Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Política y Economía |Necesita el consentimiento del 75 por ciento de los bonistas
Una negociación contrarreloj para evitar que la Provincia entre en default en febrero

La gestión de Kicillof tiene hasta el 22 para llegar a un acuerdo con los acreedores. Si no, entra en cesación de pagos el mes que viene

Una negociación contrarreloj para evitar que la Provincia entre en default en febrero
15 de Enero de 2020 | 02:10
Edición impresa

El gobierno bonaerense entrará esta semana en la recta final de una compleja negociación en la que buscará el aval de fondos de inversión y tenedores privados para estirar los plazos del bono BP21, que tiene un vencimiento por casi 250 millones de dólares que la administración de Axel Kicillof ya avisó que no está en condiciones de afrontar. Si no lo obtiene, la Provincia entraría técnicamente en cesación de pagos en los primeros días de febrero.

Después de que la semana pasada el ministro de Hacienda bonaerense Pablo López convocara a conversar a bonistas, la Provincia hizo lo que formalmente se conoce como “solicitud de consentimiento”: en un aviso publicado en medios, anunció que no está en condiciones de afrontar el pago del capital por 249.975.000 dólares de ese título público, que tiene como límite el próximo 26 de enero, por lo que solicitó postergarlo al 1 de mayo.

El BP21, un bono por 750 millones de dólares con vencimiento en 2021, es la principal preocupación del gobierno de Kicillof. A poco de asumir, los técnicos designados para la negociación iniciaron contactos con los fondos de inversión y tenedores privados que deben dar el consentimiento para estirar el pago del primer vencimiento a la vista, que es el 26 de enero.

Los plazos para esta negociación son cortos. La solicitud de consentimiento debe ser respondida antes del 22 de enero, que es cuando vence. Ese día, la Provincia necesitará contar con el consentimiento de los tenedores del al menos el 75 por ciento de esos bonos.

Según las cláusulas de acción colectiva del contrato, ese el piso mínimo de aceptación que debe tener cualquier planteo para modificar los términos de la emisión de esa deuda, es decir, estirar el vencimiento hasta mayo.

Si los dueños del 75 por ciento de los bonos de la emisión original por 750 millones de dólares aceptan las nuevas condiciones, el corrimiento de plazos correrá para el 100 de los tenedores.

Pero si no se alcanza ese umbral de aceptación, la provincia de Buenos Aires estará obligada a cumplir con el pago tal como fue previsto originalmente en el contrato, es decir, cancelar a los bonistas 249.975.000 dólares (más otros 25 millones de U$D por intereses) el 26 de enero, algo que el gobierno de Kicillof ya dijo que no está en condiciones de hacer.

Para quienes siguen de cerca la evolución de la deuda, el movimiento que hizo el gobierno de Kicillof es una señal de que las conversaciones están avanzadas. Pero hay otros que son menos optimistas. Por lo pronto, los acreedores ya designaron a dos estudios de abogados para que inicien el diálogo: Arnold & Porter, con oficina central en Washington DC, como asesor internacional. Y Bruchou, Fernández Madero y Lombardi como abogado argentino. También se contrató a dos estudios como asesores financieros en la negociación: Mens Sana Asesores, liderada por el argentino Marcelo Delmar, y BroadSpan Capital.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla