Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Conmoción por el increíble accidente que mató a un médico frente al Gutiérrez

Mario Valencia Salinas era ginecólogo, tenía 63 años y dejó por unos minutos a una paciente para ir a buscarle medicamentos a su auto. En eso pasó un camión de volquetes que enganchó el tendido eléctrico, arrastró el poste y ambos golpearon a la víctima

19 de Febrero de 2020 | 03:49
Edición impresa

“Es Marito”, se oyó entre los gritos que emergían del grupo que rodeaba a un hombre tirado en el cordón de la vereda de diagonal 114 y 40, a metros de una de las puertas de acceso al hospital Gutiérrez. Lo dijo uno de los profesionales de ese centro de salud al reconocer en la víctima a un compañero: Mario Valencia Salinas, un ginecólogo de 63 años que salió de su consultorio para buscar unos remedios en su coche y se le cayó encima el tendido eléctrico que arrancó un camión transportador de volquetes.

En una camilla que llegó tan rápido como los médicos y enfermeros corrieron para asistir a Mario, el profesional fue trasladado a una sala de urgencia en la que se le practicaron maniobras de resucitación para salvarlo. Nada fue suficiente.

“La causa de la muerte del doctor Valencia pudo haber sido cualquiera de las dos cosas”, reflexionó poco después el Director Asociado de ese hospital Miguel Lama, visiblemente afectado por lo que acababa de pasarle a un colega al que dijo conocer “de toda la vida” y describió como “muy querido”.

 

El caso sucedió alrededor de las 10 de la mañana en las afueras de ese centro de salud del barrio Hipódromo, cuando la fatalidad se conjuró en una serie de secuencias: Valencia Salinas pidiéndole a su paciente que lo esperara mientras iba a buscar medicamentos a su vehículo; un mensajero que estacionaba su moto frente al hospital y un camión de la empresa Contenedores La Plata que avanzaba por la calle 39 conducido por Jesús Elías Bernabé (41).

El mensajero entró al Gutiérrez; Valencia Salinas se paró a conversar con un visitador médico y el camión enganchó el cable de la luz que, coincidieron varios testigos, “estaba colgando desde hacía cuatro días” a causa del golpe que le había dado otro camión. El vehículo avanzó unos metros más, arrastrando al poste de cemento hasta tumbarlo sobre la moto del mensajero.

El ginecólogo le gritó al visitador médico que se corriera, pero no pudo evitar que a él lo golpearan el poste y los cables. Es por eso que hasta ahora no se puede confirmar si murió por electrocución o como consecuencia de un traumatismo de cráneo.

La autopsia que ordenó el fiscal de Delitos Culposos Fernando Padován lo determinará en las próximas horas, confirmaron fuentes judiciales.

Quien estaba junto a Valencia Salinas salió ileso.

Bernabé frenó unos metros más adelante, entre estallidos y gritos.

Desde donde estaba, el mensajero llegó a ver claramente cómo la columna aplastaba la moto de la que acababa de bajarse. “Está vivo por segundos”, concluyó un investigador.

HOMICIDIO CULPOSO

El ritmo habitual de la zona se alteró por varias horas, aunque en los primeros minutos que siguieron al accidente todos los esfuerzos se concentraron en intentar reanimar al ginecólogo.

Lo que siguieron fueron los procedimientos habituales en esta clase de sucesos.

Policías del comando de Patrullas y la comisaría Segunda preservaron la escena, a la que se presentó Padovan para ordenar una serie de medidas, como la autopsia, el secuestro del camión y el relevamiento en la zona de “testigos presenciales y cámaras de seguridad”, detallaron voceros a este diario.

Según se supo, declararon tres testigos, una empleada del hospital que recordó haber visto al médico charlando con un conocido cuando se cayó el poste (ella confirmó que la víctima le advirtió del peligro a su interlocutor); y los dos hombres que se salvaron por segundos: este hombre (el visitador médico) y el mensajero.

Todos describieron una secuencia parecida, salvo por los detalles que observó cada uno por su ubicación o percepción personal, y recordaron que “el cable le dio (al médico) electricidad en la zona del pecho”.

“Lo enganchó y lo tiró como a un metro”, recordó otro vecino que estaba a metros de la escena, convencido de que “pudo ser una catástrofe peor”.

Sin dejar de sujetarse la cara con las manos, una mujer que había ido al Gutiérrez porque tenía turno con Valencia Salinas refirió que “hace rato que ese poste está así; yo estaba en la puerta esperando para atenderme con él ; todavía tengo dolor de estómago”, reconoció.

La mujer que estaba con ella en ese momento “terminó en la guardia por la impresión”, apuntó.

Al operativo conjunto se sumaron también el personal de Defensa Civil y de la empresa Edelap.

El fiscal hizo una inspección ocular del lugar para verificar “las circunstancias de tiempo, modo y lugar” e imputó al camionero por “homicidio culposo por imprudencia y por inobservancia de los deberes a su cargo”, mientras se investiga la situación legal de la empresa, si el camión podía circular por ahí y si el acusado tenía habilitación para conducir esa clase de vehículos.

Aparentemente, habría argumentado que no logró maniobrar debidamente porque “mordió un pozo”.

La imputación no se agravó porque permaneció en el lugar y los reconocimientos médicos que se hicieron inmediatamente después del accidente no detectaron que hubiera consumido alcohol o drogas, agregaron fuentes del caso.

Otros aspectos a investigar son el estado de la columna de alumbrado y el tendido eléctrico, así como confirmar desde cuándo estaba caído.

Distintas fuentes cercanas al hospital Gutiérrez hicieron saber que “llevaba así varios días y se hizo la denuncia”, aunque fuentes oficiales aclararon que “no se detectó ninguna presentación hasta el momento”.

“TODO ESTÁ BAJO INVESTIGACIÓN”

Por el momento el chofer es el único imputado, pero “todo está sujeto a investigación, ordené una serie de medidas probatorias”, confirmó a este diario el fiscal de Delitos Culposos.

En el transcurso de la jornada el vehículo involucrado en los hechos se encontraba retenido en las inmediaciones del hospital.

 

¿Evitable?
Distintos profesionales del hospital Gutiérrez, pero también vecinos y comerciantes de la zona aseguraron que los cables “estaban colgando desde hace días”, situación que, según dijeron, “había sido denunciada”. Esta información está siendo investigada.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

el camión que desencadenó la tragedia, el tendido eléctrico caído y peritos realizando las mediciones de rutina en el lugar del hecho, la vereda del gutiérrez/sebastián casali

El poste sobre la moto del mensajero que entró en el hospital / S. Casali

Los cables cayeron sobre varios vehículos de la cuadra / S. Casali

Fernando Padován (Fiscal Delitos Culposos (UFI 12)).- “Declararon tres testigos y se relevaron las cámaras de seguridad”

Miguel Lama (Director Asociado H.Gutiérrez).- “Es un médico de hace más de 30 años. Un hecho totalmente inexplicable”

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla