En resumen, serían 4 años. Así y todo, indicó la defensa, no debería tener condena de prisión efectiva, porque en el tiempo que transcurrió detenido durante el último año, ya fue “resocializado”.

La fiscal y los abogados de la familia (Sebastián Bouvet y Romina Lelli Pervieux) coincidieron en enmarcar la condena en el delito de “homicidio criminis causa”, esto es, un asesinato producido con la finalidad de asegurar impunidad. Ese delito requiere la pena de prisión perpetua, con una condena equivalente a 36 o 50 años (según interpretaciones de los especialistas), pero por tratarse de un menor, se aplica la escala de la condena por homicidio, que tiene un máximo de 25 años.

El acusado había llegado al juicio con una acusación por homicidio en ocasión de robo y otra por robo en grado de tentativa, que se refiere al intento fallido de atraco contra un conductor que se disponía a salir en su auto momentos antes de que los acusados se lanzaran contra la familia Bogado.

También se lo juzgó en este proceso por un escruche registrado en enero de 2017 (unos 10 meses antes del crimen). Según informó una fuente de los Tribunales, la fiscalía integró en el pedido de los 25 años los dos delitos de la madrugada del crimen y el robo a la vivienda, donde también resultó detenido un mayor.

El defensor -apuntó la fuente- consideró que al resolverse con un a condena a la realización de actividades comunitarias ese proceso, para el menor no tendría que fijarse una pena.

El acusado, quien permaneció en una sala contigua a la del juicio durante las audiencias del proceso, ayer rechazó la posibilidad de expresarse que le ofrecieron los jueces.

Los jueces deberán resolver sobre los planteos de la acusación y la defensa en un lapso de una semana: el jueves 15 se dará a conocer el veredicto.

También es materia de análisis en el Tribunal, para el caso de la aplicación de una condena, el alcance de la normativa sobre el enjuiciamiento de menores. “Hay interpretaciones que señalan que el juez debe aplicar la mitad de la pena prevista por tratarse de un menor y otra mirada que indica que esa es una posibilidad. En ambos casos hay jurisprudencia que los argumenta”, se indicó.

La tragedia ocurrió el 5 de noviembre de 2017. La víctima, de 12 años, volvía de una fiesta junto a su familia y al llegar a su casa en 510 entre 11 y 12, fueron sorprendidos por dos delincuentes que intentaron robarle el auto. Eso fue a las 4.40 de la mañana.

Según quedó grabado por una cámara de seguridad casera. Cuando el padre de Abril, Cristian Bogado, estacionaba de punta ante el portón del garage, uno de los ladrones intentaba asaltar al conductor de un Volkswagen Golf. Ese joven escapó ileso, pero ese delincuente junto a otro que aparece en escena, se ubicaron a ambos lados del Renault Sandero de la familia de Abril. Al menor lo acusan de robar del lado del conductor mientras “Pepito” esgrimía un arma del lado del acompañante, según la acusación. Allí estaba sentado el abuelo de Abril. La nena estaba en el asiento trasero y recibió un disparo en la cabeza. Su mamá, iba con su hermana menor en la butaca de al lado. La nena murió unas horas después en el Hospital de Niños.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...