Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
AL SUR DE LA CIUDAD, COMO EN EL LEJANO OESTE

En Arana, se armaron contra los asaltos y los drones espías que vuelan sobre los campos

En el área rural, los vecinos salen armados en patrullajes organizados por WhatsApp. Según ellos, dos familias fueron sorprendidas en sus casas y hay robos callejeros

En Arana, se armaron contra los asaltos y los drones espías que vuelan sobre los campos

La preocupación por la sucesión de delitos promovió una reunión vecinal con autoridades policiales en la colonia la armonía / EL DÍA

“Acá se está en guardia de noche y de día”, avisó la vecina en el inicio de la charla. Y en medio de la angustia sobre lo que viven en los campos de la zona de Arana, una confesión con tono de advertencia: “a la gente que no es de la zona y anda en algo raro se la huele. Cuando vemos algo que nos hace temer, se sale en auto a vigilar y algunos lo hacen con armas”. También hizo un reconocimiento de vulnerabilidad: “nosotros estábamos acostumbrados a mirar hacia el suelo, hacia la calle o las casas, pero no están espiando desde arriba”.

Los testimonios de varios vecinos coinciden en la descripción de un ambiente de angustia, especialmente en el área rural, que mezcla enclaves de explotación agrícola y de viviendas familiares en medio de amplios predios verdes.

El delito los tiene en jaque. En una de sus variantes más novedosas, en el área sur del distrito se presenta con los drones como instrumento de inteligencia, una amenaza conocida a comienzos del año al otro extremo, en la localidad de Abasto y las colonias agrícolas de la zona norte.

A principios de este mes, este diario reflejó la preocupación que generaban los vuelos nocturnos de ese tipo de aparatos, guiados a control remoto y equipados con cámaras. Los vecinos sospechaban que allí se repetía la modalidad de obtención de datos sobre bienes y movimientos en viviendas y campos a través de las filmaciones aéreas.

“Llegaron de una cena, se fueron a la cama y los despertaron los ladrones. Habían envenenado a los perros de la casa”

Analía Pistone
Vecina de La Armonía

 

SOSPECHAS QUE SE CONFIRMAN

Según los vecinos, en los días siguientes hubo dos ataques de características similares, por parte de bandas, en viviendas situadas en el campo. Sobre ambas habían volado drones, según contaron.

Amílcar Campomar es hijo de esas tierras y forma parte del grupo de vecinos que se moviliza ante lo que se plantea como una ola de delitos contra la propiedad. “Hubo asaltos a las casas, donde redujeron a las familias y se llevaron todo, pero no es solo eso. No se puede dejar a un familiar en la parada del micro, sobre la 137, porque pasan ladrones en moto y roban”.

Analía Pistone también tiene su raíz en Arana. Puntualmente en La Armonía, una colonia agrícola creada a mediados del siglo 20 con criterio de expansión económica regional. Allí se llega abandonando la 137 la altura de 621, remontando esta calle hasta 157. Su familia fue sorprendida en un asalto nocturno luego de que se advirtiera la presencia de drones sobre la copa de los árboles. Eso, pese a que la chacra de 35 hectáreas linda con el Regimiento militar Nº 7. “A la casa de mi hermano entraron con tijeras para cortar rejas. Ellos estaban durmiendo y se despertaron con los ladrones en la pieza. Como en el mismo predio viven sus hijos y mi madre en otras casas fueron pasando de una a la otra, cargando con todo lo que podían”, contó la mujer.

A todos les apuntaron con armas y fueron testigos de la estiba de artículos electrónicos y herramientas hacia una camioneta de la familia que, según sostienen en la zona, luego fue vista pasar por el arco de Villa Elisa, hacia Berazategui. Además, se detalló en Arana, documentos de la familia aparecieron tirados en Florencio Varela.

Algunos vecinos también empuñan armas de fuego. “La Policía lo sabe”, dijeron entre dientes en la zona. Hace poco, un auto sospechoso llamó la atención y se activó un operativo de camionetas y autos. En una esquina de Los Hornos interceptaron al visitante: “andate porque te revientan a cohetazos”, le advirtieron al conductor del auto, quien se mostraba desorientado.

“Ya no se sabe cómo asegurar la casa. Mi hermano y mi cuñada se turnan para dormir. El se levanta a la una de la mañana y ella se acuesta a esa hora. Es para que haya siempre alguien despierto. Así viven”, detalló Pistone.

“La Policía tiene 2 móviles y 3 ó 4 agentes por turno para una zona que va de la calle 90 a Correas”

Amílcar Campomar
Vecino de Arana

 

Los vecinos se reunieron con autoridades policiales y están en estado de asamblea, con intercambio de datos a través de un grupo de WhatsApp con más de un centenar de integrantes.

Ahí se enteraron de otro atraco que sorprendió a los dueños de casa. Fue este mes en inmediaciones de 137 y 600, tras el paso de un drone -aseguraron en Arana-. “La señora estaba tomando mate y el hombre descasaba. Se les metieron tres tipos y se llevaron todo”, indicó Campomar.

Según las descripciones, en ambos asaltos actuaron hombres de mediana edad, con conocimiento de lo que hacían, sin prisa pero sin pausa. En la zona sospechan que ese aplomo y el conocimiento para reducir a víctimas y manejar armas indica presencia de “polichorros”.

“El país está inseguro. Al ser una zona de campo el riesgo es mayor. Estamos con bronca. Quienes nos representan no tienen interés en solucionar esto. Especialmente si ellos tienen a una familia protegida en un country”, reclamó Campomar. Pistone, por su parte, analizó que “la Policía viene, pero qué puede hacer. Acá hay que controlar a los drones, quienes los compran y cómo los usan”.

 

Patrullaje
Desde la asamblea de vecinos se señaló que los móviles policiales que patrullan Arana llegan hasta Ignacio Correas, una distancia que demanda 2 horas para ir y volver.
Vuelos de noche
Se vieron drones en 137 y 600, en La Armonía y en inmediaciones de 137 y 630. Se registró actividad de esos aparatos sin dueños a la vista entre las 21 y las 2 AM.
Área crítica
Los vecinos hacen foco en una zona que va de 31 a 167, con eje en la avenida 137, entre 90 y 646. A la colonia La Armonía se ingresa desde 137, por la calle 621.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla