Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Información General |Costumbres
El verano en casa cambia la agenda del hogar y potencia el rol de los abuelos

A medida que crece la tendencia a las vacaciones cortas y mientras se estima que, por la crisis, muchos argentinos no planean viajar, los cambios de hábitos inciden en la rutina familiar. Consejos de expertos

El verano en casa cambia la agenda del hogar y potencia el rol de los abuelos

Cristian, cristina y su hijo Thiago, se organizan para pasar el verano sin irse de vacaciones/dolores ripoll

8 de Diciembre de 2019 | 03:24
Edición impresa

El verano está cerca y para Cristian Cirigliano, lejos de traer la promesa del merecido descanso después de un largo año laboral, suma una preocupación nueva. Es que por segundo año consecutivo, crisis mediante, Cristian, que es propietario de un taxi, no va a irse de vacaciones. Piensa seguir trabajando, al igual que su mujer, Cristina, que se desempeña cuidando personas mayores. Para ambos, la decisión de no parar en el verano les plantea un nuevo desafío: la necesidad de reformular profundamente la agenda familiar.

Muchas familias planean pasar un largo verano en casa con los chicos y adaptan la agenda

“Tenemos que organizarnos bien para que siempre quede alguno con Thiago, nuestro hijo de seis años, además de programarle actividades para que nos e aburra en sus vacaciones. Y eso se complica porque no podemos recurrir a familiares que nos ayuden y ninguno de los dos tenemos trabajos adonde el nene nos pueda acompañar”, cuenta Cristian.

En su afán de crear una agenda que conforme a todos, Cristian, por estos días planifica ajustando horarios, coordinándolos con su mujer, averiguando opciones para Thiago (aunque ya descartó una colonia de vacaciones o cuidadoras, porque le sale muy caro) y planificando actividades para compartir en familia entre las que el fútbol , dice, va a tener un papel fundamental.

El caso de Cristian es uno entre tantos en momentos en que la inminencia del verano obliga a muchas familias a reformular la agenda.

Esto sucede, sobre todo, cuando la tendencia general es a reducir el número de días de vacaciones fuera de la ciudad (o bien muchos no viajarán como consecuencia de la situación económica) y la perspectiva de pasar buena parte del verano en casa con los chicos lleva a muchas familias a planificar cuidadosamente los meses que vienen.

En esa planificación, en muchos casos, se potencia el rol de los abuelos. algo que tiene su costado positivo, según indican los especialistas, porque el mayor contacto con los nietos favorece a las personas mayores tanto en lo afectivo como en lo congnitivo y en lo físico.

Con todo, eso también tiene su límite y es la voluntad del propio adulto mayor, aunque las actitudes de éstos frente a la perspectiva de cuidar a los nietos durante el verano más que el resto del año reconocen diferencias (ver aparte).

Expertos sugieren limitar pantallas y ofrecer actividades alternativas y diversas a los chicos

Al mismo tiempo, los especialistas detectan otra tendencia que se extiende y es una según la cual cada vez más nietos se van de vacaciones con sus abuelos mientras los padres siguen trabajando durante el verano.

Mientras tanto, los psicólogos proponen elaborar una grilla de actividades variadas para los chicos que se queden en casa durante el verano, pero dando también espacio al tiempo sin actividades programadas que favorece al juego creativo.

vacaciones más cortas

En la raíz de muchos de estos cambios aparece una tendencia que se acentuó en los últimos años: la de cambiar las vacaciones largas -de 15 días, un mes, o de toda la temporada, convertidas casi por completo en algo del pasado- por viajes cada vez más acotados, más cerca de la escapada que de la vacación.

Las vacaciones que muchos años atrás llevaban un importante tiempo de preparación y, una vez que se concretaban, obligaban dejar la casa al cuidado de alguien o cerrarla por un tiempo que podía ir desde quince días hasta un mes, ya quedaron en el pasado casi definitivamente.

Actualmente, la modalidad de las escapadas cortas se convirtió en la vedette de las últimas temporadas, de la mano de la crisis económica.

En el Partido de la Costa, donde esta modalidad se observa claramente desde San Clemente hasta Mar de Ajó, en los últimos años la estadía promedio cayó de 7 a 4 días.

“Alquilábamos por mes, después por quincena, hasta que hubo un día en que nos encontramos alquilando por día”, sintetizaba recientemente un operador inmobiliario de Pinamar en diálogo con este diario. En esa localidad, al igual que en otros puntos de la Costa, se prevé un verano signado por las escapadas de fin de semana.

A los que se van pocos días se suman los que no se van y, por lo tanto, pasarán todo el verano en casa. Según una encuesta realizada por una consultora privada recientemente, el 51% de los Argentinos planea irse de vacaciones en los próximos seis meses, mientras muchos otros decidieron no hacerlo en parte por los incrementos que sufrió la canasta de vacaciones ( 57,2% más cara que la del año pasado, según datos de la Universidad de Avellaneda, que agregan que la canasta “gasolera” fue precisamente la que más aumentó).

Lo cierto es que entre los que se van pocos días y los que no viajan serán más los que pasen buena parte del verano con los chicos en casa.

Para la psicóloga platense especialista en niños y adolescentes Susana Machado García, en esos casos “lo bueno es que se programen actividades recreativas para los chicos, que incluyan visitas a familiares, propuestas que incluya la invitación de otros amigos a la casa y que les quede tiempo libre para aburrirse y crear”.

Para la especialista, es importante que los chicos no pasen demasiado tiempo con las pantallas ni planificarles demasiado el tiempo libre con propuestas programadas de verano.

Entre las actividades que recomiendan los especialistas para el verano en casa se cuentan aquellas que pueden desarrollarse al aire libre, en plazas o parques; el turismo por la misma Ciudad; el compartir las tareas hogareñas con la familia (como cocinar o revisar junto a los padres la ropa que ya no se usa para donar o regalar); disfrutar de actividades culturales; jugar juegos tradicionales (como los de mesa) dentro de la casa o compartir con los padres los juegos de computadora, una de las actividades que los chicos más disfrutam, aprovechando la mayor cantidad de horas compartidas.

4
Días. Esta es la duración de la estadía promedio en la Costa durante la temporada. En los últimos años cayó desde una semana a cuatro días, dejando muy atrás a los veranos en que se tomaban vacaciones por quince días, por un mes e incluso por toda la temporada.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

“Cada vez son más los abuelos que atraviesan una buena situación económica que se llevan a sus nietos de vacaciones mientras los padres siguen trabajando” Osvaldo Tirante Fundador de la Asociación de Geriatría y Gerontología del Gran La Plata

“Aunque los chicos no viajen de vacaciones es importante que se les programen actividades alternativas, que corten la rutina del año, pero dejándoles tiempo libre para que puedan ser creativos” Susana Machado García Psicóloga especialista en niños y adolescentes

Cristian, cristina y su hijo Thiago, se organizan para pasar el verano sin irse de vacaciones/dolores ripoll

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla