Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Sobre el kilómetro 46,500

Entre la furia y el miedo, vecinos pidieron seguridad con un corte parcial en ruta 2

Aseguran que en el barrio “faltan luminarias y más presencia policial”. Además, denunciaron que, dos días antes, hubo otro ataque

Entre la furia y el miedo, vecinos pidieron seguridad con un corte parcial en ruta 2

“Esto que pasó es tremendo, estamos todos muertos de miedo”, le dijo una vecina a EL DIA / Gonzalo calvelo

Las sirenas de los cinco patrulleros apostados en el kilómetro 46,500 de la ruta 2 se veían desde varios metros antes, pero no las cerca de 200 personas que se manifestaban cortando un carril de ese tramo, de ambas manos. Es que, en ese sector y en grandes sectores del barrio El Peligro, que lindan con la autovía, las luminarias brillan por su ausencia.

Estela (53), Leandro (27), Nilda (56) y Carlos (54), son algunos de los vecinos que ayer participaron del corte parcial realizado a escasos metros de donde una mujer de 28 años denunció haber sido víctima de un ataque sexual. En diálogo con este medio, expresaron que la zona “está a merced de los delincuentes” y que “sufre un abandono de años por parte de las autoridades”.

“A nosotros nos reventaron la casa tres veces. No vemos seguridad para nada, a la noche tenemos que encerrarnos en nuestras casas porque la calle es una boca de lobo”, señaló Nilda. El inmueble está emplazado en la calle 432 bis, casi a la vera de la ruta.

Como los otros testimonios recogidos en la concentración, la mujer vive “desde siempre” en el barrio. En ese sentido, aclara que “hace unos 15 años o 10 años éramos muy pocos, después creció mucho”. Ese aumento de habitantes, aseguran, no fue acompañado de un desarrollo “de infraestructura y de servicios”.

“La recolección (de residuos) pasa de dos a tres veces por semana, y eso estaba bien antes, cuando la población era escasa. Además tenemos problemas con las calles, una ambulancia para lograr meterse al barrio la tiene muy difícil”, agregó Estela.

Por su parte, Leandro sostuvo que “la familia de la joven que fue abusada venía haciendo el reclamo por las luminarias que faltan en la 433 bis hace un año más o menos. Y nos contaron que no fueron bien recibidos en la Delegación cuando fueron a denunciar” el episodio.

En tanto, fuentes de la Delegación de El Peligro, indicaron que “el municipio no tuvo relación con los desgraciados hechos ocurridos en calle 433 bis y 229. La casa es una propiedad privada y el Delegado se comunicó con el titular, quien se comprometió en estos días a desmalezar su casa”.

Dos ataques en 48 horas

A Estela, el presunto abuso que sufrió su vecina la dejó “helada”. “Fue muy fuerte para la comunidad, sobre todo porque hace dos días nos dijeron que intentaron hacer lo mismo con una menor”, aseveró.

En ese sentido, manifestó que la chica iba a entrar al colegio cuando dos sujetos la quisieron interceptar “en la entrada al barrio”. “Ella se pudo escapar y al cruzar la ruta a la carrera hacia la parada de colectivo, casi la atropellan”, detalló.

“Esto que pasó es tremendo, estamos todos muertos de miedo”, culminó la frentista.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla