Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Doce años del banco de leche: madres que ayudan a madres y médicas que derriban tabúes

El primer banco de leche materna del país nació en 2007. Más de 4.500 donantes ya alimentaron a casi 5.000 bebés

Doce años del banco de leche: madres que ayudan a madres y médicas que derriban tabúes

Dos médicas y siete enfermeras llevan el día a día del banco en el Policlínico platense / Sebastián Casali

17 de Mayo de 2019 | 03:46
Edición impresa

Recién llegada de EEUU, donde había estudiado la tecnicatura en nutrición y lactancia, carrera que aquí no existe, Gabriela Santoro le propuso en 2007 al pediatra especializado en lactancia del Hospital San Martín, Gustavo Sager, crear un banco de leche materna. Pero no con la impronta del país del norte -donde la leche se vende- sino con la iberoamericana, basada en solidaridad pura y dura. Fue la semilla del primer banco de leche del país. En sus 12 años, más de 4.500 madres donantes de 8.600 litros de leche alimentaron a casi 5.000 bebés.

Hay protocolos de actuación y seguridad que deben cumplirse a rajatabla en materia de donación de leche materna. Pero, ¿podría definirse el banco como “madres que ayudan a madres”? “Es exactamente eso”, afirmó ayer la médica neonatóloga Ana Tabuenca, quien se sumó al lugar ocho meses después del 15 de mayo de 2007, fecha de su puesta en marcha, y desde hace tres años lo dirige con una vocación sin límites, como la de su par Rocío Martín y las siete enfermeras que trabajan en ese sitio del hospital envuelto en ternura.

“La leche materna se destina a mamás que, por diferentes motivos, no pueden amamantar. Como este es un hospital de alta complejidad, tenemos multiplicidad de casos. A veces es por enfermedad, otras por estrés, porque deben viajar a sus pueblos de origen pues tienen otros niños, entre muchos otros”, describió Ana desde una oficina, donde minutos antes había atendido a una mamá y a su bebé.

Tabuenca brinda charlas sobre lactancia a madres, a médicos residentes en la Facultad de Medicina, a estudiantes de secundarias de adultos y “a todo quien quiera escuchar -subrayó-. Estamos abiertas a ir donde nos llamen”. Y es que la neonatóloga afirmó, sin rodeos, que el tema está repleto de lugares comunes que son falsos. “¿Tabúes? Miles”, puntualizó.

Tu leche es aguada. Tu leche no sirve. Al bebé hay que darle el pecho cada tres horas, diez minutos de cada lado. “Disparates, que confunden porque hasta hoy los repiten algunos profesionales”, advirtió la médica especialista, y alertó que esa serie de falsas creencias “llevan a que el bebé no se alimente como corresponde”.

“Se les debe dar todas las veces que quieran, entre 8 y 10 por día. Los bebés son sabios. Hay que hacerles caso. No ponerle un reloj a la teta”, disparó.

Es una cuestión de salud pública, podría afirmarse. “La leche materna evita o reduce drásticamente el riesgo de contraer todo tipo de enfermedades por parte del niño, del posterior adulto, y de la madre. Quisieron hacer creer que la leche de fórmula es igual, o hasta mejor. Nada más alejado de la realidad. La leche materna tienen células vivas, tiene defensas naturales para el bebé y la madre que nada más las puede proveer”, realzó Tabuenca.

Pionero

Luego de que Gabriela Santoro, el doctor Sager y la enfermera Benita Toledo Infantes pusieron en marcha el primer banco de leche argentino en un reducido espacio del servicio de Neonatología del Hospital San Martín, comenzó una etapa de capacitación “en el país donde mejor funciona esa experiencia”, definió Ana, en referencia a Brasil.

“Hoy hay bancos en Córdoba, Corrientes, Chaco, Neuquén, Río Negro, Mendoza y capital federal. Ellos vinieron a capacitarse aquí para empezar, así como nosotros fuimos a formarnos a Brasil. Y lo seguimos haciendo a través de cursos on line o presenciales, pues la capacitación debe ser permanente”, dijo.

Comentó que en el país vecino hay más de 200 bancos de leche y que el sistema está tan bien organizado y naturalizado que hasta los bomberos pasan a recoger la leche por los hogares de las madres donantes.

“Aquí coopera el SAME en una importante zona de influencia. Pero como hay donantes de toda la provincia, incluyendo el interior y el Gran Buenos Aires, muchas veces se recurre a autos particulares o de voluntarios. Lo importante es que el viaje no exceda las seis horas”, señaló.

Existe una red global con sede en la Universidad de Fiocruz, en Brasil, donde se reúne la información de todo el mundo y se actualizan las normas y protocolos.

Ana Tabuenca explicó que “las donantes son madres que dan pecho y que tienen exceso de leche. Tenemos casos de mujeres con mellizos que donan. Deben cumplir algunos requisitos. El principal es que sean sanas y que tengan bebés menores a un año, pues la leche materna es maravillosa hasta los tres años pero en el caso del hijo o hija; para donar no”.

Una vez que la reciben, en el banco de leche del San Martín “se analiza, se pasteuriza, se le realiza un estudio bacteriológico y se la fracciona por calorías. La pasteurización es clave, pues si la leche hierve pierde propiedades. Aquí la llevamos de los 15 grados de la leche fresca a 62,5, y después de 30 minutos bajamos la temperatura bruscamente a 5. Eso termina con los gérmenes patógenos pero no con las propiedades de la leche”, detalló.

En el banco se dan charlas sobre preparación del embarazo, el parto y la lactancia. Son gratuitas, no requieren inscripción previa y suelen contar con la presencia de muchas mujeres que parieron en sanatorios privados, a raíz de la calidad de los cursos. “¿Las donantes? Son personas maravillosas que colaboran en todo lo que pueden”, contó Ana, quien dijo que las interesadas pueden contactarse a través del facebook Banco de Leche Materna La Plata y del mail bancodelechelaplata@gmail.com.

Los bebés son sabios y hay que hacerles caso, no ponerle un reloj a cada teta

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla