Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Cinco mil vecinos siguen evacuados en La Matanza
16 de Octubre de 2019 | 00:53
Edición impresa

Unas cinco mil personas continuaban ayer evacuadas en la localidad bonaerense de La Matanza, a tres días del fuerte temporal de lluvia que afectó al área metropolitana de Buenos Aires, aunque fuentes de los bomberos locales aseguraron que “la situación del agua está controlada” y esperaban que “el río baje a niveles normales”.

La intendenta de La Matanza, Verónica Magario, aseguró que “todos los recursos del Municipio están puestos a disposición de las familias afectadas”.

En tanto, Daniel Bodegó, encargado del Destacamento 3 de bomberos de Gregorio de Laferrere, donde se centralizó el operativo de rescate, explicó que “por el momento la situación del agua está controlada: en algunos lugares tuvo un leve descenso y en otros se mantiene, pero el servicio metereológico informó el cese de alerta de crecidas, por lo que hay que esperar que el agua vaya descendiendo lentamente”.

El jefe de bomberos advirtió que el retorno de los evacuados “va a llevar unos días” porque hay mucho barro y suciedad acumulada en la localidad y afirmó que eso se logrará “siempre y cuando el clima nos ayude”.

LOS EVACUADOS

Respecto a los evacuados, Bodegó explicó que “siguen rondando los 5 mil” , y hoy (por ayer) se registró un solo pedido adicional de evacuación, que ya fue realizado”.

Asimismo, confirmó que las inundaciones afectaron a unas 20 mil personas que permanecen en sus hogares y que había evacuados en 20 escuelas de las localidades de Virrey del Pino, González Catán y Laferrere.

Cada uno de esos barrios, acotó, tiene “entre cinco y seis centros de evacuados. Igualmente los equipos de rescate están haciendo una minuciosa recorrida por los barrios verificando que no quede gente que quiera abandonar su domicilio y no tenga cómo hacerlo”, agregó.

En tanto, en el barrio El Ceibo, el agua bajó pero la mayoría de las calles de tierra siguen inundadas, a pesar de lo cual muchos vecinos se resisten a dejar sus casas por temor a los robos y para no dejar abandonados a sus animales domésticos y de corral. Allí, entre colchones puestos a secar, pilas de ropa, muebles y electrodomésticos elevados sobre tacos de madera, muchos vecinos se asomaban para mirar cómo por momentos volvía la llovizna y el cielo se tornaba amenazante.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla