Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
EN VIVO

EN VIVO.- Asume Biden y se inicia una nueva era en EE UU

Ampliar
Dólar Oficial $91,81
Dólar Ahorro/Turista $151.49
Dólar Blue $156,00
Euro $108,86
Merval 0,00%
Riesgo País 1428
Policiales |La investigación por abuso sexual en un colegio católico
Ya detenido, el cura Sidders se desligó de las acusaciones

Tras entregarse en Tribunales, declaró ante el fiscal de la causa. El ex capellán del “San Vicente de Paul”, negó su responsabilidad en las agresiones que contó una ex alumna

Ya detenido, el cura Sidders se desligó de las acusaciones

la foto del detenido. su abogado pedirá investigar quién la tomó / web

2 de Diciembre de 2020 | 03:45
Edición impresa

Tal como se preveía, Raúl Sidders se entregó ayer, un día después de que saliera el pedido de detención en una causa por presunto abuso sexual contra una nena de 12 años cuando cursaba en el colegio católico “San Vicente de Paul”, donde el cura actuaba como capellán. El cura usó la posibilidad de declarar ante el fiscal de la causa para negar su responsabilidad en esas agresiones.

Según contó una fuente vinculada con la investigación, Sidders empleó ante el fiscal Álvaro Garganta (UFI Nº 11) argumentos dedicados a contestar y rebatir hechos relatados por la presunta víctima. Entre esos, la inducción a tocar su pene erecto a través de los bolsillos de la sotana en situaciones con más alumnas y alumnos presentes ó las supuestas charlas sobre técnicas para prácticas sexuales como las relaciones con un novio o la masturbación.

El cura fue capellán del colegio situado en 43 y 115 durante casi dos décadas, entre una fecha no precisada del periodo 2001-2002 y mayo ó junio de este año, según indicó ante Garganta. A mediados de este año, fue requerido como secretario por el ex obispo auxiliar de La Plata, Nicolás Baisi, actual titular de la Diócesis de Puerto Iguazú. Dos meses después fue señalado por la denuncia que presentó una joven de 27 años, sobre presuntos hechos ocurridos en un periodo que delimitó entre 2004 y 2008, entre el final de la Primaria y el inicio de la Secundaria.

El abogado defensor del sacerdote, Germán Oviedo, contó que Sidders, de 59 años, fue traído en auto desde Misiones. “Bajó del coche y fue conmigo a Tribunales”, indicó. La Policía había parado las antenas con respecto a una detención intermedia, el lunes, en una casa de allegados, en Bella Vista (Tigre).

Según pudo saber este diario de fuentes del caso, el letrado y el acusado se presentaron ante Garganta, en la sede de la fiscalía penal Nº 11, en 7 entre 56 y 57.

El fiscal le extendió la cita a indagatoria y el sacerdote decidió tomar esa opción. Habló casi tres horas y no se movió de la posición de rechazo total de la denuncia que ya había expresado a través de un escrito presentado algunas semanas atrás. Por la tarde circuló una foto del momento. Oviedo consideró como “una falta de ética” que se haya tomado y anunció que pedirá investigar quién fue responsable de eso.

Esta vez, ante el fiscal, se quebró “como muestra de impotencia” ante la denuncia que volvió a rechazar y habría calificado como “absurda”.

En ese sentido, también habría desafiado a quienes desconfían de sus palabras a que presenten nuevos testimonios referidos a los delitos que se le achacan. “Calculó que en casi 20 años tuvo trato con unos 20 mil alumnos y solo hay una denuncia”, contó la fuente.

En la comunidad educativa del “San Vicente” resonaron otros testimonios sobre presuntas agresiones, pero las fuentes consultadas ayer señalaron que solo hay una denuncia formalizada y un testimonio de una ex alumna, amiga de la denunciante.

El cura habría insistido en que esa testigo dijo no tener registro en su memoria de los hechos que se investigan.

En aquellos años Sidders también prestaba servicios como capellán en la base militar de Verónica y en un colegio rural. Aunque no iba todos los días al colegio de la zona del Hipódromo, cuando lo hacía tenía trato directo con el alumnado, contó ante el fiscal, según pudo saber este diario.

Ese trato, habría explicado, se producía ante la vista de la comunidad, con charlas en un sector al que dan las aulas, con ventanas vidriadas.

En la misma línea, habría señalado que la escuela empleaba el sacramento de la confesión, pero se desarrollaba según un protocolo que, entre otros aspectos, buscaría impedir que un cura esté a solas con una alumna.

Para pedir la detención del cura, el fiscal consideró como evidencias el testimonio de la presunta víctima, el de su madre y el de la amiga con quien, además, iban juntas al colegio. También tomó nota del informe psiquiátrico que describió como “claro, coherente y lógico” el discurso de la denunciante, al que declaró “veraz” y con un criterio compatible con “trastorno de estrés postraumático” por “agresión sexual”.

La psicóloga tratante de la víctima sumó también su informe al expediente, en el que refiere que “las prácticas que el imputado hacía realizar (a la menor) han resultado de una vejación tremenda”.

Al cura le imputan el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante por su duración en el tiempo y circunstancias de su realización doblemente agravado y corrupción de menores agravada, en concurso real”.

Cuando la investigación avanzaba y se le prohibió salir del país, Sidders recibió una amonestación de parte del arzobispo platense, “Tucho” Fernández, quien recomendó a sus pares en Misiones no ponerlo en contacto con menores.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla