Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Estaban interesados YPF y Central puerto

Descartan propuestas para privatizar la central Ensenada de Barragán

Descartan propuestas para privatizar la central Ensenada de Barragán

La privatización de la central termoeléctrica Ensenada de Barragán (ubicada en ese partido) no se pudo concretar debido a que la empresa estatal IEASA (exEnarsa) a cargo de la licitación, recomendó declarar “inadmisibles” las ofertas realizadas por YPF S.A y Central Puerto S.A.

IEASA en cambio, recomendó declarar como admisible la propuesta que la Central Puerto realizó para la licitación de la central termoeléctrica Brigadier López.

Central Puerto - que pertenece a Nicolás “Nicky” Caputo, amigo del presidente Mauricio Macri- ganó la propuesta de privatización de la central santafesina con una oferta de 326,5 millones de dólares.

Hasta el momento, Central Puerto tiene una participación en el Sistema Argentino de Interconexión (SADI) del 11,4% mientras que la de generación térmica se eleva al 15%. Además la compañía desembarcó en el sector eólico con siete parques en ejecución.

Luego de una denuncia realizada por diputados nacionales del kirchnerismo, la justicia federal imputó al jefe de Estado argentino por intentar vender a “precio vil” las dos centrales termoeléctricas señaladas.

La causa, que está a cargo del juez Daniel Rafecas, quien había rechazado una cautelar de la oposición para suspender el proceso licitatorio de las usinas, se origina a partir de una tasación de los bienes que, según los diputados opositores, le ocasionarían una pérdida de 400 millones de dólares al Estado.

Según la denuncia, la construcción de ambas centrales costó alrededor de 1.000 millones de dólares y su precio de venta fue establecido casi en la mitad de ese valor.

Además, según consta en la presentación judicial, el contrato con Iecsa e Isolux, encargadas de las obras de construcción de las dos centrales, fue rescindido a finales de 2016 y el gobierno del presidente Macri le entregó a Iecsa (empresa que era del primo del Presidente, Angelo Calcaterra y se la vendió al empresario Marcelo Midlin) 1.600 millones de pesos en caracter de indemnización, es decir el equivalente en ese momento a 100 millones de dólares.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla