Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 22 °C
Nublado
Humedad: 91 %
20.4.2018
MIGUEL JORDÁN

“En el teatro podés ensayar todo menos las reacciones del público”

Con 60 años de trayectoria, el respetado actor agradece la vigencia, y los premios que llegan en esta etapa de su carrera. Hoy comienza en La Plata un ciclo de presentaciones con “Las heridas del viento”

miguel jordán y mariano fernández, en una escena de “Las heridas del viento”, obra que hoy se estrena en teatro estudio

miguel jordán

Miguel Jordán viene de ser premiado con el Estrella de Mar por su trabajo en “Las heridas del viento”, la comedia dramática del español Juan Carlos Rubio que, con la dirección del platense Gastón Marioni, se estrenó el mes pasado en Mar del Plata y esta noche comenzará un ciclo de presentaciones en el Teatro Estudio.

Entusiasmado es una palabra que define su presente, un presente de mimos y premiaciones que continúan llegando después de 60 años: los que lleva en la actuación. Toda una vida.

Popularmente conocido por su interpretación del Padre Gastón en la telenovela de Migré “Una voz en el teléfono”, que le valió el Martín Fierro al Mejor Actor de Reparto, su trayectoria ostenta clásicos y tragedias, aunque sus trabajos más recordados vienen del palo de la comedia.

De Migré, además de la posibilidad de ser parte de una decena de sus programas, heredó la pasión por el radioteatro, un mundo, sin embargo, al que había conocido de niño: tenía 11 años cuando, en una visita con su padre a un programa de Radio El Mundo, un hombre se acercó para hablarle, al ver la forma entusiasta con la que observaba, y le preguntaron a su papá si le podían hacer una prueba. La propuesta, claro, vino de parte de un tal Armando Discépolo.

Pero no sería hasta los 16 años que comenzara a estudiar actuación. Nombres como Heddy Crilla, Agustín Alezzo y Humberto Serrano figuran en su lista de maestros. Habiendo compartido escenario con grandes estrellas de la escena como Paulina Singerman, Lola Membrives, Ernesto Bianco, Osvaldo Pacheco, Esteban Serrador, Irma Córdoba y Alfredo Alcón, Miguel Jordán se da el lujo ahora de elegir qué hacer y con quién hacerlo.

En este sentido, con el actor Mariano Fernández tenían ganas de compartir un proyecto. “Yo lo había dirigido y hacía mucho tiempo que teníamos la necesidad de hacer alguna obra los dos juntos. Y lo bonito de todo esto, lo hermoso, es que no nos equivocamos”, reconoció, en diálogo con EL DÍA, sobre su amigo y compañero de elenco.

El proyecto llegó de España y se llamó “Las heridas del viento”, un “texto poético”, según consideró, que abarca temas como el amor, la soledad, la avaricia...

“Es un traje a medida con personajes que nos calzan muy bien, no porque seamos los personajes sino porque son muy bellos”, explicó el intérprete, quien le da vida a “un hombre de 70 años que sufre, que tiene un gran amor y que hace lo indecible para que ese amor siga presente en él pero, bueno, a veces la vida no es como uno quiere. Es un ser humano al que lo ha invadido la soledad, siempre en pos de lograr un amor”.

Con el material elegido, les faltaba el director. Aunque Jordán estaba convencido de algo: “Yo quería que me dirija un director joven, alguien que prácticamente no me conociera, que nunca me hubiera dirigido”. Sus motivos eran claros. Con toda su experiencia sobre sus espaldas, él quería volver a sentir la adrenalina de los inicios, de las miradas nuevas y frescas. Y así llegó Gastón, a quien le advirtió: “El primer día que empezamos a ensayar yo le dije, en broma por supuesto, ‘si me tenés que pegar, pegame, quiero me que retes, yo no soy Miguel Jordán para vos, soy un principiante’”.

Al trabajo de Marioni lo había visto en “El elogio de la risa”, la obra que escribió y dirigió el platense, y que protagonizó Juan Leyrado la temporada pasada. “Me pareció maravilloso su estilo”, dijo, y no reparó en elogios: “Es un hombre de teatro, talentosísimo y aparte es un inquieto, realmente está en todos los detalles”.

Sobre la experiencia en Mar del Plata, manifestó no poder estar más que agradecido y feliz. “Desde el primer día, el público nos aplaudió de pie. Como un hombre de teatro de muchos años yo digo que vos en el teatro podés ensayar todo, lo único que no se ensaya es el público. Nadie le dice al público ‘ahora parate y aplaudí’, eso no se ensaya”.

Reconoció, en la misma línea, que en esta etapa de su vida son esas pequeñas cosas las que le dan el empujón para continuar. “Es realmente una recompensa maravillosa porque a pesar de los años, de tantos años, estos elogios y premios te renuevan, te dan energías para seguir adelante y pensando siempre en positivo. De pronto yo tengo compañeros que fueron premiados al principio de sus carreras y ahora viven el recuerdo de aquellos premios. Yo los premios los estoy recibiendo en los últimos años”, remarcó.

Ansioso por el debut de esta noche, en una ciudad a la que ha venido gran cantidad de veces (la última fue en 2016 con “La Nona” junto a Pepe Soriano), espera que el público lo acompañe otra vez durante todo este mes, en el que la obra tendrá funciones los viernes de marzo, a las 21.30, en la sala de 3 entre 39 y 40, que esta noche quedará reinaugurada tras una importante remodelación (ver aparte). “Las heridas del viento”, en abril, comenzará su primera temporada porteña, en el Teatro Buenos Aires.

En plena actividad, Jordán no se anduvo con vueltas y aclaró, por si las moscas, que continuará recorriendo escenarios. “No pienso retirarme, por supuesto”, cerró, este verdadero señor de la actuación.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...