Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Vestidos de barrenderos y recolectores entran a la villa 31 y detienen a seis "dealers"
12 de Noviembre de 2019 | 20:56

Seis personas de nacionalidad peruana y una paraguaya fueron detenidas y acusadas de comercializar drogas al menudeo en la villa 31 del barrio porteño de Retiro, durante un allanamiento a cargo de policías que ingresaron al asentamiento vestidos como barrenderos, recolectores de residuos y vendedores ambulantes para pasar desapercibidos, informaron hoy fuentes policiales.

El procedimiento fue realizado por personal de la División Operaciones de la Policía de la Ciudad, luego de establecer a través de tareas de prevención que la banda desarrollaba sus actividades desde una casilla del mencionado asentamiento.

Según los voceros, con esa información el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ), junto a la fuerza de seguridad porteña, realizó una pesquisa que incluyó vigilancias encubiertas y averiguaciones con los vecinos del lugar y permitió establecer que el grupo era manejado por una pareja de peruanos con la complicidad de otros jóvenes, también extranjeros.

Esas personas que colaboraban con los sindicados líderes de la banda oficiaban como "soldaditos", y "conformaban el primer eslabón en la cadena de compra-venta de estupefacientes", según indicó un investigador.

"Además, ubicados en puntos estratégicos, alertaban a los líderes sobre posibles incursiones de efectivos policiales en la zona", agregó el vocero.

A raíz de esos datos, el Juzgado Penal Contravencional y de Faltas 28, a cargo de María Correa, ordenó un allanamiento pero, frente a la imposibilidad de cumplirlo debido a la posible alarma de los "soldaditos", los policías designados al operativo fueron camuflados simulando cumplir tareas de barrenderos, recolectores de residuos y vendedores ambulantes.

De esa forma lograron ingresar al barrio e irrumpir en la casilla y en otros dos domicilios identificados durante la investigación, donde detuvieron a los siete sospechosos, incluyendo a la pareja de ciudadanos peruanos.

En tanto, la Policía secuestró un paquete de un kilo de cocaína compactada de máxima pureza junto a 300 gramos de esa sustancia distribuidos en varios trozos y otros 42 envoltorios fraccionados y listos para la venta.

También se incautaron 81 bolsas pequeñas con marihuana prensada, 350 gramos de pasta base, dos balanzas de precisión, 15 teléfonos celulares, una réplica de pistola, 72.835 pesos y otros elementos de interés para la causa.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la fiscal María Massaglia, titular del Área de Casos Especiales de la Unidad Fiscal Este, quien ordenó su traslado a la alcaidía de la Comuna 15 por infracción a la "Ley de Drogas".

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla