Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

El Reino Unidos y Francia, en alerta máxima por posibles nuevos ataques

Ambos gobiernos ordenaron reforzar la seguridad y extreman medidas precautorias. También se sumó EE UU

El Reino Unidos y Francia, en alerta máxima por posibles nuevos ataques

Tanto el Reino Unido como Francia ordenaron reforzar la seguridad en las mezquitas de sus respectivos países tras la masacre en Nueva Zelanda que conmociona al mundo.

La Policía británica informó que intensificará las patrullas en torno a las mezquitas del Reino Unido como medida de precaución tras el atentado contra los dos templos musulmanes neocelandeses en el que 49 personas perdieron la vida. Las fuerzas del orden también mantendrán contactos con comunidades de distintas religiones para aconsejarles sobre la mejor manera de reforzar la seguridad de sus templos, señaló en una nota la Policía Metropolitana (Met, por sus siglas en inglés). 

"Estamos siguiendo de cerca los acontecimientos en Nueva Zelanda y enviamos nuestras condolencias a todos los afectados", señaló el responsable de la unidad antiterrorista a nivel nacional de la Met, Neil Basu, y añadió que están preparados para ayudar a sus colegas neozelandeses en la investigación de este ataque terrorista. Basu resaltó que las fuerzas del orden británicas seguirán trabajando con todas las comunidades en el Reino Unido para hacer frente a la amenaza "sin importar de dónde proceda". "Juntos con nuestros socios de inteligencia, continuamos evaluando la variedad de amenazas que afrontamos, incluido en los lugares de culto y comunidades específicas en todo el país, para asegurar que contamos con las medidas de protección más apropiadas para mantener a la gente segura", agregó. "Permanecemos unidos con nuestras comunidades musulmanas y con todos aquellos conmocionados y horrorizados por este ataque terrorista en Nueva Zelanda", subrayó Basu. 

Hoy la primera ministra británica, Theresa May, expresó la solidaridad del Reino Unido con el pueblo neozelandés tras el "espeluznante" atentado contra dos mezquitas en Christchurch. "En nombre del Reino Unido, expreso mis más profundas condolencias al pueblo de Nueva Zelanda tras el espeluznante ataque terrorista en Christchurch. Mis pensamientos están con todos los afectados por este repugnante acto de violencia", tuiteó May. 
 

EN FRANCIA

Por su parte, el ministro francés de Interior, Christophe Castaner, anunció este viernes que ha ordenado un refuerzo de la vigilancia de los centros religiosos, en reacción al ataque terrorista contra dos mezquitas en Nueva Zelanda. En un mensaje en su cuenta de Twitter, Castaner explicó que "por precaución" ha encargado a los prefectos que apliquen "la mayor vigilancia" y que "refuercen la vigilancia de los lugares de culto". En concreto, habrá patrullas en las proximidades de los edificios religiosos. 

El ministro francés manifestó su "solidaridad" con el pueblo neozelandés, condenó "el odioso ataque terrorista de Christchurch" y dio su apoyo a la policía de ese país en su acción "contra el odio y la barbarie". Poco antes, el presidente francés, Emmanuel Macron -que se encuentra de gira en África- denunció en su cuenta de Twitter los "crímenes odiosos contra las mezquitas de Christchurch" e insistió en que "Francia se alza contra toda forma de extremismo y actúa con sus socios contra el terrorismo en el mundo". 

El rector de la Gran Mezquita de París, Dalil Boubakeur, además de destacar su "horror, indignación y estupor" por los dos ataques de Christchurch, lanzó un mensaje en dirección de los "fieles" para que sean "vigilantes al cumplir con sus deberes religiosos". Boubakeur afirmó en un comunicado que a los musulmanes de Francia "les choca esta violencia mortífera" y lanzó un ruego a Dios para que "se preserve la paz en nuestro país (...) donde formamos, entre todas las comunidades, una sola y única nación en una misma comunidad". Los musulmanes constituyen la segunda comunidad religiosa de Francia, con varios millones de personas.

EN EE UU

En tanto, el estado y la ciudad de Nueva York, han reforzado su seguridad cerca de mezquitas y otras casas de culto como medida de precaución tras los ataques contra dos mezquitas en Christchurch. El gobernador del estado, Andrew Cuomo, dijo en un comunicado que ha ordenado incrementar las patrullas policiales en torno a los templos del área, mientras que las fuerzas locales de la Gran Manzana están visitando mezquitas durante las horas de rezo más tempranas del viernes. 

"Tras este repugnante acto de violencia fanática, que parece arraigado en la islamofobia, Nueva York está con la comunidad musulmana, como siempre lo hemos estado y estaremos", declaró Cuomo. El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, indicó a través de Twitter que "no hay una amenaza específica o creíble en este momento", pero la Policía local (NYPD) ha incrementado su presencia en las mezquitas este viernes para ofrecer seguridad a quienes acudan a rezar. 

El jefe de la NYPD, James O'Neill, indicó en esta red social que "no hay vínculo con Nueva York" en los ataques, pero la Policía "está ofreciendo recursos de alto nivel en la ciudad para mantener a todos los fieles en cada barrio seguros, y para que también se sientan así".  La NYPD colgó una foto en la que se puede observar a un policía en una mezquita dirigiéndose a los fieles congregados e indicó que ha enviado a sus efectivos a estas casas de culto "durante los rezos tempranos (Fajer)" para garantizar "la libertad de practicar la religión sin miedo". 

Las autoridades expresaron su solidaridad con las víctimas del ataque, con el pueblo neozelandés y la comunidad musulmana, y hoy en la Bolsa de Nueva York se mantuvo un minuto de silencio previo a la apertura de la sesión en recuerdo de los fallecidos y sus familias. 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...