Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
River jugó en modo campeón y se quedó con la Copa Argentina

Los Millonarios recuperaron la sonrisa en Mendoza y festejaron el título 11 bajo la conducción de Gallardo, con un show de fútbol y goles

River jugó en modo campeón y se quedó con la Copa Argentina

El plantel de River celebra con la Copa Argentina, el título 66 en la historia y el 11mo de Gallardo / Fotobaires

14 de Diciembre de 2019 | 03:26
Edición impresa

River despidió anoche el año en Mendoza con una sonrisa, la que le significó ser el campeón de la Copa Argentina que le simplificó el acceso a la Copa Libertadores 2020 en forma directa, evitando un repechaje que le hubiera demandado un doble cruce eliminatorio antes de pasar a ser parte de uno de los Grupos.

El equipo Millonario, que perdió la última Copa Libertadores ante Flamengo, y en la reanudación de la Superliga festejó un angustioso triunfo sobre Newell’s y lamentó una insólita derrota frente a San Lorenzo, anoche gritó campeón con un amplio 3-0 frente a Central Córdoba de Santiago del Estero.

Con Ignacio Scocco en lugar de Matías Suárez, lesionado, e Ignacio Fernández, recuperado, como eje de la línea media, el conjunto dirigido por Marcelo Gallardo se hizo cargo del trámite ni bien la pelota comenzó a rodar y fue a buscar el gol contra un rival que se apretó atrás.

Le costó a River llegar a fondo, y por el contrario, en la primera media hora sufrió un par de sustos en defensa, que resolvió Franco Armani con tapadas que llevaron su sello, cuando Gervasio Nuñez probó de lejos y Jonathan Herrera se filtró por el medio.

Scocco, el mismo que se anunció con una entrada bloqueada por un marcador en la puerta del área, a los 30 minutos volvió a sorprender a los centrales y aunque el arquero evitó un primer remate, no pudo con el rebote que murió en el fondo del arco.

El 1-0 era lo que necesitaba la escuadra de Nuñez para jugar el partido más favorable: con espacios. Esos que Central Córdoba dejó al salir, o al menos intentarlo, para buscar una igualdad que llevara la final a los penales. Nacho Fernández encontró una mayor libertad para organizar los ataques, potenciando a sus compañeros de línea.

La insólita baja de Facundo Melivilo, quien se negó a viajar con el plantel por no ser confirmado como titular, dejó a Gustavo Colioni sin la primera variante para reemplazar a Gervasio Nuñez, que no salió a jugar el segundo tiempo por una molestia en un isquiotibial.

En estas circunstancias, el que ingresó en el equipo de Santiago del Estero fue Joao Rodríguez, aunque el control del campo y de la pelota continuó siendo de River, al que de todos modos le costó clarificar en los metros finales.

Se lo perdió Scocco al conectar con la cabeza debajo del arco un centro cruzado desde la derecha, pero no falló Ignacio Fernández en el cierre de una jugada elaborada justamente con el santafesino de Hughes y la Copa Argentina, y también la fiesta, definitivamente quedó en manos de River, que completó la noche con otro golazo, en este caso de Julián Álvarez.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla