Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EL DT COLOCÓ LA CASACA DE HUGO GUERRA EN LA SALA DE PRENSA Y SE EMOCIONÓ

“Siempre voy a querer lo mejor para Gimnasia, es mi casa, estaré a disposición de Troglio”

El Indio confirmó que vuelve a sus funciones, agradeció a todos por el apoyo brindado y se mostró emocionado por el gol de su hijo Nicolás

emoción pura: abrazo de indio e indiecito / c. santoro

EL DT se emocionó: puso la casaca de H. Guerra /el día

En el mismo campo de juego y con la ensordecedora ovación que cayó desde las tribunas de la cancha, la sonrisa humilde, casi culpable de Darío Hernán Ortiz le llenó de sonrisas a todos los que se acercaron anoche al Bosque: “Quiero agradecerle a Dios, es el artífice de esto, agradecerle también todo esto que nos paso, vuelvo a mis funciones,soy un hombre de palabra, esto es gimnasia, queremos lo mejor para el club, me mantengo firme en mis valores, seguiré trabajando para el bien de Gimnasia”, aseguró el DT mendocino entre lágrimas de emoción en el comienzo de la conferencia de prensa.

“Fue difícil poner a mi hijo, pero el se ganó la chance, siempre se le exige más, pero bueno, se la bancó. Todo esto que pasó esta noche fue mágico”. A lo que añadió: “Los chicos son la esencia de este deporte; están los jugadores en el club para que crezcamos para que Gimnasia esté unido, dejemos los egos de lado y tiremos todos para adelante; estoy acostumbrado a que de un fin de semana a otro te convierta de héroe en villano, pero esto es fútbol”, se sinceró Ortiz.

Fue notorio el cambio que mostró el equipo ante Independiente, Boca y Newell´s y ante esto, Ortiz explicó que: “Lo único que le pedí a los jugadores, fue que se fueran ovacionados de esta cancha, la arenga fue sincera y dura; se tienen que convencer que ningún equipo que venga acá a jugar, la tenga fácil”.

Claramente la desaparición física del uruguayo Guerra en la semana golpeó al mundo Gimnasia y Ortiz anoche, con la camiseta Nº 9 en la mesa de la conferencia lo trajo a colación: “Nosotros en una época éramos muy nobles, era otro fútbol y esto es para Hugo, para su familia, para su hijo, fue una persona que quise mucho; ahora voy a tratar de recuperar a Chirola (por Romero), lo vamos a tratar de incorporar en alguna función, ojalá pueda estar y ayudarnos a crecer”. A lo que añadió: “Lo anímico en el fútbol es todo, la cabeza manda, no existen eso deque los jugadores no quieren correr; lo único que hice fue asumir toda la responsabilidad y les dije que este club tenia un espíritu batallador, les pedí que tengan solamente eso”, aseguró el símbolo tripero. “Esta institucion te obliga a dar todo, este equipo me representó al 100% en la cancha; sentí alegría, solo quería abrazar a mi hijo una vez que terminó el partido”.

Por último Ortiz dijo: “Nos merecemos un club distinto, ayudaré desde donde me toque, tomaré decisiones que a veces no son simpáticas, pero todos tenemos que entender que son cosas buenas para el club”, explicó.

“FUE ALGO SOÑADO”

Y su hijo Nicolás dejó algunas impresiones en su particular debut en el Lobo: “La verdad tenía ganas de aguantar en el club que me formó como jugador y como persona, se hablan muchas boludeces, pero son decisiones de los técnicos, se dio un debut mas que soñado, puede ser que se digan cosas, yo me exijo al máximo y siempre doy el 100 %”, finalizó el defensor tripero.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...